Informe Anual, Medio Ambiente en Andalucía

 Inicio  |   Mapa del Sitio 
Estás en: Inicio > Medio Ambiente en Andalucía. Informe 1988 > Monografías > El Plan Director Territorial de Coordinación de Doñana y su Entorno

Menú de navegación:Medio Ambiente en Andalucía. Informe 1988

El Plan Director Territorial de Coordinación de Doñana y su Entorno

La aprobación, en 1988, de PDTC de Doñana y su entorno ha venido a cumplir un mandato expreso de la propia Ley de creación del Parque Nacional. Pero no sólo era justificable su redacción por un mandato legal. Aspectos objetivos, relacionados con problemas reales de ordenación territorial que afectaban y afectan al Parque Nacional, hacían imprescindible contar con un instrumento de coordinación de las diversas actuaciones sectoriales que pesaban sobre el espacio natural y su entorno (proyectos turísticos y recreativos, transformaciones en el uso del suelo, nuevos sistemas de producción agrarias, proyectos de infraestructura viaria, etc.).

Todo ello hacia imprescindible dotar al espacio natural y su entorno de un marco de coherencia para la actuación pública y privada que permitiera cumplir dos objetivos expresos:

  • Asegurar la conservación del Parque Nacional entendiendo las múltiples relaciones externas que afectan a dicha conservación.
  • Lograr un desarrollo equilibrado en los espacios de su entorno mediante una ordenación adecuada de los usos y aprovechamientos sociales.

Esta concepción dual está nítidamente expresada en el PDTC de Doñana. Pero a la vez también está expresada la necesidad de evitar rupturas nítidas entre interior y exterior del Parque Nacional. Como textualmente se afirma, "la conservación del Parque Nacional ... ha de plantearse y realizarse a través de su más plena interrelación con los complejos socioterritoriales de su entorno. Las barreras aislantes deben ser una excepción".
Con esta finalidad el PDTC plantea los siguientes bloques de objetivos y directrices generales:

  • En relación con el propio Parque Nacional, además de asegurar su plena conservación, se plantea favorecer el uso público dentro de un marco didáctico recreativo compatible, además de impulsar el desarrollo de actividades científicas vinculadas a los objetivos de conservación (Directrices Generales nº 4, 5, 6 y 7).
  • En el campo de los recursos hídricos el objetivo es lograr el equilibrio hídrico a medio y largo plazo, asegurando el sostenimiento, en calidad y cantidad, de los aportes hídricos exteriores al Parque Nacional. Para el logro de este objetivo es necesario una plena transparencia informativa en la gestión del recurso (Directrices Generales nº 8 y 9).
  • Respecto a las actividades agrícolas externas al Parque, se constata el interés preferente del sector, no descartándose transformaciones incluso dentro de espacios forestales que no comporten valores productivos o ambientales. Pero en cualquier caso limita su expansión cuando pueda suponer riesgos de desequilibrios hídricos, amenazas a las zonas húmedas o cualquier otro impacto crítico.   
    Cualquier actividad de transformación agrícola (incluyendo el Plan Almonte-Marismas) deberán realizarse por fases, de manera que se puedan realizar "actuaciones coordinadas de experimentación, asesoría, seguimiento y control de las transformaciones realizadas y a realizar". (Directrices Generales números 10, 11, 12, 13, 14 y 15)
  • La política forestal en el entorno de Doñana buscará la mejor conservación de estos espacios, la regeneración ecológica del medio y la diversificación productiva de los aprovechamientos. La regresión del monocultivo del eucalipto se hará en beneficio de los grandes espacios forestales del área y, excepcionalmente, por nuevos cultivos agrícolas de alto rendimiento (Directrices Generales nº 16).
  • Las actividades turísticas y recreativas deberán integrarse y valorar los recursos territoriales, naturales y culturales de la zona, considerando que estos recursos forman parte indisoluble de cualquier oferta turística que se quiera desarrollar. La programación y promoción turística de Doñana y su entorno se considera un sector de oportunidad, cuyo desaprovechamiento comportaría altos riesgos de regresión socioeconómica del territorio. La implantación turística deberá ser en todo caso respetuosa con los valores del medio, sin modificar estructuralmente morfotopográficas y paisajísticas ni, en el caso del litoral, alterar la dinámica marítimo-terrestre. La promoción del turismo de la naturaleza es otro aspecto sectorial a promover, especialmente en este caso desde la iniciativa pública (Directrices Generales números 17, 18, 19 y 20).
  • Los aspectos infraestructurales forman un último bloque de directrices, que tienen como objeto lograr una mejor integración interior y exterior de la zona. La mejora de la accesibilidad, revalorizando la posición del área en el contexto regional, y de la interconectividad interior, son los dos campos de actuaciones para posibilitar una correcta articulación territorial del entorno de Doñana.
    En el aspecto concreto de la comunicación Huelva-Cádiz, desechada plenamente la carretera costera, se apuesta por un eje sobre la margen derecha del Guadalquivir, apoyado en la red de carreteras ya existente con motivo de las obras de colonización y transformación agraria, aunque, obviamente, tendrán que replantarse algunos trazados en aras de la nueva funcionalidad que se les da a estas vías.

Logo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinaciado por la Unión Europea