Inicio > Noticias destacadas

04/08/2020 | Una guía de la Junta ayudará a los municipios a elaborar planes locales de cambio climático


La normativa andaluza y el Plan Andaluz de Acción por el Clima otorgan a los ayuntamientos un papel clave en estas estrategias 


La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado al Consejo de Gobierno andaluz de la realización de una guía que va a facilitar a las entidades locales la elaboración y aprobación de sus respectivos planes municipales contra el cambio climático. Esta guía se ha hecho como aportación de la Junta de Andalucía para facilitar que los municipios cumplan las exigencias que les marca la ley.

Estos planes han de ser acordes con las determinaciones del Plan Andaluz de Acción por el Clima (PAAC) y se basan, principalmente, en el análisis y evaluación de las emisiones de gases de efecto invernadero del municipio y en la identificación y caracterización de los elementos vulnerables y los impactos del cambio climático en él.

La Junta de Andalucía crea de esta forma una herramienta de apoyo a los ayuntamientos para contribuir en el desempeño del papel que éstos tienen asignado en la lucha contra el cambio climático. La Consejería ha adoptado la decisión de hacer esta guía para que esté disponible cuando la redacción de los planes municipales sea obligatoria. La Junta se adelanta en la tramitación para que los municipios puedan contar con esta herramienta en el momento que tengan que empezar a redactarlos.

El planteamiento de este documento pasa por ser una referencia abierta y viva que se someterá a procedimientos de participación con las entidades locales para recoger sus aportaciones y consideraciones. Al tiempo, la Junta concibe esta guía como una herramienta técnica más de las puestas a disposición de las entidades locales para la redacción de los planes, como son los escenarios climáticos, el visor de escenarios y la herramienta huella de carbono municipal, para calcular los inventarios de emisiones, todos ellos disponibles en la web de la Consejería y en el Portal Andaluz de cambio climático.

Los planes municipales se conciben como documentos de planificación clave y estratégico en la lucha contra el cambio climático a nivel local. La ley define el contenido de estos planes que deben hacer los ayuntamientos, por lo que esta guía elaborada por el Gobierno de Andalucía desgrana y concreta, en el ámbito territorial municipal, las líneas de actuación para la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero, la transición hacia un nuevo modelo energético y la adaptación al cambio climático. Todo ello se realiza mediante ejemplos concretos de fichas técnicas y proponiendo una batería de indicadores de seguimiento.

Esta guía proporciona orientaciones, principios y recomendaciones generales y flexibles para todo el proceso de elaboración, implementación y seguimiento de la estrategia local, todo ello en un marco de flexibilidad para que las autoridades municipales puedan desarrollar su Plan contra el Cambio Climático de manera adecuada a sus circunstancias específicas.

De esta forma, se definen las actuaciones concretas para la mitigación de emisiones, la transición energética y la adaptación climática con plazos, presupuestos y responsabilidades asignadas. Dichas actuaciones podrán ser muy variadas, desde medidas para mejorar la eficiencia energética, impulsar el empleo de las energías renovables, mejorar el alumbrado público, implantar una movilidad sostenible o rehabilitar energéticamente los edificios; hasta medidas para reducir el riesgo de los impactos del cambio climático y sus efectos, sobre cómo mejorar la resiliencia a los mismos, reducir la vulnerabilidad al cambio climático o para el fomento de I+D+i y la sensibilización en materia climática.

Mediante la evaluación de las emisiones de los gases de efecto invernadero, las entidades locales disponen de una visión general acerca de sus principales fuentes de emisión, de manera que puedan establecer estrategias apropiadas para alcanzar su meta de reducción de emisiones y los objetivos para la transición hacia un modelo energético en el que se tienda al consumo nulo de combustibles fósiles. De manera similar, la identificación de los elementos vulnerables y de los impactos del cambio climático más relevantes que afectan al municipio facilita a la autoridad local el proceso para abordar dichos riesgos mediante el desarrollo de una estrategia de adaptación que incluya actuaciones apropiadas para mejorar la resiliencia al cambio climático.

El protagonismo de los ayuntamientos
Los municipios desempeñan un papel muy importante en la lucha contra el cambio climático, ya que las autoridades locales se encuentran en una posición idónea para satisfacer las necesidades ciudadanas y preservar los bienes públicos, para incorporar los distintos aspectos de la energía sostenible a los objetivos generales de desarrollo local y para permitir a los ciudadanos el acceso a fuentes de energía seguras, sostenibles y asequibles.

Su proximidad a la ciudadanía y su papel como proveedores y reguladores de servicios esenciales como la movilidad, la gestión de residuos o la edificación los convierten en agentes clave para cualquier estrategia de lucha contra el cambio climático, incluida aquella que aborde cambios de paradigmas de consumo individual como los requeridos para lograr los objetivos en materia de clima y sostenibilidad. Además, desde un punto de vista cuantitativo, los municipios concentran la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero de la población y de los riesgos asociados al cambio climático.

Por todo ello, la norma sitúa a los municipios en un lugar central de su diseño estratégico y define un sistema de planificación que conecta el nivel regional con el nivel local para abordar la lucha contra el cambio climático.