Instituto Andaluz de la Mujer

Instituto Andaluz de la Mujer

 

Enlaces a redes sociales

Canal YoutubeFacebook

AREAS TEMÁTICAS

¿En qué consiste la orden de protección?

 

 

La Orden de protección es una resolución judicial  dictada por el Juzgado  cuando existan indicios fundados de la comisión de un delito o falta contra la vida, integridad física o moral, libertad sexual, libertad o  seguridad, en la que se reconoce la existencia de una situación objetiva de riesgo para la víctima y se ordena su protección durante la tramitación del procedimiento penal  

 

Podrá solicitarse a través de un formulario-tipo,  ante:

 

  • El Juzgado.
  • El Ministerio Fiscal.
  • Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
  • Las Oficinas de Atención a las Víctimas (SAVA).
  • Los Servicios Sociales o Instituciones Asistenciales dependientes de las Administraciones Públicas (Hospitales, Servicios de Orientación Jurídica de los Colegios de Abogadas/os...)

 

Dicha solicitud se remitirá inmediatamente al Juzgado competente.

 

 La  Orden  de Protección  confiere  a  la víctima  un  estatuto integral de protección que podrá comprender:

 

  • Medidas cautelares de orden penal dirigidas al inculpado:

 

  •  
    • Prohibición de residir y/o acudir en un determinado lugar, barrio, municipio, provincia u otra entidad local, o Comunidad Autónoma.
    •  Prohibición de aproximación y/o comunicación a determinadas personas.
    •  Privación del derecho a la tenencia y porte de armas.
    •  Prisión provisional.

 

  • Medidas de naturaleza civil:

 

  •  
    •  Atribución del uso y disfrute de la vivienda familiar.
    •  Determinación de la guarda y custodia de las hijas e hijos menores.
    •  Determinación del régimen de visitas, comunicación y estancia con las hijas e hijos menores.
    •  Determinación del régimen de prestación de alimentos.

 

Cualquier otra disposición que se considere oportuna a fin de evitar la sustracción de las hijas e hijos menores por parte del progenitor, de apartarles de un peligro y de evitarles perjuicios.

 

  • Medidas de asistencia y protección social:

 

  •  
    • Recursos  económicos y servicios sociales de atención a las víctimas de violencia de género.

 

  • Medidas administrativas:

 

  •  
    • Que la mujer extranjera con estancia irregular, víctima de violencia de género, pueda iniciar la regularización de su situación.

 

 Los presupuestos para su adopción por los Juzgados de Violencia sobre la Mujer son los que a continuación se relacionan:

 

1) Que  estemos  ante  un acto de violencia de género.

2)  Que  la  mujer,  sea   o   haya   sido   esposa   o    haya estado ligada al autor por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia (articulo 1  de la LO 1/2004);

3) Que   exista   una  situación  objetiva  de riesgo  para  la víctima.  El  riesgo es la posibilidad  fundada  de  que la víctima  sufra un daño o mal futuro por una conducta violenta, en cualquiera de sus manifestaciones.

 

La Orden de protección implicará el deber de informar permanentemente a la víctima sobre la situación procesal y penitenciaria del agresor, así como del alcance y vigencia de las medidas cautelares adoptadas. No cabe la concurrencia de varias órdenes de protección sobre una misma víctima, pero sí es posible la modificación del contenido de aquella siempre que se alteren las circunstancias que se tuvieron en cuenta para dictarla. La Orden de protección será inscrita en el Registro Central para la Protección de las Víctimas de Violencia de Género.