Inicio > Actúa > Empresa > En la oficina

En la oficina

Buenas prácticas genéricas en las oficinas

Buenas prácticas genéricas en las oficinas

En las Oficinas o locales donde lleves a cabo tu actividad, puedes aplicar sencillos consejos o buenas prácticas que te permitirán ahorrar energía, agua y gestionar eficientemente los recursos y residuos.

Difúndelas entre tus trabajadores para lograr un compromiso común en la lucha contra el cambio climático.

Ahorro de agua
En las oficinas se produce un importante consumo de agua (más de dos tercios en el cuarto de baño), por lo que la instalación de sistemas de ahorro no sólo reduciría el consumo sino que serviría de ejemplo a las personas que trabajan en ella o visitan las instalaciones.
  • Instala grifos con temporizador o detectores de presencia, que sólo se abren por un periodo concreto o se activan cuando detectan movimiento debajo. Puede suponer un ahorro entre el 20 y el 40%.

  • Sustituye los grifos tradicionales de rosca por grifos monomando que evitan el goteo. Ten en cuenta que el goteo constante puede desperdiciar de 20 a 30 litros de agua al día (casi 11.000 litros/año). Además, al mezclar mejor el agua fría y caliente estarán abiertos menos tiempo.

  • Instala mecanismos de control del caudal del agua como perlizadores (también conocidos como aireadores, atomizadores o aireadores) junto con limitadores de caudal en los grifos. Los primeros se fundamentan en mezclar aire y agua para producir la sensación de aumento de la presión del agua, cuando en realidad el caudal de agua disminuye. Su instalación es muy sencilla y su precio asequible, según el modelo puedes ahorrar entre un 50 y 70% de agua.

  • Si vas a cambiar los sanitarios de los baños, sustituye la cisterna convencional por una de doble descarga o de interrupción de descarga y, en todo caso, con limitador del volumen de descarga como máximo de 6 litros. Esto puede suponer ahorros de hasta un 40%. En caso de instalaciones ya existentes, reduce el volumen introduciendo un par de botellas llenas de agua bien tapadas.

  • Coloca papeleras en los baños para evitar que se utilice el inodoro como destino final de papeles, colillas, algodones, etc., que además de gastar agua, dificultará la depuración y puede provocar un atasco.

  • Instala mecanismos de detección de fugas en los sistemas de conducción de agua.