Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > Boletín de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos. Julio / Agosto 2017. Nº 2

40 años de Reserva de la Biosfera Sierra de Grazalema

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  18 votos

La Sierra de Grazalema fue pionera en España como Reserva de la Biosfera (junto a Ordesa-Viñamala) y en Andalucía, como Parque Natural, convirtiéndose en un referente en preservación del patrimonio y desarrollo sostenible para los espacios protegidos. Además, en 2006 entró a formar parte de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo Andalucía (España)-Marruecos, la primera en unir dos continentes.

La historia de este espacio protegido comenzó en 1976, año de creación de las primeras Reservas de la Biosfera. En Montpellier (Francia), se celebró la Conferencia Científica MaB-Mediterráneo, donde se presentó, cuando ni siquiera se había constituido formalmente el Comité Español del Programa MaB, la propuesta de creación de la Reserva de la Biosfera Sierra de Grazalema. Fue muy bien recibida, por lo que pasó al Consejo de Coordinación del Programa MaB para su aprobación definitiva en enero de 1977.

vista de El Bosque

La UNESCO reconocía así en estos macizos calizos unos valores excepcionales tanto en su biodiversidad como en la cultura de los municipios que comprenden: Zahara de la Sierra, Villaluenga del Rosario, Benaocaz, Grazalema, Ubrique, El Bosque, Prado del Rey, El Gastor y Algodonales, en la provincia de Cádiz; y Benaoján, Montejaque, Montecorto, Cortes de la Frontera, Jimera de Líbar y Ronda, en la provincia de Málaga.

La declaración como Reserva de la Biosfera, sin embargo, no está amparada por una legislación que la dote del personal y presupuesto necesarios para llevar a cabo una gestión adecuada, por lo que fue de gran importancia la declaración de Sierra de Grazalema como Parque Natural años después, por el Decreto 316/1984, de 18 de diciembre (BOJA 13/1985, de 12 de febrero). En 1989 se introdujo en el inventario de espacios naturales protegidos de Andalucía, gracias a la Ley 2/1989; y en 1987 ingresó en la Red Ecológica Europea Natura 2000 como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), declarándose Zona Especial de Conservación (ZEC) en 2012.

La declaración de Sierra de Grazalema como Reserva de la Biosfera supuso, cuando todavía no existía una verdadera conciencia colectiva sobre la importancia de los valores naturales, un mejor conocimiento de una zona de gran interés y el fomento de un turismo vinculado a la naturaleza y a los usos tradicionales de una comarca

Sus valores naturales

Las 53.411 hectáreas de la reserva de la biosfera presentan una morfología representativa de las cordilleras Béticas. Su microclima, extraordinariamente lluvioso por tratarse de una de las primeras barreras montañosas que encuentran los frentes húmedos del Atlántico, da lugar a una de las manchas de bosque más extensas de España. Esta recoge una muestra muy representativa de pinsapos, una especie de abeto endémico de las serranías de Cádiz y Málaga, y reminiscencia de los abetales que las poblaron durante las glaciaciones.

Junto a estos, enclavados en las cotas más altas y umbrías, destaca un denso bosque mediterráneo de encinas, alcornoques y quejigos; mientras que en el apartado faunístico hay que hablar de mamíferos, como la cabra montés, el ciervo, el corzo y el jabalí, y de las 130 especies de aves existentes, entre ellas, las rapaces, con el águila real, el alimoche, el halcón peregrino o el buitre leonado a la cabeza. 

Respecto a sus valores geológicos, entre los relieves abruptos encontramos cañones de gran belleza, como la Garganta Verde, con 400 metros de profundidad. Por otra parte, el modelado kárstico de esta sierra se traduce en una abundancia de cuevas y simas: un laberinto en el que hay que resaltar el complejo Hundidero-Gato, el de mayor longitud de Andalucía y célebre por hibernar en él unos 100.000 murciélagos, la mayor población de España. Aquí se halla el Monumento Natural Cueva del Gato, y está en trámite la declaración del Monumento Natural Cueva del Hundidero.

Precisamente, la naturaleza caliza del terreno hace que las aguas superficiales sean escasas, ya que el agua de lluvia se infiltra y pasa a formar parte de numerosos acuíferos. No obstante, existen tres cuencas: las del Guadalete, Majaceite y Guadiaro.

Sus valores etnográficos

En este territorio habitado por el hombre desde el Paleolítico predomina una actividad tradicional volcada en los aprovechamientos forestales de madera y corcho, la ganadería extensiva de ovino y caprino, la agricultura convencional y ecológica, y la agroindustria (elaboración de quesos, chacinas y aceite; marroquinería...).

Su arquitectura está caracterizada por las fachadas blancas de sus casas pintadas con cal. De hecho, es conocida la Ruta de los Pueblos Blancos, que se adentra en los municipios gaditanos de esta reserva, la cual forma parte también de la Ruta de los Almorávides y Almohades, dentro del Gran Itinerario Cultural "El legado Andalusí", declarado por el Consejo de Europa en 2004. 

En la vertiente malagueña destaca "La Gran Senda" de la Serranía de Ronda, que comunica a los municipios mediante un itinerario de cuatro cinco jornadas (a pie o en bicicleta) que tiene como eje los ríos Genal y Guadiaro, y que incluye los principales hitos turísticos y monumentos de la zona. 

Otra importante actividad humana es el turismo rural y de naturaleza. Así, el Parque Natural Sierra de Grazalema se acreditó en 2004 con la Carta Europea de Turismo Sostenible(CETS) de la Federación Europarc. Desde entonces, se empezaron a desarrollar planes de acción con la participación de agentes locales para fomentar un turismo respetuoso con el medio ambiente. Hoy día es uno de los principales motores de la reserva. Las jornadas micológicas, las ferias ganaderas, las escuelas de pastores y las rutas trashumantes de Grazalema, Benaocaz y Villaluenga del Rosario atraen a un gran número de visitantes.

La publicación de libros y material didáctico sobre la reserva, sí como los programas de educación ambiental y de visitas a espacios naturales promovidos por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, aseguran igualmente una amplia participación ciudadana y el acercamiento de grupos específicos, como los escolares, a las riquezas de esta sierra.

Grazalema

Tampoco hay que olvidar el gran impulso que supuso para la comarca la celebración del trigésimo aniversario de la reserva de la biosfera, para lo cual se organizaron jornadas gastronómicas, exposiciones, conciertos de música, concursos, rutas culturales y en la naturaleza, campañas de sensibilización, etc. Ahora, por sus 40 años de historia, ha acogido, en el jardín botánico El Castillejo (El Bosque), la última reunión del Comité de Reservas de la Biosfera.

Entre los lugares turísticos más visitados se encuentran, además de los cascos urbanos de los municipios, la Cueva de la Pileta, en Benaoján, conocida por sus vestigios prehistóricos; la Sierra del Pinar; y las cimas más altas de la provincia de Cádiz: El Torreón y El Reloj, clásicas entre montañeros. Para escalar existen roquedos y paredes en Peñón Grande, Aguja de las Palomas y Peñaloja, en Grazalema; en los Cortados de Montejaque y Beaoján; y en La Veredilla, La Diaclasa y Cintillo, en Benaocaz. Otros puntos de interés son el curso alto del río Majaceite, donde olmos, sauces y álamos forman un maravilloso bosque en galería; el cerro Albarracín, en El Bosque, para la práctica de ala delta y parapente; y el embalse de Zahara-Gastor, donde navegar en piragua.

La visita al pinsapar, así como a otros enclaves de la zona de reserva, puede realizarse solo en algunas épocas del año y con limitación de visitantes

De celebración

Como ya se ha indicado, la Reserva de la Biosfera Sierra de Grazalema está celebrando este año su cuadragésimo aniversario, y para ello se está organizando una semana repleta de actividades para dar a conocer este espacio. También habrá un premio de relato corto de temática ambiental y se entregarán distinciones a antiguos directores conservadores del parque natural, así como a asociaciones, agrupaciones ambientales, etc. Una jornada de convivencia y otras sobre naturalistas históricos de Cádiz y Málaga completan, hasta ahora, el programa conmemorativo. Además, se editará material promocional y audiovisual.

Pero, en general, la celebración está abierta a todos los que quieran adentrarse en esta sierra y conocerla personalmente. Para ello, la Administración ambiental pone a disposición del ciudadano miradores y áreas recreativas, una red de senderos señalizados, el jardín botánico El Castillejo, el aula de naturaleza Higuerón de Tavizna, el ecomuseo del agua Molino de Benamahoma y los centros de visitantes de Cortes de la Frontera y El Bosque. 

El Parque Natural cuenta desde el año 2006 con un Plan de Desarrollo Sostenible (PDS), aprobándose la formulación del II PDS en 2016; y con un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), que fueron modificados en 2015 

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea