Instituto Andaluz de la Mujer

Instituto Andaluz de la Mujer

 

Enlaces a redes sociales

Canal YoutubeFacebook

AREAS TEMÁTICAS

Medidas a adoptar por el órgano jurisdiccional

 

En los supuestos de crisis matrimonial la legislación prevé la posibilidad de solicitar y adoptar una serie de medidas provisionales para regular la situación de los cónyuges,  mientras se tramite su procedimiento de separación, divorcio o nulidad matrimonial y hasta la conclusión del mismo.

 

Estas medidas, ante la posible dilación en el tiempo de los procedimientos matrimoniales, vienen a regular de modo transitorio la situación familiar prestando una especial atención a los intereses de las hijas e  hijos del matrimonio.

 

A estos efectos se distinguen  dos tipos de medidas provisionales:

 

a) Medidas provisionales previas o provisionalísimas a la demanda de separación, divorcio o nulidad matrimonial (artículo 771 Ley de Enjuiciamiento Civil).

 

Se solicitan con anterioridad a la interposición de la demanda de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

 

Para su tramitación  ha de acreditarse  una situación de urgencia o necesidad: malos tratos físicos o psicológicos, entre otras circunstancias.

 

La mujer podrá solicitarlas bastando un mero escrito ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, de  producirse una situación de violencia de género, o ante el Juzgado de Primera Instancia-Familia en cualquier otra circunstancia de necesidad. Lo anterior no impide que en el inicio del procedimiento se presente la correspondiente demanda, personándose con abogado/a y procurador/a.

 

En las sedes de determinadas ciudades y decanatos de los juzgados pueden  existir impresos normalizados al efecto. De lo expuesto se desprende que no es necesaria la inicial intervención de abogada/o y procurador/a, aunque si lo sea  para cualquier otra actuación posterior: presentación de nuevo escrito o actuación forense, comparecencias, visitas, etc.

 

Estas medidas pueden consistir en las siguientes disposiciones:

 

  • Atribución de la patria potestad y de la guarda y custodia sobre las hijas e hijos menores. 

 

  •  Determinación del régimen de comunicación y visitas del progenitor al que no se le haya concedido la guarda y custodia de las y los menores.

 

  •  Atribución del uso de la vivienda familiar, junto con la medida de expulsión del marido agresor de la citada vivienda.

 

  • Cuantía que la parte demandada deberá aportar, en concepto de cargas familiares, y que en sentido amplio comprenden normalmente el cálculo provisional de la suma correspondiente a pensiones alimenticias, más las cargas familiares (posibles deudas y obligaciones pendientes) fijadas en función de las posibilidades económicas de cada uno de los cónyuges, entre otras prevenciones.

 

En este tipo de medidas no procederá la expresa petición de una pensión compensatoria u otras de carácter dispositivo de las partes.  

 

A la vista de la solicitud el/la Secretario/a judicial citará a una comparecencia a los cónyuges y al Ministerio Fiscal de existir menores o incapacitados,  en la que se procurará el acuerdo entre las partes y que se celebrará en los diez días siguientes contados desde la recepción de la solicitud o demanda en el juzgado.

 

Durante la comparecencia,  será obligatorio que los cónyuges acudan asistidos por abogado/a y procurador/a.

 

 La incomparecencia injustificada de alguno de los cónyuges  no  suspenderá el proceso, pudiendo  el Tribunal  determinar como hechos ciertos los alegados por el cónyuge presente, en todo lo concerniente a sus peticiones sobre medidas de carácter patrimonial. De adoptar la autoridad judicial las medidas solicitadas, tendrán una validez de 30 días hábiles desde su adopción. Transcurrido este tiempo:

 

  • Las medidas adoptadas quedarán sin efecto de no presentar la mujer la demanda de separación, divorcio o nulidad, siendo imprescindible que la demanda sea interpuesta por  abogada o abogado y procuradora o procurador.

 

  • Las medidas adoptadas se prorrogarán presentada la demanda de separación, divorcio o nulidad matrimonial (dentro del referido plazo de los 30 días) y permanecerán durante el procedimiento principal hasta que sean sustituidas por las medidas que definitivamente establezca la Sentencia.

 

b) Medidas provisionales o simultáneas derivadas de la admisión de la demanda de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

 

Junto con la presentación de la demanda de separación, divorcio o nulidad, podrá solicitarse a la autoridad judicial la adopción de medidas provisionales, hasta que dicte Sentencia definitiva con  relación a :  la guarda y custodia de las hijas e hijos menores; el régimen de visitas y estancia con el progenitor no custodio; el uso de la vivienda y ajuar familiares; los objetos que pueda llevarse el cónyuge que salga del domicilio; la contribución de cada cónyuge a las necesidades familiares; las bases de actualización de la cantidad fijada; así como en lo tocante a los bienes y la administración de los mismos. Sin embargo,  no podrá solicitarse  la adopción de medidas provisionales que afecten al régimen económico conyugal ni a su disolución, ni tampoco las que establezcan  como medida provisional una pensión compensatoria.

 

Consecuentemente, será un procedimiento paralelo al principal de separación, divorcio o nulidad matrimonial. La duración de las medidas provisionales se extiende desde que la autoridad judicial resuelva motivadamente (en un Auto) sobre las mismas y hasta que recaiga Sentencia definitiva de separación, divorcio o nulidad.

 

c) Medidas definitivas.

 

Dictada la Sentencia estimatoria por la que se declara la nulidad del matrimonio, la separación o el divorcio, las medidas se transforman en  definitivas. Podrán ser las mismas, adoptadas como previas o como provisionales, o podrán estar  modificadas atendiendo a las circunstancias probadas a lo largo del procedimiento.

 

Será en el escrito de solicitud de medidas definitivas donde  proceda la petición de una pensión compensatoria para el cónyuge a quien la ruptura conyugal le produzca desequilibrio económico. Esta medida puede solicitarse durante el procedimiento de separación, divorcio o nulidad matrimonial en los siguientes momentos procesales:

 

  • La parte demandante: en el escrito de demanda.

 

  • La parte demandada: en el escrito de reconvención, si no las hubiere solicitado la parte demandante, y sobre las que el tribunal no deba pronunciarse de oficio.

 

De carecer la mujer de recursos económicos suficientes, tendrá derecho a solicitar asistencia jurídica gratuita y a que le designen profesionales del Turno de Oficio.