Las mujeres andaluzas han logrado alcanzar una representación del 40,2% en el personal que trabaja en I+D, frente al 34% de hace una década. La presencia se eleva al 41,3% en el sector público, dos puntos porcentuales más que hace 10 años, según los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Para la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Silvia Oñate, se trata de “datos que demuestran una evolución positiva, con un creciente protagonismo de las mujeres en un sector que tradicionalmente estaba masculinizado”. Así lo ha explicado durante la inauguración del V Congreso Universitario Internacional Investigación y Género, organizado por la Universidad de Sevilla, en el que ha querido destacar “la apuesta de la Junta por impulsar actuaciones que eleven la presencia de las mujeres en la investigación, el desarrollo y la innovación, especialmente en el sector privado”.

En este sentido, Oñate ha abogado por “extender esa creciente presencia al ámbito privado y a la enseñanza universitaria, donde la representación de mujeres es aún minoritaria”, con un 29% y un 38%, respectivamente, y sin apenas variación en la última década. “Las mujeres científicas aún se encuentran en el mercado laboral con un techo de cristal, pese a tener una mayor cualificación, ya que representan más del 60% del alumnado universitario que se gradúa”, ha señalado.

La directora ha recordado Libro Blanco de la ‘Situación de las mujeres en la ciencia española’ (elaborado en 2011 por el entonces Ministerio de Ciencia e Innovación), según el cual la probabilidad de que un profesor titular sea promocionado a catedrático es 2,5 veces superior a la de una mujer con similares características personales, familiares y profesionales. Según la misma publicación, aquellos proyectos de investigación cuyo investigador es un hombre tiene una probabilidad un 7% mayor de ser aceptado que si la investigadora es una mujer.

Menú

Encuentra las últimas novedades sobre

Agenda

loader

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter