Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

A tu Servicio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > A tu Servicio > Actualidad

La comisión de seguimiento del Proyecto Life Blue Natura evalúa en Almería las acciones desarrolladas

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  7 votos

23 de noviembre de 2017

La Junta coordina el programa que  busca conservar los sumideros de carbono azul en Andalucía como estrategia para mitigar el cambio climático

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha presidido esta mañana una reunión de la comisión de seguimiento del Proyecto LIFE Blue Natura, que tiene como uno de sus principales objetivos conservar los sumideros de carbono azul en Andalucía como estrategia para la mitigación del cambio climático. Se denomina así al carbono que fijan los ecosistemas costeros como marismas litorales y praderas marinas.

En el proyecto Life Blue Natura, del que la Consejería de Medio Ambiente es el socio coordinador, participan como socios la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (AMAYA), el Centro de Estudios Avanzados de GAME-CEAB , del CSIC, el Centro de Cooperación del Mediterráneo de la UICN y Asociación Hombre y Territorio (HyT). Al encuentro desarrollado en la sede de la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio han asistido representantes de cada una de las entidades.

La duración del proyecto LIFE es de 4 años, desde 2015 hasta 2019, ambos inclusive. El proyecto, que cuenta con un presupuesto global de 2.513.792 euros, está financiado por el programa europeo LIFE y cofinanciado por CEPSA.

Durante la jornada se ha revisado el estado general del proyecto denominado concretamente “Life Blue Natura: el Carbono Azul en Andalucía para la mitigación del cambio climático: Mecanismos de cuantificación y valoración” y se ha abordado la integración en las políticas ambientales de los resultados que arroje el mismo.

Antonio Martínez, ha señalado que los resultados del proyecto van a ser claves para obtener  la financiación necesaria para proteger y conservar estos hábitats sumideros de carbono, como son las praderas de Posidonia oceánica y marismas de marea y ha recordado que se está tramitando en el Parlamento Andaluz, el proyecto de Ley de Medidas frente al Cambio Climático, “lo que proporcionará una oportunidad única para que los resultados de este proyecto se implementen en el desarrollo de la misma”.

Asimismo,  los representantes comunitarios recorrerán parte del litoral protegido del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar para hacer un reconocimiento de los puntos de muestreo dentro de las praderas de Posidonia oceánica.

Las praderas capturan cada año toneladas de CO2 que finalmente se incorporan a la mata, en el suelo bajo la planta, formando un sumidero de Carbono azul, un “almacén natural”.  Estos valiosos ecosistemas marinos, consiguen evitar de esta manera que se incremente la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera y todas las consecuencias negativas que este fenómeno acarrea, como el incremento global de la temperatura en el planeta.


Life Blue Natura
El proyecto Life Blue Natura es un proyecto innovador que entre otros objetivos pretende establecer nuevas metodologías para cuantificar el carbono azul, es decir, el CO2 capturado por los océanos y los ecosistemas costeros, tales como marismas, praderas de fanerógamas, entre las que, en Andalucía, adquiere especial relevancia la Posidonia oceánica.

Aunque estos ecosistemas costeros representan un pequeño porcentaje del suelo en el planeta, su alta tasa de fijación y acumulación de carbono hace que tengan un papel muy significativo en la retirada del exceso de carbono en la atmósfera, y por tanto, que pueden desempeñar un papel muy importante en las estrategias de mitigación del cambio climático a escala global.

Los beneficios que aportan estos ecosistemas son muchos,  protegen las costas de la erosión durante episodios de mar extremos, son fuente imprescindible de recursos pesqueros y, por supuesto, aumentan el atractivo turístico de nuestras playas.

Por todas estas razones, la protección de estos ecosistemas costeros y de todos los servicios que generan, es también uno de los principales objetivos de este proyecto. En concreto, la propuesta de este proyecto es conservar estos ecosistemas marinos sumideros de carbono a través de los mercados de compensación de emisiones de CO2.

También te puede interesar:
Life Blue Natura
Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea