Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

A tu Servicio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > A tu Servicio > Actualidad

La reproducción del aguilucho cenizo alcanza este año el segundo máximo histórico con 693 nidos controlados

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  23 votos

03 de abril de 2017

La mayor parte de las colonias se localizan en zonas de cultivo de cereal, aunque también existen en marismas mareales de Huelva y en Doñana


Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio han localizado y controlado durante la temporada de cría del aguilucho cenizo (Circus pygargus) 693 nidos, el segundo máximo histórico que se alcanza en la región desde que se iniciara en 2004 el ‘Programa de Actuaciones para la Conservación del Aguilucho Cenizo en Andalucía’. De la cifra total, 160 se localizaron en la provincia de Sevilla, 146 en Jaén, 106 en Huelva, 104 en Cádiz, 76 en Málaga, 63 en Córdoba y 38 en Granada.

Los trabajos de seguimiento de la especie confirman también que el aguilucho selecciona de forma prioritaria para reproducirse las zonas de cultivo, principalmente de cereal (657 nidos), aunque existen también colonias en las marismas mareales de la provincia de Huelva (29 nidos) y en las marismas de Doñana (7 nidos). Cabe destacar que el número de nidos que se han manejado (actuaciones para salvar nidos) durante la pasada campaña de 2016 asciende a 460 nidos, lo que supone el 66,37% del total.

El censo elaborado por la consejería constata además que el número de parejas de esta ave en la región se encuentra entre las 676 y 749 y que la población reproductora de esta especie se distribuye especialmente en la depresión del Guadalquivir, en el norte de Córdoba y en el sur de la provincia de Cádiz.

En estos trabajos de seguimiento  ha participado un amplio operativo formado por técnicos de la consejería, agentes de Medio Ambiente y personal de la Agencia de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, quienes han contado con la colaboración de voluntarios ambientales, ecologistas, etc.

Cabe destacar que en la actuaciones realizadas por la consejería para la conservación del aguilucho cenizo (Cyrcus pygargus) en Andalucía en la temporada de cría han colaborado la mayoría de los agricultores y propietarios de cultivos de cereal, lo que viene a confirmar el alto grado de aceptación de esta iniciativa entre el sector. Estas medidas, incluidas en el Programa de Conservación de Aves Esteparias que lleva a cabo la Junta, tienen como objetivo reforzar las poblaciones de estas especies en Andalucía y compatibilizar las actividades agrícolas y ganaderas con la conservación del medio natural.
 
Entre las acciones realizadas durante 2016 para preservar el aguilucho cenizo destacan el abandono de rodales sin cosechar alrededor de los nidos, el retraso de los trabajos de la siega hasta que los pollos completen su desarrollo, el traslado de los nidos a lindes y cultivos colindantes o el rescate de las crías que hayan quedado desprotegidas para su traslado a los Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de la Junta de Andalucía para su recuperación. También se han realizado jornadas de formación y de coordinación y se ha experimentado con el uso de drones para la detección y seguimiento de algunos nidos.

Cabe destacar que la pasada temporada de cría ha estado condicionada por la meteorología extremadamente seca al principio de la misma y por un periodo de lluvias copiosas, especialmente, en la zona occidental de Andalucía a finales de mayo y comienzo de junio. 

El aguilucho cenizo, especie catalogada como vulnerable,  es una rapaz de pequeño tamaño que visita la península ibérica para reproducirse, seleccionando principalmente los cultivos de cereal para su actividad. Este hecho es una de las mayores causas de mortalidad por acción indirecta del hombre, debido a la recolección mecanizada de la cosecha de cereales de periodos cortos que ocasiona la pérdida de algunos nidos de la especie.

El aguilucho cenizo es un una especie muy útil para los agricultores dado que se alimenta de insectos y roedores que afectan negativamente a las cosechas.  Hay que subrayar que el programa de actuaciones para la conservación de esta especie en Andalucía, puesto en marcha en 2004 por la Junta y cofinanciado por la Unión Europea, ha logrado que sus poblaciones se estabilicen en la región.

Más información:
Plan de recuperación y conservación de aves esteparias
Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREAS)
 

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea