Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Información ambiental

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > Información Ambiental > Paisaje > Buenas prácticas

Buenas prácticas

Los paisajes forman parte de nuestras experiencias cotidianas. Hacen referencia a lugares que quedan ligados a la memoria individual (en ocasiones también a la colectiva) y a ciertos sentimientos de los que forman parte. La aspiración a crear paisajes se vincula con el deseo de crear lugares donde sea posible vivir con armonía y equilibrio, experimentar vivencias positivas, y de los cuales poder guardar un grato recuerdo. La cuestión es si los que ahora se construyen ofrecen los suficientes elementos de calidad para que puedan formar parte de estas buenas experiencias, y sean capaces de crear un sentimiento de belleza, pertenencia, identidad, etc.

El primer proyecto interregional de Paisajes Mediterráneos tuvo una de sus ideas fuerzas en la convocatoria de un Premio para destacar las actuaciones que tuvieran una especial sensibilidad hacia el paisaje. La difusión del Premio Mediterráneo de Paisajes (PMP) y de los proyectos seleccionados cumplía con un objetivo básico: promocionar las experiencias más destacadas y reconocer su contribución para seguir estimulando este tipo de experiencias.

La oportunidad de continuar con la experiencia de un proyecto interregional sobre paisajes, PAYS.DOC, nos permitió mejorar y profundizar en la etapa precedente. El Premio, siempre un proceso competitivo, resultaba insuficiente y limitado, por lo cual se amplió su alcance a la elaboración de un catálogo de buenas prácticas, una base más amplia que permitiría conocer los trabajos y experiencias de un amplio espectro de casos, no sólo de proyectos constructivos, también iniciativas de uso y disfrute de los paisajes. Esta segunda experiencia cooperativa se continuó con el proyecto PAYS_MED URBAN, centrado en el medio urbano, ampliando así la base de datos con nuevos proyectos y experiencias.

Interesaban, por supuesto, los proyectos que construían el territorio, pero también otras iniciativas que están íntimamente unidas a la experiencia paisajística y su disfrute. Finalmente se establecieron cuatro categorías para clasificar las diferentes experiencias paisajísticas: (A) Planes y Programas; (B) Obras realizadas; (C) Experiencias de sensibilización y formación; y (D) Actividades de comunicación.

En el mapa activo se encuentran las candidaturas presentadas en Andalucía, no sólo aquellas que tuvieron algún reconocimiento en la fase final, las cuales quedan destacadas y su información ampliada con nuevos textos e ilustraciones.

Asimismo, y siguiendo la línea de reconocer  las experiencias orientadas a la sensibilización, conservación y mejora de la calidad del paisaje, se ha incorporado en el mapa activo las 5 candidaturas en la Modalidad de Buenas Prácticas Paisajísticas correspondientes a la XIX edición de los Premios de Andalucía Medio Ambiente.

En esta edición ha destacado como principal novedad la creación de una nueva modalidad denominada 'Buenas Prácticas Paisajísticas', que valora planes urbanísticos, programas de actividades o iniciativas que sugieran un escenario evolutivo del paisaje en el futuro y defina acciones para el mantenimiento y desarrollo de niveles de calidad del paisaje, proyectos de obras civiles, de infraestructuras, mejoras ambientales realizadas que se caractericen por la búsqueda de una relación con el contexto paisajístico o por la capacidad de contruir nuevos paisajes contemporáneos; así como acciones de sensibilización.

Estas iniciativas se clasifican en el mapa siguiendo las categorías establecidas para los proyectos anteriores.

    Logotipo de la Unión Europea

    El desarrollo de este servidor WEB
    ha sido cofinanciado por la Unión Europea