Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

A tu Servicio

Inicio > A tu Servicio > Actualidad

Andalucía culmina el listado de Zonas Especiales de Conservación con la inclusión de 14 espacios de conectividad ecológica

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  22 votos

29 de mayo de 2017

El consejero de Medio Ambiente asegura en el Parlamento andaluz que los planes de gestión de estas zonas “no limitan ni prohíben”


El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha informado en el Parlamento andaluz del proceso en el que se encuentra el Decreto por el que se declararán las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) con funciones de conectividad ecológica e infraestructura verde, una figura europea de protección de la Red Natura 2000 cuyo objetivo es el mantenimiento y la recuperación de hábitats y especies de interés comunitario. Con la declaración de estos espacios, 14 en total, Andalucía culmina el listado de  las ZEC de la red ecológica europea Natura 2000, una de las mayores y más diversas de los espacios protegidos de la unión Europea.

Estos enclaves son: La Serreta de Cabo de Gata y Artos de El Ejido, en la provincia de Almería; Punta de Trafalgar, Pinar de Roche y Corrales de Rota, en Cádiz; Barrancos del Rio Retortillo, entre las provincias de Córdoba y Sevilla; Sierra Nevada Noroeste, Sierra de Baza Norte, Sierra de Castell de Ferro y La Malahá, en Granada; Acebuchal de Alpizar, en Huelva; Dehesa de Torrecuadros y Arroyo de Pilas, entre las provincias de Huelva y Sevilla; y Estribaciones de Sierra Mágina, en Jaén;  y Río del Viar, en Sevilla.

Durante su intervención, el consejero ha explicado que el documento del decreto ha estado  en información pública hasta el 22 de mayo para la presentación de las correspondientes alegaciones, las cuales están siendo estudiadas. Entre ellas destacan las relacionadas con la ZEC los Artos del Ejido, provenientes de particulares y del propio Ayuntamiento. En este sentido ha dejado claro que los planes de gestión de las zonas especiales de conservación “no limitan ni prohíben” la agricultura ni tampoco la implantación o desarrollo. Eso sí, según la normativa de la Red Natura 2000 debe existir una evaluación para la determinación de esto último.

Según Fiscal, el reconocimiento de estos espacios naturales como ZEC conlleva su inclusión en la Red Europea Natura 2000, otorgando así un plus de reconocimiento a la gestión pública de los mismos. El decreto establece también el régimen de protección y medidas de conservación que corresponden a estas ZEC, a través de los planes de gestión, que deberán ser aprobados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Respecto a las nuevas ZEC localizadas en la provincia de Almería, La Serrata de Cabo de Gata (Níjar), donde predominan las áreas forestales de baja cobertura, destaca por su importancia para el grupo de aves esteparias e invertebrados, mientras que los Artos de El Ejido sobresale por los matorrales arborescentes de Ziziphus -único hábitat con un estrato arborescente que se desarrolla en condiciones climáticas semiáridas- y por ser también un medio apropiado para las aves esteparias.

En la provincia de Cádiz, la Punta de Trafalgar (Barbate) se caracteriza por la presencia de diversos hábitats cuyo funcionamiento y desarrollo constituyen un sistema dunar vivo y funcional de los pocos que quedan en España. Además de contar con especies amenazadas y endémicas de flora (enebro marino), este espacio es zona de invernada y un lugar frecuentado aves limícolas, cetáceos y tortugas marinas.

El Pinar de Roche (Conil de la Frontera), con hábitats vinculados a sistemas dunares, acoge especies amenazadas y endémicas de flora como el tomillo blanco o la margarita de arena. Respecto a la fauna destaca el camaleón común y el salinete.

Por su parte, los Corrales de Rota presentan una gran riqueza ecológica  que alberga una amplia variedad de especies animales y vegetales propias de áreas rocosas, así como de fangos y arenas. Entre las de flora sobresale Cymodocea nodosa y de fauna los gasterópodos, moluscos y crustáceos.

Entre los municipios de Hornachuelos (Córdoba) y La Puebla de los Infantes (Sevilla) se localiza los Barranco del Río Retortillo, considerado como espacio complementario de la sierra de Hornachuelos para el lince ibérico, razón por el que se declaró Lugar de Interés comunitario (LIC). También es importante para especies como la cigüeña negra, buitre negro y águila real y para peces de interés comunitario (pardilla, boga del Guadiana)

En la provincia de Granada, el espacio Sierra Nevada Noroeste destaca por la presencia de un importante grupo de aves (águila real, halcón peregrino, buho real) y de invertebrados como el ortópero Baetica ustulata y el lepidóptero Plebicula golgus, ambos especies endémicas. Respecto a la Sierra de Baza Norte, lugar de refugio y alimento para una gran variedad de invertebrados y reptiles, alberga especies de flora como la Arenaria tormentosa y de mamíferos como el murciélago orejudo gris, la garduña o la cabra montés.
La Sierra de Castell de Ferro, entre Motril y Gualchos, desempeña un papel fundamental como corredor ecológico. Entre la fauna presente en este enclave sobresalen los mamíferos  (murciélagos), aves, anfibios, reptiles y el invertebrado Ptomaphagus troglodytes, un endemismo ibérico conocido únicamente en la cueva de Las Campanas.

Respecto a la Malahá (entre los términos municipales de La Malahá, Las Gabias y Vegas del Genil) destaca el endemismo de los terrenos margo-yesiferos Limonium subglabrum y entre la fauna el invertebrado Apteromantis aptera, endémico de la Península Ibérica.

En la provincia de Huelva, el Acebuchal de Alpizar (Paterna del Campo) acoge los bosques de Olea y Ceratonia, unos 'bosques islas' que  actúan como refugio de especies de flora y fauna y hábitats de interés comunitario, al tiempo que contribuyen a la diversificación del paisaje agrario.

La Dehesa de Torrecuadros y Arroyo de Pilas, entre las provincias de Huelva y Sevilla, cuenta con dos ecosistemas muy diferenciados, una dehesa de alcornoques y una ribera con un bosque asociado con una función eminentemente conectora para especie como el lince ibérico.

Por su parte, las Estribaciones de Sierra Mágina, en la provincia de Jaén, favorece la conectividad ecológica a través de las masas arboladas, de matorral y los pastizales, que proporcionan zonas de refugio de numerosas especies como el águila perdicera, el halcón peregrino y el murciélago grande de herradura.
 
Por último, el Río Viar, en la provincia de Sevilla, se localiza en la zona de transición entre el valle del Guadalquivir y Sierra Morena. Entre las especies de fauna presentes destacan la nutria, el galápago leproso o el odonato Coenagrion mercuriale, todas ellas de interés comunitario, así como diferentes anfibios como el sapillo pintojo ibérico o aves ligadas a los ambientes acuáticos como el martín pescador.

También te puede interesar:
Espacios Protegidos Red Natura 2000
 

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea