Instituto Andaluz de la Mujer

Instituto Andaluz de la Mujer

 

Enlaces a redes sociales

Canal YoutubeFacebook

AREAS TEMÁTICAS

Liquidación de bienes matrimoniales

 

La liquidación del patrimonio común deberá realizarse previo inventario de bienes y deudas debidamente valorados.

  

El régimen económico matrimonial puede liquidarse mediante:

 

a)    Escritura  pública ante Notario.

 

b)    Convenio regulador en procedimiento de separación o divorcio.

 

c)     Procedimiento judicial específico.

 

Las partidas que habrán de componer el activo de la sociedad de gananciales son las siguientes:

 

a)    Bienes gananciales existentes en el momento de la disolución.

 

b)    Importe actualizado de los bienes enajenados por negocio ilegal o fraudulento que no hayan sido recuperados.

 

c)     Importe actualizado de las cantidades pagadas por la sociedad a cargo de un único cónyuge y otros créditos de los cónyuges contra la sociedad.

 

Las partidas del pasivo podrán ser:

 

a)    Deudas pendientes a cargo de la sociedad.

 

b)    Importe actualizado del valor de los bienes privativos cuando su restitución deba hacerse en metálico por haber sido gastados en interés de la sociedad de gananciales.

 

c)     Importe actualizado de las cantidades que pagados por uno sólo de los cónyuges, fueran de cargo de la sociedad.

 

d)    Créditos de los cónyuges contra la sociedad.

 

Para el caso de que no se llegue a un acuerdo en el reparto de los bienes y las deudas (activo y pasivo de la sociedad de gananciales, respectivamente),  podrá solicitarse de forma contenciosa mediante un procedimiento de liquidación  del régimen económico matrimonial (articulo 806 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

 

Admitida la demanda de separación, divorcio o nulidad, cualquiera de los cónyuges puede solicitar la formación de inventario para que, una vez recaída sentencia judicial firme que resuelva el procedimiento contencioso, pueda procederse a su liquidación.

 

Una vez presentada la solicitud, el/la Secretario/a judicial señalará día y hora para que, en el plazo máximo de diez días, se proceda a la formación de inventario, mandando citar a los cónyuges.

 

En el día y hora señalados, procederá el/la Secretario/a Judicial, con los cónyuges, a formar el inventario de la comunidad matrimonial, sujetándose a lo dispuesto en la legislación civil para el régimen económico matrimonial de que se trate.

 

Cuando, sin mediar causa justificada, alguno de los cónyuges no comparezca  el día señalado, se le tendrá por conforme con la propuesta de inventario que efectúe el cónyuge que haya comparecido. En este caso, así como cuando habiendo comparecido ambos cónyuges lleguen a un acuerdo, se consignará el inventario en el acta y se dará por concluido el acto. En el mismo día o en el siguiente se resolverá por el Tribunal lo que proceda sobre la administración y disposición de los bienes incluidos en el inventario.

 

De discutirse sobre la inclusión o exclusión de algún concepto, en el inventario o sobre el importe de cualquiera de las partidas, el Secretario judicial citará a los interesados a una vista, continuando la tramitación con arreglo a lo previsto para el juicio verbal.

 

La sentencia resolverá sobre todas las cuestiones planteadas, aprobando el inventario de la comunidad matrimonial y acordando lo que sea procedente sobre la administración y disposición de los bienes comunes.

 

Concluido el inventario, una vez firme la resolución que declare disuelto el régimen económico matrimonial, cualquiera de los cónyuges podrá solicitar su liquidación.

 

La solicitud deberá acompañarse de una propuesta de formación de lotes, de liquidación, de pago de las indemnizaciones y reintegros debidos a cada cónyuge y de división del remanente en la proporción que corresponda.

 

Admitida a trámite la solicitud de liquidación, el/la Secretario/a judicial señalará (dentro del plazo máximo de diez días) día y hora en el  que los cónyuges deberán comparecer al objeto de alcanzar un acuerdo o, en su defecto, designar contador y, en su caso, peritos, para la práctica de las operaciones divisorias.

 

Cuando sin mediar causa justificada alguno de los cónyuges no comparezca  el día señalado, se le tendrá por conforme con la propuesta de liquidación efectuada por  el cónyuge comparecido. En este caso, como cuando habiendo comparecido ambos cónyuges lleguen a un acuerdo, se consignará el acuerdo en el acta y se dará por concluido el acto.

 

De no lograrse acuerdo entre los cónyuges sobre la liquidación del régimen económico-matrimonial, se procederá, mediante diligencia, al nombramiento de contador y, en su caso,  de  peritos, conforme a lo establecido en el articulo 784 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, continuando la tramitación con arreglo a lo dispuesto en los artículos 785 y siguientes del citado cuerpo legal.

 

Liquidada la sociedad de gananciales, se podrá realizar la compensación entre cónyuges (articulo 1405 del Código Civil), para lo que se podrán abonar, por ejemplo, las cantidades impagadas de alimentos establecidas en sentencias de nulidad, separación o divorcio.