Imprimir esta página

Víctimas de violencia de género con adicción reciben atención integral a través del proyecto Nara

 

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Elena Ruiz, ha visitado hoy en Córdoba el proyecto Nara, un programa único en Andalucía, financiado por el IAM y desarrollado por la Fundación Emet Arco Iris, para la atención integral a mujeres con adicciones víctimas de violencia de género. La iniciativa, que ofrece alojamiento, asistencia médica y psicológica, atención social y formación a estas víctimas (y a menores a su cargo), ha permitido llegar en sus tres años de funcionamiento a 15 mujeres.

 

 

La directora del IAM ha destacado la apuesta de la Junta por este recurso especializado, dado que las mujeres víctimas de violencia de género que sufren algún tipo de adicción “requieren no sólo protección ante el maltrato, sino también una atención específica y multidisciplinar para poder superar esa doble situación de vulnerabilidad”. Así, Elena Ruiz ha recordado que las mujeres con adicciones sufren “tanto el problema de la drogodependencia como el propio juicio social de la cultura patriarcal, mucho más condescendiente con los hombres con adicciones, al verles a ellos enfermos y culpabilizarlas a ellas por descuidar el rol estereotipado de cuidadoras”.

 

“Sufren la doble vulnerabilidad de la adicción y de ser mujer”, ha señalado Ruiz, quien ha explicado que a ello hay que añadir “la complicadísima situación de maltrato que viven”. En este sentido, ha subrayado que “en muchas ocasiones el consumo de sustancias en las víctimas viene derivado de la búsqueda de una forma de sobrellevar el maltrato físico o psicológico al que están sometidas”, por lo que ha destacado la importancia “de contar con personas especializadas que sepan abordar cada una de las problemáticas de una manera específica y coordinada”.