Informe Anual, Medio Ambiente en Andalucía

 Inicio  |   Mapa del Sitio 
Estás en: Inicio > Medio Ambiente en Andalucía. Informe 2006 > Monografías > El Parque minero de Riotinto. Una apuesta por los recursos endógenos de las zonas mineras

El Parque minero de Riotinto. Una apuesta por los recursos endógenos de las zonas mineras

 

Parque minero de Riotinto

Parque minero de Riotinto

Además de su innegable valor científico e histórico, los georrecursos relacionados con actividades extractivas y mineras pueden contribuir de manera decisiva a la revitalización y dinamización económica de comarcas deprimidas económicamente. Y es que cuando una mina se cierra, además del entorno natural, el patrimonio geológico y minero también se deteriora.

 

Una alternativa a esta situación es la creación de parques temáticos mineros. Éstos tienen la virtualidad de convertirse en atractivos turísticos capaces de generar empleo e ingresos en la comarca donde se hallan. En Europa ejemplos no faltan. La antigua mina polaca de sal de Wieliczka, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con casi un millón de visitantes anuales se ha convertido en un importante foco de atracción de riqueza.

 

En España, el Parque Minero de Riotinto es la demostración más palpable del uso de un georrecurso cultural en estrategias de desarrollo socioeconómico. La clausura en 1987 de la línea del cobre dio carpetazo a un intenso aprovechamiento de los recursos mineros en la comarca que se remonta a la Prehistoria.

 

La Fundación Río Tinto para el Estudio de la Minería y la Metalurgia surgió para mantener el inmenso patrimonio heredado de la actividad minera, la principal seña de identidad de los habitantes de la Faja Pirítica ibérica.

 

Fue el fruto de la movilización y participación de todos los sectores sociales, con el objetivo de recuperar gestionar y utilizar todo el patrimonio arqueoindustrial minero al servicio del desarrollo social y económico de la cuenca minera onubense.

 

Entre los atractivos geoturísticos que componen la oferta de este espacio único en su género encontramos el Museo Minero y Ferroviario, donde disfrutar del sabor victoriano del vagón del Maharahá, el vagón de vía estrecha más lujoso del mundo; visitar el interior de la mina de Pozo Alfredo o Peña de Hierro; contemplar el barrio británico de Bellavista; o realizar un viaje de 35 kilómetros a lomos del ferrocarril minero de la Riotinto Company Limited, la locomotora en activo más antigua de España, un tren que, en vez de mineral, ahora transporta turistas.

 

Esta singular iniciativa de puesta en valor de los georrecursos asociados a la minería ha obtenido los premios Andalucía-Europa (2001) y Europa Nostra de Patrimonio Cultural de la Unión Europea (2003).

Logo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinaciado por la Unión Europea