Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > Boletín de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos. Julio / Agosto 2017. Nº 2

La necesidad de la autoprotección frente a los incendios forestales

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  78 votos

La llegada del verano ha puesto el foco de atención en los incendios forestales y sus consecuencias sobre la vegetación natural y, cada vez más frecuentemente, sobre las personas y sus bienes. 

En los terrenos donde se mezclan zonas forestales con viviendas, lo que se denomina interfaz urbano-forestal, existe un alto riesgo de que se produzcan incendios, debido a una mayor actividad humana. A su vez estos incendios, cuando adquieren un cierto grado de desarrollo, pueden ser peligrosos para los habitantes de las zonas afectadas y sus bienes (viviendas, instalaciones, ganado, etc.).

En la Comunidad Autónoma de Andalucía, conscientes de este fenómeno creciente, se han establecido una serie de medidas, tanto legales como ejecutivas, para frenar la frecuencia de incendios en estas zonas, así como las consecuencias una vez que se producen, dando prioridad a la seguridad de las personas.

mapa zonas peligro

Respecto a las medidas legales, las dos figuras fundamentales que establece la normativa andaluza son los Planes Locales de Emergencia por Incendios Forestales (PLEIF) y los Planes de Autoprotección. 

Los municipios situados en Zona de Peligro tienen amplias competencias en la prevención y lucha contra incendios forestales en su ámbito territorial, que se canalizan a través de los Planes de Emergencia por Incendios Forestales (PLEIF) que deben redactar y aprobar. Estos son los datos provinciales sobre PLEIF:

                                   

Estos Planes incluyen una exhaustiva descripción del territorio municipal, un inventario de los medios materiales y personales destinados a la lucha contra incendios forestales y la organización municipal para gestionar estos recursos.  Asimismo, contienen un anexo donde se relacionan todas las viviendas, instalaciones y actividades con obligación de contar con un Plan de Autoprotección, figura de la que hablaremos a continuación.

La figura del Plan de Autoprotección surge del hecho de que, además de las medidas preventivas que se establezcan de forma general en el territorio, entre las que se incluye la obligación por parte de los propietarios forestales de redactar y ejecutar Planes de Prevención de Incendios, es necesario que los propietarios y responsables de núcleos de población aislada, urbanizaciones, viviendas aisladas, zonas de acampada, instalaciones diversas y actividades ubicadas en Zonas de Peligro de incendio forestal, redacten Planes de Autoprotección que contemplen las medidas para evitar la propagación de incendios y en especial, para proteger los bienes y a las personas que en un momento dado, se encuentren en cualquiera de estos sitios cuando se produzca un incendio forestal. 

plan de autoprotecci

El Plan de Autoprotección, una vez redactado, debe ser presentado en el ayuntamiento correspondiente que lo revisará y aprobará. Las principales medidas contempladas en dichos planes consistirán en:

- Construcción de un cortafuegos perimetral para aislar el núcleo, vivienda o instalación del terreno forestal próximo.

- Limpieza de viales, parcelas abandonadas y zonas con acumulación de combustible.

- Organización para la extinción de incendios incipientes.

- Instalación de hidrantes en zonas de especial riesgo.

- Información a los habitantes y usuarios sobre como prevenir incendios y actuar en caso de que se produzca.

                                     

Algunas recomendaciones útiles para conseguir una adecuada autoprotección en urbanizaciones y en viviendas individuales, tanto desde el punto de vista preventivo como ante una emergencia son las siguientes:

* Construir y mantener siempre limpio un cortafuegos perimetral (anchura mínima 15 metros)

* Eliminar vegetación y restos secos de todas las zonas no urbanizadas (parcelas abandonadas, viales, barrancos) 

* Señalizar los viales y calles, indicando calles cortadas

* La urbanización debe contar al menos con dos vías de acceso y evacuación

* Los viales interiores deben permanecer siempre transitables y libres de obstáculos

* Contar con una red de hidrantes y tomas de agua para vehículos de extinción

* Realizar al menos una reunión anual antes del verano, para divulgar el contenido del Plan de Autoprotección y recomendaciones de prevención y defensa frente a un posible incendio

* Identificar de forma detallada las actividades que puedan producir incendios 

* Facilitar al Centro Operativo Provincial del Infoca y Emergencias 112 Andalucía el listadoactualizado de contactos en caso de emergencia

Otra medidas preventivas para viviendas

* Evitar elementos constructivos muy combustibles (madera, plástico,..)

* Evitar que haya vegetación y elementos muy combustibles a menos de 3 metros de la vivienda

* Ubicar los depósitos de combustible y montones de leña a más de 10 metros de la vivienda

* Evitar que los setos perimetrales se hagan con especies muy inflamables 

* Procurar que las puertas y ventanas de la vivienda se puedan aislar adecuadamente (ventanas de doble cristal, persianas, postigos, puertas con escasos huecos,..)

* Mantener los tejados libres de vegetación seca o materiales combustibles

* Contar con material de extinción (mangueras, extintores, ..) y suministro de agua en toda la parcela

En caso de incendio, sólo se debe permanecer en la vivienda por decisión de las autoridades o por peligro inminente que haga peligrosa la evacuación

Si se permanece en la viviendas, se debe:

* Contactar con autoridades para notificar nuestra situación

* Permanecer todos agrupados en la zona más segura de la casa

* Tapar aberturas (cerrar ventanas y puertas, bajar persianas)

* Cerrar llaves de paso y apagar el aire acondicionado 

* Llenar de agua las bañeras, fregaderos, cubos....

* Mantener las luces encendidas para localización del personal de extinción

* Remojar zonas amenazadas

* Vestir ropa no inflamable (preferible 100% algodón)

* Desplazar muebles y enseres más  inflamables al centro de las habitaciones

* Cuando haya pasado el incendio, permanecer en la vivienda en caso de duda, y esperar instrucciones

* Cuidado con cables sueltos e instalaciones eléctricas, por riesgo de electrocución

* Si permanecemos en la vivienda, retirar elementos combustibles cercanos a la fachada (mobiliario, alfombras, …).  

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea