Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

A tu Servicio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > A tu Servicio > Actualidad

La Junta aprueba un plan director contra la fragmentación de los ecosistemas en Andalucía

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  12 votos

12 de junio de 2018

La nueva estrategia aprovechará el potencial de las vías pecuarias, los setos, los bosques-islas y los cursos fluviales para conectar espacios naturales


El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Plan Director para la Mejora de la Conectividad Ecológica en Andalucía, que establece medidas para favorecer la movilidad de las especies silvestres y mitigar los efectos de la fragmentación de los ecosistemas, una de las principales causas de la pérdida de la biodiversidad.

La nueva estrategia actuará en las zonas de la comunidad que tienen mayor potencial de conexión, con especial atención a las situadas en el interior de los espacios naturales protegidos; los 34.000 kilómetros de vías pecuarias andaluzas (más de 8.000 deslindadas); los 12.500 kilómetros cuadrados de montes públicos, y las 43.761 hectáreas inventariadas de setos y bosques-islas en campiñas, llanuras, altiplanos y hoyas. También se recogen iniciativas específicas para los cursos fluviales y las riberas, con la previsión destacada de incorporar el objetivo de la conectividad en el Programa de Recuperación Paisajística del Valle del Guadalquivir.

Entre sus principales novedades, el plan prevé fórmulas de incentivos y acuerdos con propietarios y gestores públicos, ya que muchos de estos espacios se ubican en terrenos privados o de titularidad de las entidades locales. En las fincas agrícolas se apoyarán medidas como la conservación de manchas de arbolado y la creación de setos, sotos y charcas y puntos de agua para los animales, además de restauración de la vegetación de ribera y la recuperación del patrimonio vinculado a los caminos públicos y las vías pecuarias.

El documento plantea seis grandes objetivos: mejorar la permeabilidad y la conexión entre ecosistemas en todo el territorio andaluz; consolidar una infraestructura de corredores verdes para las especies de la flora y la fauna; desarrollar un sistema de seguimiento de los procesos de fragmentación de hábitats; impulsar iniciativas de infraestructuras verdes a través de políticas sectoriales; favorecer la cooperación interterritorial y el desarrollo de las políticas europeas en esta materia, y concienciar a la sociedad.

Para el cumplimiento de estas metas se recogen 253 medidas, 82 de ellas a corto plazo. Además de las referidas, entre ellas destacan otras dirigidas a promover la inclusión de paisajes y enclaves de interés para la conectividad en las Zonas de Especial Conservación (ZEC) de la red europea Natura 2000, lo que permitirá recibir fondos europeos Feder y Feader para su conservación; desarrollar un sistema de seguimiento de los procesos de fragmentación de hábitat; crear una base de datos sobre conectividad en Red de Información Ambiental de Andalucía; promover proyectos de investigación,

Asimismo, se realizarán modificaciones normativas para incorporar la conectividad ecológica a los planes hidrológicos y a la planificación urbanística y de ordenación del territorio, e introducir la efectividad de los pasos de fauna en las declaraciones de impacto ambiental y autorizaciones de proyectos de infraestructuras viarias. De igual modo, el plan prevé líneas de cooperación con las comunidades autónomas vecinas de Andalucía, especialmente en lo referido a la gestión hidrológica de las cuencas del Guadiana, Guadalquivir y Segura, y con Portugal y Marruecos en el marco del os actuales proyectos internacionales de cooperación transfronteriza.

Finalmente, el plan incluye el documento de Áreas Estratégicas para la Mejora de la Conectividad Ecológica en Andalucía, que identifica tanto las zonas más ricas en biodiversidad incluidas en la Red Natura 2000 como aquellas otras sometidas a aprovechamientos que pueden tener funciones de conexión. Además de este papel, los entramados verdes de en los paisajes agrarios y seminaturales, son también importantes para la regulación del clima a escala local, la prevención de riesgos naturales como inundaciones o incendios forestales, aprovechamientos como la caza o el turismo rural y la preservación del patrimonio cultural y paisajístico.

 

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea