Disfunción erectil

Pregunta:

Hola, os escribo para pediros consejo ante un problema sexual que tengo. Básicamente es una disfunción eréctil, pero "selectiva". Solo me ocurre con chicas a las que he conocido esa misma noche. Con otras compañeras con las que tengo mas confianza, y con las que ya he estado, no tengo problemas, excepto en una ocasión, con una exnovia con la que durante el noviazgo no habí­a problemas, pero que en el reencuentro, supongo que por la tensión emocional, si que lo hubo.

Por desgracia ya me ha pasado varias veces, y ahora cuando conozco y ligo con alguna chica, si vamos a su casa o a la mí­a me suele asaltar la tensión; cada vez, por decirlo así­, va a peor, y tengo menos confianza en conseguir una erección y mas nervios que me lo impiden. Son chicas que me gustan y con las que me suelo excitar fí­sicamente con los besos en el bar, pero no con los prolegómenos del coito, que evidentemente no se llega a producir. A veces las chicas consiguen re-excitarme con caricias, o si yo veo que no se sienten preocupadas por verme "flácido", pero la mayor parte de las veces (o al menos las mas frustrantes) se dan por vencidas, se sienten mal por creer que no me gustan, y me hacen sentir mal, culpable y avergonzado a mi.

Me gustarí­a saber qué puedo hacer, tanto fí­sica como psicológicamente. Reconozco que muchas noches, con el cansancio y el alcohol acumulados en el cuerpo, soy yo mismo el que pone trabas, y que estas compañeras de una noche, con las que hay poca confianza y complicidad no las perfectas para solucionar problemas de esta í­ndole, pero no siempre es así­, y no creo que sea normal que un chico de 26 años, sano, no fumador ni consumidor de drogas aparte del alcohol, que consigue excitarse sin problemas en soledad, y que ha podido tener relaciones normales y satisfactorias con otras chicas, tenga tantas dificultades en estas otras situaciones. Así­, lo que os vengo a pedir son algún tipo de ejercicios, técnicas, dietas, medicamentos, placebos o lo que sea que me permitan conseguir y mantener mas fácilmente la erección, y que redunden en mi autoestima, para dejar de tener el fantasma del gatillazo rondándome en la cabeza cada vez que me voy con alguna chica.

Si creéis no poder aconsejarme ví­a mail, me gustarí­a que me informaseis de que médicos, psicólogos o sexólogos puedo consultar y a ser posible de la Seguridad Social.

Muchas gracias

Respuesta:

Hola. Cuando la erección no se consigue o se tienen dificultades para ello, por lo general existen dos tipos de causas: causas de tipo orgánico y de tipo psicógeno.

En la disfunción orgánica se produce una gradual y progresiva perdida de erección aunque se siga manteniendo el deseo o apetencia sexual y también se da una correcta eyaculación. Además se suelen dar en todas las ocasiones (en todas las relaciones sexuales, en las prácticas de masturbación, etc.). En la psicógena se da un comienzo repentino sin causas aparentes, suelen darse erecciones matutinas espontáneas y tal y como tu refieres se producen "selectivamente" (no en todas las relaciones sexuales ni ante todas las prácticas sexuales, como penetración y o masturbación).

Tal y como cuentas lo que te ocurre está muy claro que el problema es de orden psicológico.

Verás, el cuerpo humano no suele ser una máquina, por lo que no es raro que en alguna ocasión los hombres puedan tener "un gatillazo". El tener dificultades en la erección, puede ser debido a multitud de causas que además son muy frecuentes, como por ejemplo preocupación, cansancio, estrés, fatiga, drogas o alcohol, determinados tipos de medicación, etc. siendo la más frecuente la ansiedad.

Esto podrí­a explicar esa primera vez que te ocurre. Lo que mayor número de veces suele ocurrir, es que si alguna vez observas que tu erección no es "la normal" (debido a cualquier factor de los citados anteriormente y que la disminuyen de forma circunstancial), y empiezas a preocuparte, adquieres el llamado "rol del espectador". Este rol provoca que lejos de estar excitado (condición indispensable para lograr y mantener una adecuada erección), al estar continuamente observándote y evaluando tu erección, te encuentres ansioso o preocupado. El problema viene cuando al intentarlo de nuevo por el fallo de esa primera vez, empiezas a autoobservarte y con esa preocupación por ver que es lo que pasa, te acabas fastidiando tu propia excitación y ya pierdes la erección. Es como si a la relación fueses a examinarte más que a pasártelo bien. Nadie consigue una erección examinándose.

Un problema añadido es el hecho que comentas de las relaciones esporádicas, pues éstas suelen generar más ansiedad de la debida y es la ansiedad la que hace desaparecer la erección de forma automática. Podrí­as hacer lo siguiente: tomarte un comprimido de Valeriana un par de horas antes de la relación y obligar a tu cerebro a estar todo el tiempo fantaseando, las fantasí­as no dejan que aparezca el mecanismo de autoobservación que tienes ahora mismo. Existe un ejercicio de automasturbación que te puede ayudar pues se trata de obligar a tu pene a perder la erección y luego recuperarla como puede hacer de forma semi-consciente casi todo el mundo, si estás interesado en ello puedes volverte a poner en contacto con nosotros sin ningún problema. Un saludo.

Nueva pregunta:

Hola:

Ante todo muchí­simas gracias por lo rápido, extenso y explicativo de la respuesta. Me ha encantado. Lo de quedarte como espectador es completamente cierto, es algo de lo que era consciente, mientras siguiese estando mas atento de mi erección que de la chica, no podrí­a conseguirla...pero no podí­a evitarlo.

Me gustarí­a que me comentases más sobre esa técnica de auto-masturbación que comentas, y a qué te refieres exactamente con lo de fantasear, ¿previsualizar la relación? Y por supuesto cualquier otra ayuda que me pudieses dar: creo que el simple hecho de trabajar en el asunto me harí­a afrontar mas tranquilo las situaciones.

Muchas gracias.

Respuesta:

Hola. Con lo de fantasear nos referimos a tener imágenes mentales con contenido sexual, da igual si lo que imaginas sea una especie de pre-visualizar la relación (por ejemplo mientras que estás besando a la chica imaginas lo que vas a sentir cuando luego la penetres o lo que va a sentir ella cuando le practiques sexo oral) o escenas, fotogramas que asaltan tu mente y que son sólo fantasí­as, no deseas que se hagan realidad o no son posibles en la realidad (por ejemplo una mujer puede fantasear que su chico la penetre vaginalmente al mismo tiempo que le hace sexo oral, lo cual no es fí­sicamente posible).

En cuanto a la técnica de masturbación dirigida o de auto-masturbación, ésta a pesar de que va mayoritariamente enfocada a la eyaculación precoz, resulta muy útil también en la disfunción eréctil, por el hecho de aprender a perder y recuperar la erección a voluntad y entrenar la masturbación en fantasí­as.

En la tarea de masturbación se recomienda que practiques el ejercicio utilizando algo de literatura erótica (libros, no revistas o pelí­culas) con el fin de que tu fantasí­a habitual no ejerza su acción, ya que éstas suelen ir impregnadas del propio problema de eyaculación precoz. Así­ con el libro, es aconsejable que comiences a acariciarte por todo el cuerpo, procurando acercarte al pene con calma y no directamente. Al llegar a éste es recomendable que estés muy atento a qué sientes en todo el cuerpo, que busques qué señal te avisa de que estás próximo a la sensación preeyaculatoria, para, en el momento en que sientas lo más mí­nimo o tan sólo lo sospeches, detener las caricias sobre el pene y relajarte, permitiendo de esta forma que la excitación disminuya lo más rápidamente posible. En condiciones normales deberí­as incluso perder la erección.

Cuando percibas que la excitación ha desaparecido, casi por completo, has de comenzar de nuevo todo el proceso; así­ hasta cuatro veces en cada sesión de masturbación (en la última eyaculas y disfrutas del orgasmo), al menos un par de veces en semana. Tras unas semanas de repetir este ejercicio, se continúa con él pero en vez de pararte al sentir la sensación preeyaculatoria deberás, simplemente, enlentecer el ritmo y la presión sobre el pene, con la intención de disminuir así­ su excitación, después podrás aumentarlo cuando desees aumentar la excitación. Con este ejercicio irás reconociendo a nivel cerebral distintas señalas de tu cuerpo que te indicarán el nivel de excitación que tienes.

Si te surge cualquier otra duda ya sabes donde localizarnos.

  • RT @JuntaGranada: FELICIDADES a galardonados en la entrega de la XIV edición de los #PremiosGranadaJoven @IAJuventud @Desencaja http://t.c…

    28 Nov. 19:16
  • ¿Te sumas? Viste tus redes, comparte los mensajes. Si hay respeto, igualdad y libertad sí es amor #amorenigualdad http://t.co/xWlNzsTMVD

    28 Nov. 13:55
Síguenos en:
 
Directrices de Accesibilidad
Twitter Tuenti Facebook Rss Youtube