Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Gestión Integral del Agual

Inicio > Gestión Integral del Agua > Recursos hídricos > Aguas superficiales

Aguas superficiales

Las aguas superficiales son las aguas continentales que se encuentran en la superficie de la Tierra. Pueden ser corrientes que se mueven en una misma dirección y circulan continuamente, como los ríos y arroyos; o bien estancadas como los lagos, lagunas, charcas y pantanos.

Las aguas que discurren en la superficie de la tierra son muy importantes para los seres vivos, a pesar de que suponen una ínfima parte del total del agua que hay en el planeta. Su importancia reside en la proporción de sales que llevan disueltas, que es muy pequeña en comparación con las aguas marinas. Por eso decimos que se trata de agua dulce. En general proceden directamente de las precipitaciones que caen desde las nubes.

Por Andalucía discurren ríos de la vertiente atlántica y de la mediterránea. A la vertiente atlántica pertenecen los ríos Guadiana, Odiel, Tinto, Piedras, Guadalquivir, Guadalete y Barbate; mientras que los principales ríos de la vertiente mediterránea son el Guadiaro, Guadalhorce, Guadalmedina, Guadalfeo, Andarax (o río Almería) y Almanzora. Entre ellos, el Guadalquivir  destaca por ser el río más largo de Andalucía y el quinto de la Península Ibérica (657 km).

La construcción de presas sobre los cauces de los principales ríos y sus afluentes ha permitido mitigar la gran irregularidad interanual e interestacional de las precipitaciones característica del clima mediterráneo de Andalucía. Gracias a estas infraestructuras, las aguas superficiales representan el  62% de todos los recursos hídricos de Andalucía

En esta sección encontrará información sobre las aguas superficiales en las distintas cuencas hidrográficas de Andalucía, procedente de los planes hidrológicos de las demarcaciones hidrográficas correspondientes.

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea