Instituto Andaluz de la Mujer

Instituto Andaluz de la Mujer

 

Enlaces a redes sociales

Canal YoutubeFacebook

AREAS TEMÁTICAS

¿Qué ayudas económicas existen para mujeres víctimas de malos tratos?

 

 

1.     Ayudas del artículo  27 de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género  mujeres víctimas de violencia de  género con especial dificultad para obtener un empleo.

 

En la Comunidad Autónoma de Andalucía la regulación de estas ayudas se ha llevado a cabo por Orden de 25 de mayo de 2011, de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión subvenciones por el Instituto Andaluz de la Mujer en régimen de concurrencia no competitiva.

 

Requisitos, para obtener la condición de beneficiaria:

 

a) Encontrarse domiciliada en un municipio de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

 

b) Acreditar la situación de violencia de género de la forma legalmente establecida.

 

c) Carecer  de  rentas  que, en  cómputo  mensual,  superen  el 75% del salario mínimo interprofesional vigente, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

 

d) Tener  especiales  dificultades   para   obtener   un  empleo,  que  se acreditar a través de un informe del Servicio Andaluz de Empleo.

 

Las situaciones de violencia de género se acreditaran con la Orden de protección a favor de la mujer. Excepcionalmente, será título de acreditación de la situación de violencia   de género el informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de que la   denunciante es víctima de este tipo de violencia en tanto se dicta la orden de protección.

 

Sólo podrá ser concedida una ayuda por beneficiaria, con independencia de la obtención por parte de ésta de una nueva Orden de protección o sentencia condenatoria.

 

Estas ayudas serán compatibles con cualquiera de las previstas en la Ley 35/1995, de 11 de diciembre, de Ayudas y Asistencia a las Víctimas de Delitos Violentos y contra la Libertad sexual. Además, y al amparo de lo dispuesto en el artículo 17 de la referida Ley, podrán acceder a éstas ayudas sociales todas las mujeres afectadas por la violencia de género, con independencia de su origen, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

 

 2.     La Renta Activa de Inserción

 

Podrán ser beneficiarias del programa de Renta Activa de Inserción aquellas  mujeres que acrediten, mediante certificación de la Administración competente, su situación de violencia de género. Para ello, deberán no tener derecho a prestaciones o subsidios por desempleo, o a la renta agraria; carecer de rentas, de cualquier naturaleza, superiores en computo mensual al 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias; y asumir un compromiso de actividad con el fin de favorecer su inserción laboral.

 

Dicho programa ofrece:

 

· Asesoramiento personalizado de los Servicios Públicos de Empleo para la búsqueda de trabajo. · Incorporación preferente a cursos de formación profesional, talleres de empleo, empleo de interés general, etc. · Percepción durante un máximo de 11 meses, de una renta mensual igual al 80% del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) vigente en cada momento.

 

· Percepción en un pago único de una ayuda suplementaria consistente en la suma de 3 meses de la cuantía de la renta activa de inserción, para aquellas mujeres en situación de malos tratos que se hayan visto obligadas a cambiar su residencia por esta causa.

 

    3. Ayudas y asistencia a las víctimas de delitos violentos y contra la libertad  sexual, Ley 35/1995, de 11 de diciembre:

 

Se  establece  un  sistema  de  ayudas  públicas  en beneficio de las  víctimas directas e indirectas de los delitos dolosos y violentos, cometidos en España, con el resultado de muerte, o de lesiones corporales graves, o de daños graves en la salud física o mental. Se beneficiarán asimismo de las ayudas contempladas por esta Ley las víctimas de los delitos contra la libertad sexual aun cuando éstos se perpetraran sin violencia.

 

Podrán acceder a estas ayudas quienes, en el momento de perpetrarse el delito, sean españoles o nacionales de algún otro Estado miembro de la Unión Europea o quienes, no siéndolo, residan habitualmente en España o sean nacionales de otro Estado que reconozca ayudas análogas a los españoles en su territorio.

 

De acuerdo con lo establecido en el apartado 3 de la disposición adicional primera de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, no tendrá la consideración de beneficiario, a título de víctima indirecta, quien fuera condenado por delito doloso de homicidio en cualquiera de sus formas, cuando la fallecida fuera su cónyuge o persona con la que estuviera o hubiera estado ligado de forma estable por análoga relación de afectividad, con independencia de su orientación sexual.

 

En el caso de fallecimiento, lo previsto en el párrafo anterior será exigible respecto de los beneficiarios a título de víctimas indirectas (las hijas/os de la persona  fallecida, siempre que dependieran económicamente de ella, con independencia de su filiación y edad, en defecto de las citadas personas serán beneficiarios los padres de la víctima) con independencia de la nacionalidad o residencia habitual de la fallecida.

 

A los efectos de la presente Ley, son lesiones graves aquellas que menoscaben la integridad corporal o la salud física o mental y que incapaciten con carácter temporal o permanente a la persona que las hubiera sufrido. No se considerará incapacidad permanente aquella que no suponga un grado de minusvalía de, al menos, el 33 %.

 

     4. Derecho de acceso a la vivienda y residencias públicas para mayores

 

Las mujeres víctimas de violencia de género serán consideradas colectivos prioritarios en el acceso a viviendas protegidas y residencias públicas para mayores, en los términos que determine la legislación aplicable.