Inicio / Programas / Información Sexual / Información / Métodos Anticonceptivos

Métodos Anticonceptivos

Es una de las demandas de información más frecuentes por parte de los y las jóvenes. En muchas ocasiones por no saber dónde acudir para conseguirlos, cuál es el mejor, cuáles pueden ser los efectos secundarios posibles etc.?

Aunque es cierto que hoy en día existen muchas opciones en cuanto a anticoncepción, tales como preservativo, píldora, anillo, parche etc. también siguen existiendo bulos y creencias falsas sobre cómo utilizarlos o qué efectos pueden tener para nuestra salud, de ahí la importancia de estar bien informados/as.

Preservativo

No podemos obviar que sólo existe un método anticonceptivo que además de ser muy fiable, protege de las infecciones de transmisión sexual: el preservativo.

No obstante, a pesar de las elevadas ventajas que tiene, existen personas a las que su uso les resulta poco grato:"me corta el rollo", "se pierde naturalidad", "me aprieta", "pierdo sensibilidad", "¿qué pensarán de mí si llevo un preservativo en el bolso?". Son estos aspectos, más bien sociales y psicológicos, los que se usan para criticar este método. Ante el cuestionamiento de que se corta el juego erótico, todo consiste en incluir el preservativo dentro del mismo, la creatividad, la imaginación y el buen humor son en éste, al igual que en otros ámbitos de la sexualidad, la mejor receta.

Algunas recomendaciones para su uso:

1.-Una buena compra y conservación. Al comprar preservativos debes asegurarte de que cada envase individual lleve impreso el nº de lote, la fecha de caducidad y las siglas "C.E.", que certifican que han pasado los controles de calidad de la Unión Europea.

Lo más recomendable es adquirirlos en lugares donde te garanticen que la conservación ha tenido lugar en óptimas condiciones de almacenaje y temperatura, como farmacias y tiendas especializadas en venta de preservativos.

Por supuesto, debes conservarlos en condiciones óptimas, en un lugar fresco y seco. Llevarlos mucho tiempo encima, por ejemplo en el bolsillo o cartera, o guardarlos en la guantera del coche, es poco recomendable.

2.- Colocarlo bien. Al abrir el preservativo, verás que tiene una tetina, que es el depósito para el semen. Es importante que dicho depósito se presione con los dedos índice y pulgar de una mano para que no entre aire y, con la otra, se deslice el preservativo sobre el pene en erección.

3.-Retirarlo bien y comprobar su funcionamiento. Una vez que el chico ha eyaculado, es fundamental sujetar el preservativo junto con el pene antes de hacer la retirada, ya que si no se sujeta se corre el riesgo de deslizamiento del preservativo en el interior de la vagina. Hay que tener en cuenta que tras la eyaculación hay una pérdida de erección y entre ésta y el eyaculado, el preservativo puede moverse o deslizarse. Una vez sujeto y retirado, puedes comprobar si el preservativo ha funcionado correctamente. Para ello, debes desenrollar completamente el preservativo, hacerle un nudo y presionar el contenido por todas las paredes del preservativo, para comprobar que no gotee. No es adecuado, para comprobarlo, llenarlo de agua o aire.