Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > Boletín de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos. Febrero 2018. Nº 8 > Espacios Protegidos

Lagunas glaciares de Sierra Nevada

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Resultado  38 votos
Laguna de Aguas Verdes. Mario Ruiz

El Espacio Natural de Sierra Nevada comprende el sistema de alta montaña más meridional de Europa y el segundo en altitud, después de los Alpes. Una hilera de cumbres se suceden a lo largo de 80 kilómetros, superando, al menos 20 de ellas, los 3.000 metros sobre el nivel del mar. Entre todos estos picos sobresale el Mulhacén: el más elevado de la península ibérica y perfil definitorio de este macizo.


Desde el punto de vista paisajístico, dos son los aspectos que más llaman la atención de quienes visitan este espacio natural protegido: el manto de nieve a apenas 35 kilómetros de la costa mediterránea y sus lagunas, testigos de los glaciares de hace 10.000 años.

Las lagunas de Sierra Nevada se sitúan por encima de los 2.500 metros de altitud; son muchas, pero no muy profundas ni extensas (solo la Caldera y Laguna Larga superan la hectárea); y unas 40 aguantan con agua en su cubeta temporada tras temporada.

La mayoría de las lagunas están comprendidas entre el pico del Caballo y el Picón de Jérez (un área de menos de 100 km2). Fuera de esta zona se encuentran, por ejemplo, la laguna del puerto de Trevélez y Laguna Seca.


Pero, sin duda, el grupo más conocido es el del circo de las siete lagunas, incluido en el Inventario Andaluz de Georrecursos por su interés científio, didáctico y turístico; aunque, a pesar de su nombre, en realidad son nueve las lagunas que se sitúan escalonadamente en la cabecera del río Trevélez.


La Hondera es la más baja y grande de este grupo, mientras que la más alta es la Altera. En el libro Lagunas de Sierra Nevada, de Antonio Castillo Marín, se nombran a las siete restantes como: lagunillo del Borreguil, laguna del Borreguil, lagunillo del Tanto, lagunillo Altero (o de la Cueva), lagunillo de Tajos Coloraos, laguna de Tajos Coloraos (o de la Cornisa) y laguna de la Loma de Culo de Perro (o de los Colores).


Una manera sencilla de conocer estos sistemas lacustres de origen glaciar (lo recomendable es hacerlo de primavera a otoño) es a través del sendero señalizado Trevélez-Siete Lagunas al que se accede desde Capileira y que oferta la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Son 12 kilómetros de cierta intensidad, pues no hay que olvidar de que se trata de alta montaña, con cambios bruscos del tiempo y bajadas importantes de temperatura. Es recomendable llevar, por tanto, ropa adecuada, provisiones y móviles con la batería cargada.


Otra opción es acompañar a los peregrinos de Trevélez que, cada 5 de agosto, llevan a la Virgen de las Nieves hasta el Mulhacén, procesionando a orillas de la laguna Hondera.


Rica biodiversidad

Chorreras del Molinillo. Mario Ruiz

La combinación de altura y latitud en Sierra Nevada, así como su cercanía al Mediterráneo y, por tanto al norte de África, hacen de este macizo un lugar excepcionalmente único y rico en biodiversidad.


Entre pequeñas turberas, extensos borreguiles y prados -alimentados por escorrentías, arroyos y aguas subterráneas-, encontramos varios endemismos botánicos nevadenses, como la estrella de las nieves, la genciana, la tiraña, etc.


En cuanto a la fauna, cada vez es más fácil toparse con cabras montesas y zorros; además de con cabezas de ganado, que suben a alimentarse de los pastizales de verano.


Dentro de la comunidad de aves, destacan el acentor alpino, la collalba gris, la alondra común, el colirrojo tizón y el águla real, que anida y caza en las cabeceras de los valles. También la perdiz alcanza a subir los 3.000 metros de altitud de estos parajes.


Especialmente característicos son, por último, los endemismos de insectos presentes en las altas cumbres de Sierra Nevada, de los que se conocen más de un centenar, sobre todo mariposas: Argynnis aglaja, Melitaea parthenoides, Pyrgus serratulae, Pyrgus carthami o Aglais urticae.

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea