Instituto Andaluz de la Mujer

Instituto Andaluz de la Mujer

 

Enlaces a redes sociales

Canal YoutubeFacebook

AREAS TEMÁTICAS

¿Qué es la sociedad de gananciales?

 

Es el régimen económico matrimonial por el que se hacen comunes para la   mujer y el marido las ganancias o beneficios obtenidos indistintamente por cualquiera de ellos y que se atribuyen  por mitad al disolverse.

  

 Puede constituirse:

 

  •  Por pacto en capitulaciones, antes de celebrarse el matrimonio o una vez celebrado.

 

  • Cuando rige como régimen general, al no haberse hecho capitulaciones, como sucede en la Comunidad Autónoma Andaluza.

 

El régimen de gananciales da lugar a tres patrimonios diferenciados:

 

  •  El patrimonio privativo de la mujer.

 

  •  El patrimonio privativo del marido.

 

  •  El patrimonio ganancial o común que se divide por igual cuando se disuelve el régimen.

 

Disuelta la sociedad de gananciales, para poder liquidar los bienes que la componen, deberá valorarse la totalidad de éstos. A cada cónyuge le corresponderá la mitad de las ganancias o beneficios obtenidos durante el matrimonio, pero también las deudas contraídas por la sociedad de gananciales se valorarán y se imputarán por mitad.

 

Son bienes privativos (que pertenecen exclusivamente a uno de los cónyuges):

  • Los que le pertenecieran a cada uno de los cónyuges antes de constituirse el régimen de gananciales, con las excepciones previstas para la vivienda familiar. Como excepción a la regla general, la ley establece que para disponer de los derechos sobre la vivienda habitual y los muebles de uso ordinario de la familia, aunque tales bienes pertenezcan a uno sólo de los cónyuges, se requiere el consentimiento de ambos o, en su caso, autorización judicial (artículo 1320 Código civil).

 

  • Bienes adquiridos a título gratuito, es decir, por donación o herencia (con la excepción del articulo 1353 del Código Civil lo previsto para el caso de que el bien heredado sea el domicilio conyugal).

 

  • Bienes adquiridos a costa o en sustitución de otros bienes privativos.

 

  • Bienes adquiridos por derecho de retracto perteneciente a uno sólo de los cónyuges.

 

  • Bienes que se unen o se incorporan a un bien privativo.

 

  •    Incrementos patrimoniales de una empresa privativa.

 

  • Nuevas acciones sociales adquiridas como consecuencia del derecho de suscripción preferente, del que goza la persona accionista de una sociedad, en base a acciones privativas.

 

  •   Las ropas y objetos personales que no sean de extraordinario valor.

 

  • Los instrumentos necesarios para el ejercicio de la profesión, arte u oficio, salvo que sean parte integrante de una explotación  comercial común de los cónyuges.

 

  • Los bienes y derechos patrimoniales inherentes a una persona y no transmisibles “inter vivos” (Ej: la atribución del derecho de uso de una cosa ajena y de percibir la porción de frutos necesarios para las necesidades de la persona usuaria y de su familia; el derecho de habitación u ocupación de las habitaciones necesarias para sí y las personas de su familia en un inmueble que pertenece a otra persona, sin necesidad de pagar renta alguna).

 

  • El resarcimiento por daños inferidos a su persona o a sus bienes privativos. En el supuesto de las indemnizaciones por accidentes laborales, serán privativas aquellas que resarcen el daño físico ocasionado.