Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > Boletín de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos. Septiembre 2017. Nº 3 > Caza y Pesca

Breves notas aclaratorias de la regulación de la caza en Andalucía

Bajo este título genérico esperamos publicar las notas aclaratorias que se produzcan del estudio y aplicación del Reglamento de Ordenación de la Caza que recientemente se aprobó como Decreto 126/2017. En esta primera nota vamos a aclarar el tema sobre la interpretación del artículo 93 apartado h.

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  29 votos

Sobre la participación de los menores de 14 años en la caza en Andalucía

En el artículo 93 del Reglamento de ordenación de la caza se  exponen las normas de seguridad que deben seguirse en la actividad cinegética. Se ha generado cierto malestar y alarma entre los cazadores por la interpretación y aplicación que se ha dado de su apartado h, que literalmente dice:
 

El menor de edad mayor de catorce años no emancipado necesita para poder ejercer la caza, autorización expresa y por escrito de quién ostente su representación legal. Los menores de catorce años podrán acompañar a personas cazadoras en modalidades sin armas de fuego, bajo la responsabilidad de éstos, desarrollando todas las acciones inherentes al ejercicio de la caza.
 

La primera parte refrenda lo que ya dice el articulo 77 sobre las licencias de caza y los menores de edad mayores de 14 años.
 

Es la interpretación de la segunda parte la que ha justificado actuar (prohibir) contra los progenitores que tienen a sus hijos e hijas menores de 14 años como observadores en los puestos.
 

En el apartado h del artículo 93 se pretende abordar un vacío legal que quedaba en la tradicional forma de actuar respecto a los menores de 14 años en la actividad cinegética. Se ha querido dar cobertura legal a la posible participación ACTIVA de los menores de 14 años en las acciones inherentes al ejercicio de la caza, según la descripción de la misma del artículo 2.g de la ley 8/2003 y del artículo 2.1 del Reglamento, en aquellas modalidades de caza sin arma de fuego.
 

Es decir, que un menor de 14 años puede  buscar, atraer, perseguir y capturar ejemplares de fauna silvestre acompañando a una persona cazadora con la correspondiente licencia en las modalidades de cetrería, liebre con galgo y a diente en mano.
 

En el resto de las modalidades, desarrolladas con empleo de arma de fuego, el menor de 14 años no puede ni buscar ni atraer ni perseguir ni capturar ni realizar ninguna acción inherente al ejercicio de la caza (como cargar el arma, enfundar o desenfundar el arma,…) pero no le está prohibido estar presente en el lance o en el puesto, como observador, pues tal extremo no se menciona ni en la ley ni en el reglamento.
 

La prudencia de los progenitores debe suponerse cuando se trate de aplicar una modalidad de caza con arco y flechas, por la propia seguridad del menor y porque no puede asegurarse que no participa, aunque sea involuntariamente, en levantar una pieza. 
 

Esta nota se ha enviado a los cuerpos y fuerzas de seguridad para que hagan suya esta interpretación.
 

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea