Inicio > Actúa > Empresa > En la oficina

En la oficina

Buenas prácticas genéricas en las oficinas

Buenas prácticas genéricas en las oficinas

En las Oficinas o locales donde lleves a cabo tu actividad, puedes aplicar sencillos consejos o buenas prácticas que te permitirán ahorrar energía, agua y gestionar eficientemente los recursos y residuos.

Difúndelas entre tus trabajadores para lograr un compromiso común en la lucha contra el cambio climático.

Movilidad
Gran parte de los transportes que se realizan son para ir al trabajo. Incentivar medidas alternativas de transporte (autobús y bicicleta) puede ser una importante herramienta para reducir significativamente las emisiones de CO2.
  • En muchos casos, es más rápido realizar los desplazamientos por ciudad en bicicleta que en coche, dado que al tiempo del recorrido, hay que añadir el tiempo que se destina en buscar aparcamiento, sin contar con imprevistos en la densidad de tráfico. Sin embargo, en tan sólo 20 minutos se pueden recorrer en bicicleta entre 5 y 6 km. Da facilidades a los trabajadores que opten por esta forma de desplazamiento, como áreas vigiladas donde aparcar la bici. El desplazamiento en bicicleta es cada año una tendencia más recurrente, en las ciudades se disponen cada vez más kilómetros de carriles exclusivos y apeaderos, y los conductores empiezan a tomar conciencia de esta "nueva" forma de desplazamiento.

  • Incentiva el uso de transporte público para los desplazamientos al trabajo, mediante ayudas para la compra de abonos de transporte público, en lugar del uso del coche privado con baja ocupación. En viajes interurbanos, un autobús emite la tercera parte de CO2 por kilómetro y pasajero.

  • Si no es posible generalizar medios de transporte sostenibles para los desplazamientos al trabajo, incentiva entre los trabajadores políticas para compartir el coche privado. Más del 75% de los desplazamientos urbanos se realizan en vehículos privados con un solo ocupante. Existen ya en internet numerosos portales para coordinar a las personas interesadas. Para evitar que los trabajadores de tu empresa acudan al trabajo en su coche particular con un sólo ocupante, habilita un tablón de anuncios donde puedan localizar a otros compañeros que hagan el mismo trayecto y con los que puedan compartir el vehículo. Si tenéis internet, crea un espacio virtual para el mismo fin.

  • Difunde los criterios de conducción eficiente entre tus trabajadores, aunando esfuerzos podemos lograr una reducción significativa de las emisiones de CO2. Podrías colocar un cartel en la oficina con las prácticas de conducción ecoeficiente.

  • Si tu empresa emplea vehículos corporativos, opta por adquirir un modelo adaptado a las necesidades reales, tomando en consideración la etiqueta de consumo y emisiones de CO2. Para las mismas prestaciones, será más interesante económica y ecológicamente comprar un coche de categoría A o B. También puedes considerar adquirir un vehículo híbrido o propulsado por combustibles renovables. Consulta la base de datos del IDAE (www.idae.es/coches) donde se indica el consumo de carburante, la clase energética del vehículo y las emisiones de CO2 de cada modelo.