Inicio > Actúa > Ciudadanía > De compras

De compras

De compras

De compras

Los electrodomésticos, la cocina, la iluminación, el aire acondicionado y el coche son, entre otros muchos, equipamientos y bienes de consumo comunes a todos. Desde nuestro papel de consumidores podemos ejercer una gran influencia, pues la decisión de compra de todos y cada uno de ellos depende, exclusivamente, de nosotros.

Por este motivo, es muy importante que no sólo nos fijemos en el precio sino que también tengamos en cuenta por ejemplo que un electrodoméstico, a lo largo de su vida útil, puede producir un gasto en la factura eléctrica varias veces superior a su precio de adquisición. O que la elección de un determinado modelo y motor de coche determinará nuestro gasto en combustible durante muchos años. Por ello es fundamental tener en cuenta este y otros factores que nos permitan reducir nuestro consumo energético y amortizar su posible mayor coste inicial.

Con los consejos de esta sección y la ayuda de la etiqueta energética, los consumidores tenemos información suficiente para poder tomar decisiones acertadas que tendrán una gran repercusión positiva tanto en nuestro consumo energético como en el medio ambiente.

Buenas prácticas por productos
  • Ofimática

    Cuando decidas comprar un ordenador, selecciona la capacidad de éste en función de tus necesidades reales, ya que una pantalla grande consume mucho más que la estándar de 15 pulgadas. Además, opta por equipos con sistemas de ahorro de energía "Energy Star", etiqueta de calidad que garantiza una mayor eficiencia energética y un menor consumo. Por último considera que se puede ahorrar energía y materias primas comprando ordenadores cuyos componentes sean reciclables.

  • Sustituye los cartuchos y tóners desechables por unos recargables. La pequeña inversión inicial quedará rápidamente compensada por el número de usos que ofrecen.

  • Madera

    Evita las maderas de origen tropical como caoba, polisandro, teca o ébano. La desaparición de las selvas tropicales no sólo está acabando con miles de especies animales y vegetales que viven en ellas, sino que, al ser los verdaderos pulmones de la Tierra por volumen de CO2 que absorben, es una grave amenaza para toda la vida del planeta.

  • Al comprar madera, opta por maderas blandas y que provengan de árboles de rápido crecimiento como el pino. Si realmente se necesita una madera dura, una buena opción es elegir la madera de haya, olmo o roble. Pero, en cualquier caso, busca el sello FSC (Forest Stewardship Council) que promueve una gestión forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable.

  • Papel

    Rechaza el papel clorado de nueva generación y reemplázalo por el reciclado, el ecológico o el libre de cloro. Debido a la demanda de los últimos años, su precio ya no es algo más caro. Así diferenciarás los tipos de papel más respetuosos con el entorno:

    • Papel reciclado: cuando para su fabricación se han empleado como materias primas fibras recuperadas de papel y/o cartón de post-consumo. Dentro de esta categoría también se incluyen los papeles fabricados con recortes que no han sido usados, generados en el proceso (papel procedente del preconsumo).

    • Papel ecológico: cuando en su proceso de fabricación se han tomado las medidas concretas para evitar el impacto ambiental, que contempla: un análisis del uso y consumo de los recursos naturales y de la energía, de las emisiones al aire, agua y suelo, la eliminación de los residuos y la producción de ruidos y olores durante la extracción de las materias primas, la producción del material, la distribución, el uso y su destino final como residuo. Para identificar los productos de menor impacto ambiental, se creó la etiqueta ecológica de la Unión Europea.

    • Papel ECF: son las siglas en inglés de “libre de cloro elemental”, que significa que en los procesos de blanqueado de pasta de papel, no se utiliza cloro gas, pero sí dióxido de cloro. Recordemos que el cloro gas es un potente contaminador de las aguas que al reaccionar con las moléculas de la madera generan sustancias como los organoclorados, que afectan al sistema inmunitario de los mamíferos.

    • Papel TCF: son las siglas en inglés de “totalmente libre de cloro”, que significa que en el proceso de blanqueo se utilizan alternativas como el oxígeno o el ozono, eliminándose por completo el uso del cloro.

  • Ropa

    Utiliza prendas de ropa de tejidos naturales (algodón, lana, lino, etc.) antes que de fibras sintéticas. Su génesis es menos contaminante y, con los procesos adecuados, pueden degradarse en materia orgánica. También puedes optar por aquellas que han sido teñidas con tintes orgánicos.

  • Vivienda

    Según el Código Técnico de la Edificación, todos los edificios de nueva construcción deben incorporar, desde el origen, instalaciones de energía solar térmica. Reclámalo cuando adquieras tu vivienda. Además, consulta los criterios de eficiencia energética que se han seguido para diseñar el edificio, puesto que un buen diseño y planificación puede conseguir ahorros de hasta el 70% para climatización e iluminación.

  • Coche

    A la hora de comprar un coche:

    • Pregunta por su consumo y haz que sea un factor decisivo en la compra. Elígelo con calificación energética “A” o con tecnología híbrida, que ahorran en consumo y respetan el medio ambiente. Consulta la base de datos del IDEA (http://www.idae.es/Coches/) para ver qué modelos consumen menos combustible.
    • Ten en cuenta que los colores claros absorben menos calor. Necesitarás encender menos el aire acondicionado y a la larga consumirás menos carburante.
    • Elige el que mejor se vaya a adaptar a tus necesidades diarias. Así, si utilizas el coche principalmente para desplazarte por el medio urbano ten en cuenta que la mejor opción es el coche híbrido. No son aconsejables coches de gran potencia y tamaño que no pueden aprovecharse al máximo en ciudad y suponen un alto gasto en combustible.