Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

A tu Servicio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > A tu Servicio > Actualidad

El Gobierno andaluz aprueba planes de recuperación y conservación para 133 especies de la flora y la fauna

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  129 votos

13 de marzo de 2012

La Junta refuerza las medidas de protección para aves acuáticas, helechos, peces continentales y hábitats litorales y de alta montaña  


El Consejo de Gobierno ha aprobado los planes de recuperación y conservación de cinco conjuntos de animales y plantas incluidas en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas: aves de humedales; helechos; peces e invertebrados de medios acuáticos epicontinentales; flora y fauna de las altas cumbres, y flora y fauna de las dunas, arenales y acantilados costeros.

Los documentos, que se suman a los aprobados el pasado año para el águila imperial, el lince, el pinsapo, las aves necrófagas y las esteparias, incluyen tanto medidas dirigidas a la recuperación de las poblaciones como a reducir las amenazas y proteger sus hábitats actuales y las posibles áreas de expansión. La cifra total de especies incluidas en esta nueva planificación asciende a 133, de las cuales 105 son de flora y 28 de fauna.

Junto con los objetivos ecológicos, los planes fijan también como prioridad la generación de mano de obra en las zonas rurales y la mejora de la gestión de los recursos naturales en las zonas de aplicación. En esta línea, incorporan el modelo de colaboración público-privada impulsado por la Consejería de Medio Ambiente para la protección de especies amenazadas, que actualmente se concreta en 547 convenios con particulares y propietarios de fincas y en la realización de proyectos en más de 223.000 hectáreas de la comunidad autónoma.

El primero de los planes aprobados, para las aves de los humedales, incluye una especie catalogada como vulnerable –el águila pescadora– y seis en peligro de extinción: el avetoro, la cerceta pardilla, el porrón pardo, la malvasía cabeciblanca, la focha moruna y la garcilla cangrejera.

Respecto al porrón pardo y el águila pescadora, las prioridades del plan son consolidar la presencia de estas especies tras los programas de reintroducción llevados a cabo en Doñana y en las Marismas del Odiel y los embalses gaditanos de Barbate y Guadalcacín, respectivamente. Este objetivo de consolidación también se establece para la malvasía cabeciblanca y la garcilla cangrejera, dos especies que estuvieron al borde de la extinción y que ahora recuperan sus poblaciones en diversos humedales andaluces, principalmente las lagunas del Sur de Córdoba y las marismas del Guadalquivir.

El ámbito del plan de recuperación y conservación de estas siete especies de aves abarca tanto las 114 zonas húmedas incluidas en los actuales espacios naturales protegidos, con una superficie de más de 73.000 hectáreas, como otros enclaves donde también se localizan o que pueden ser hábitats potenciales.

Andalucía posee el patrimonio de humedales más rico y mejor conservado de la Península Ibérica, con áreas de la importancia de Doñana, la Bahía de Cádiz, los complejos lagunares de Sevilla y el Sur de Córdoba, la Albufera de Adra, las salinas del Cabo de Gata o la laguna de Fuente de Piedra. Las zonas húmedas andaluzas representan el 56% de las superficies inundables que existen en España.

Helechos y peces
El Plan de Recuperación y Conservación de Helechos se desarrollará en los principales territorios de la comunidad autónoma donde sobreviven estas especies, características del periodo Cuaternario y adaptadas a hábitas húmedos, cálidos y umbrosos. Estos enclaves son, fundamentalmente, los parques naturales de Los Alcornocales (Cádiz-Málaga); Sierra Nevada (Granda-Almería); Sierras de Tejeda y Almijara (Granada-Málaga), Sierra de Grazalema (Cádiz-Málaga) y Estrecho de Gibraltar (Cádiz).

