POLÍTICAS EUROPEAS Y COOPERACIÓN INTERNACIONAL :
la RENPA en el mundo
imprimir | enviar
Andalucía y Portugal establecen medidas conjuntas para determinar las futuras áreas de suelta del lince
Sevilla (febrero de 2011). Técnicos del proyecto LIFE ‘Conservación y reintroducción del lince ibérico en Andalucía’, gestionado por la Consejería de Medio Ambiente, se han reunido con el Instituto de Conservação da Natureza e da Biodiversidade, del Departamento de Biologia de la Facultad de Ciências de la Universidad de Oporto, para establecer de manera conjunta los criterios para la selección de las futuras áreas de suelta de esta especie. Durante el encuentro, celebrado en la oficina del Parque Natural del Valle del Guadiana (Mértola, Portugal), se han tratado aspectos relacionados con la evaluación de las poblaciones de conejo, el apoyo social a la reintroducción y el nivel de protección del territorio.

La reunión ha permitido determinar, en relación a los criterios fundamentales para evaluar la potencialidad de un territorio lincero, que la densidad de su principal especie presa debe establecerse a partir de cuatro conejos por hectárea, en una zona de, al menos, 20.000 hectáreas. Respecto a la participación social, se considera que el apoyo de los habitantes de la zona es crucial, en especial por parte de propietarios y gestores de fincas cinegéticas. Finalmente, la protección del territorio garantiza una gestión enfocada en la conservación del hábitat y sus especies, por lo que la zona debe estar incluida en un espacio protegido.

Con el objetivo de que la evaluación de las potencialidades de cada zona para la reintroducción de linces sea objetiva y comparable, Andalucía y Portugal se han comprometido a establecer un protocolo común en el censado del conejo, estableciendo el empleo de una única técnica que permita además su desarrollo conjunto. Además, los técnicos andaluces expusieron los resultados de la liberación de linces en Guadalmellato en 2009, una exitosa experiencia que ha puesto de manifiesto la importancia de disponer de un amplio apoyo social antes de acometer la reintroducción, así como de amplias áreas de hábitat idóneo con abundancia de conejo.

Estrategia de conservación

En este contexto , el grupo de trabajo para la reintroducción del lince ibérico mantuvo una reunión el 4 de febrero a la que asistieron la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino; el Instituto de Conservação da Natureza e da Biodiversidade de Portugal; y las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid. Durante la reunión, celebrada en el marco de la Estrategia de Conservación del Lince ibérico en España, se estudió el contenido del 'Programa de reintroducción del lince ibérico en España y Portugal'. Este será elaborado a lo largo de 2011 y consiste en un documento marco general de trabajo para las distintas administraciones, en el que se establecen criterios, parámetros y condiciones, para la realización de proyectos de reintroducción de esta especie.

En la reunión, la Junta de Andalucía expuso los resultados preliminares de sus sueltas experimentales, cuyos resultados servirán para conocer cuáles son las metodologías de introducción más adecuadas y contribuir a la elaboración del programa de reintroducción del lince ibérico.

Águila imperial ibérica

Por otra parte, el grupo de trabajo del águila imperial ibérica -con representantes del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el Instituto de Conservação da Natureza e da Biodiversidade y de las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla y León, Extremadura y Madrid- ha analizado la evolución positiva del número de parejas de águila imperial ibérica en las regiones españolas y Portugal.

En concreto, en 2010 se censaron 282 parejas en toda la península: 279 en España y tres en Portugal (dieciséis más que en 2009). Andalucía es la segunda comunidad que alberga mayor cantidad de parejas (61), precedida por Castilla-La Mancha (93). En total, han volado 341 pollos en 2010, lo que supone el mayor número jamás registrado. Además, la especie está aumentando su área de distribución de forma natural al haberse registrado parejas reproductoras en Valladolid, Albacete y el Alentejo, y de forma inducida por el hombre en Cádiz.