El documento aprobado incluye una especie extinta, tres vulnerables y diez en peligro de extinción. Entre estas últimas destacan, por su situación crítica, las denominadas ‘Christella dentata’, ‘Diplazium caudatum’, ‘Asplenium marinum’ y ‘Psilotum nudum’, todas ellas con escasos ejemplares en las sierras de Algeciras. Entre las medidas de conservación y recuperación previstas para los helechos andaluces destacan las dirigidas a paliar su aislamiento genético y a evitar la desaparición de la cobertura arbórea que les proporciona humedad y sombra.

Por su parte, el Plan de Recuperación y Conservación de Peces e Invertebrados de Medios Acuáticos Epicontinentales incluye ocho especies en peligro de extinción y siete vulnerables, todas ellas afectadas por amenazas como la degradación de los hábitats y, sobre todo, por la competencia de animales exóticos reintroducidos. Este último problema ha generado, entre otros efectos, la reducción a la mitad de las poblaciones de fraile y la situación crítica del cangrejo de río autóctono.

Las ocho especies en peligro de extinción son el fartet, el salinete, el esturión, la lamprea marina, el jarabugo, la bogardilla y el cangrejo de río, además de la libélula ‘Iberocypris palaciosi’. Entre las vulnerables destacan, además del fraile, diversas especies de libélulas y caracoles. Para la recuperación de estos peces e invertebrados, el plan define un área coincidente con el dominio público hidráulico de los cauces fluviales y embalses andaluces, además de otros cien metros de zona de policía en cada una de las márgenes.

Altas cumbres y litoral
En cuanto a las especies de las altas cumbres, el plan aprobado por el Consejo de Gobierno establece medidas de protección para 56 de flora (dos extintas, 29 en peligro de extinción y 25 vulnerables) y cinco de fauna (dos mariposas en peligro de extinción y una hormiga, un saltamontes y una mariposa en la categoría de vulnerables).

La flora incluida corresponde en su mayor parte a especies exclusivas de las Sierras Béticas de Andalucía y especialmente a Sierra Nevada, considerado el enclave de mayor biodiversidad de la región mediterránea occidental, con más de 80 endemismos botánicos y 2.100 plantas vasculares (casi el 30% del total de la España peninsular).

De igual modo son exclusivas de Andalucía las tres mariposas que figuran en el plan: la ‘Agriades zullichi’ y la ‘Polyommatus golpus’, endemismos de Sierra Nevada, y la ‘Agrodiaetus violetae’, de Sierra Almijara.

Las especies de las altas cumbres andaluzas son especialmente sensibles a las amenazas del cambio climático, especialmente las más vinculadas a ambientes húmedos, así como al sobrepastoreo, la recolección ilegal y la presión turística. Para evitar estas agresiones, el documento establece un ámbito de aplicación que abarca tanto los hábitats actuales como las áreas potenciales de reintroducción. Como norma general se incluyen todas las zonas montañosas del Sistema Bético por encima de la cota de 1.500 metros.

El último plan de los planes aprobados hoy por el Consejo de Gobierno, referido a
las dunas, arenales y acantilados costeros, establece medidas de protección para 35 especies de flora (20 de ellas exclusivas de Andalucía) y una de la fauna (la hormiga ‘Goniomma compressisquama’, endémica de la provincia de Almería).

De las plantas incluidas, una se considera extinta (la ‘Elizaldia calycina’, desaparecida de la Bahía de Cádiz); 10 están en peligro de extinción y 24 se catalogan como vulnerables. Entre las más amenazadas destacan los endemismos ‘Diplotaxis siettiana’ (isla de Alborán), ‘Limonium malacitanum’ (costas de Granada y Málaga), ‘Taraxacum gaditanum’ (arenales del litoral norte gaditano), ‘Onopordum dissectum’ (Doñana) y ‘Antirrhinum charidemi’ (Cabo de Gata, Almería).

El ámbito del plan se extiende a todas las áreas de distribución y expansión potencial de estas plantas en los más de 1.100 kilómetros de litoral andaluz. Junto con las zonas más vinculadas a las especies, el documento de planificación también establece medidas para los ecosistemas que las albergan, especialmente pinares, enebrales, alcornocales y acebuchales costeros.

 

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea