Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Desarrollo Sostenible

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Cuatro senderos para disfrutar del castaño en Sierra de Aracena y Picos de Aroche

Boletín RENPA nº 184, noviembre 2016

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  145 votos
Almacén de castaña

El castaño es el símbolo del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche y así se recoge en el emblema de este espacio Red Natura 2000, en el que está representado el erizo espinoso y su característica hoja. Más de 3.000 hectáreas de este cultivo se distribuyen por el área que une Aracena y Cortegana, un recorrido que se disfruta diferente en cada estación: en verano, con la presencia de hojas verdes que se tornan ocres a la llegada del otoño para quedarse sin ellas durante el invierno.

Su presencia en esta sierra ha sido constante a lo largo de la historia. Sin embargo, no sería hasta la llegada de los árabes, primero, y de los repobladores, después, cuando se empiece a forjar toda una cultura en torno al árbol y a su fruto en buena parte de la comarca. Enclaves como Los Marines, Aracena, Galaroza, Alájar, Castaño del Robledo o Fuenteheridos conservan tradiciones estrechamente ligadas a la temporada de la castaña, iniciada en octubre, y en las que se percibe la simbiosis existente entre los vecinos y su medio natural.

Te invitamos a disfrutar de las tonalidades del castaño en otoño a través de cuatro senderos señalizados en el parque natural. Recuerda que es aconsejable mantenerse por los caminos señalizados y no recoger los frutos que son el sustento de muchas familias serranas.

Rodeo al Cerro del Castaño

Longitud: 5,5 km / Dificultad: Media / Tipo: Circular

Nuestra primera propuesta es un recorrido circular alrededor de la localidad cuya denominación se debe a la presencia milenaria de castaños en el entorno, Castaño del Robledo. Este cultivo aparece junto a manchas de robledal y otros árboles como pinos, madroños y alcornoques. Otro de los atractivos del sendero es la existencia de un bosque de roble melojos, motivo por el que este paraje en las alturas goza del mayor estatus de protección dentro del parque.

Antes o después del paseo no puedes dejar de conocer Castaño del Robledo. Su casco urbano está catalogado como Conjunto Histórico Artístico y alberga numerosas construcciones renacentistas y barrocas como las existentes en las calles Jilguero y José Sánchez Calvo. También destacan la iglesia de Santiago Mayor y el Monumento, un templo inacabado cuyas dimensiones contrastan con el caserío tradicional de la población y la humildad del resto de sus construcciones.

Hojas de castañar

Aracena-Fuenteheridos

Longitud: 11,3 km / Dificultad: Media / Tipo: Lineal

Este recorrido es una invitación a experimentar el especial placer de transitar por un camino histórico entre dos poblaciones destacadas del parque natural con parada en Los Marines. Centenares de ejemplares de gran altura y enormes troncos retorcidos pueblan nuestro paseo, en el que también disfrutaremos de dehesas, bosques de ribera, robles melojos y huertas.

En las localidades que atravesamos, se han desarrollado numerosas tradiciones en torno al castañar. En Fuenteheridos, por ejemplo, tiene lugar la Fiesta de la Castaña; y en la víspera de la festividad de la Inmaculada Concepción (7 de diciembre) se organizan hogueras en Los Marines y en Aracena, donde se fabrican los rehiletes; artilugio vegetal que consta de una vara de olivo a la que se le pinchan numerosas hojas de castaño por el centro y una castaña en cada punta para impedir que éstas se salgan cuando los portadores comiencen a girarlas prendiéndolas.

Alto del Chorrito

Longitud: 4 km / Dificultad: Baja / Tipo: Lineal

Desde un punto próximo a Los Marines, localidad que debe su nombre a los repobladores gallegos de apellido Marín que colonizaron esta zona en el siglo XVI, parte este sendero que en la mayor parte de su recorrido es un continuo descenso al barranco Valle del Silo y, finalmente, a Linares de la Sierra, a través de parajes boscosos y paisajes formidables, en los que podremos detectar la presencia de un amplio elenco de plantas y animales. Castaños y alcornoques salpicados de pequeñas huertas con olivos nos marcan un sendero después guiado por muros de piedra poblados de helechos.

Arias Montano

Longitud: 1,7 km / Dificultad: Media / Tipo: Lineal

Este sendero parte de uno de los lugares con más espiritualidad de todo el parque natural, la Peña de Arias Montano, que debe su nombre a Benito Arias Montano, humanista y confesor del rey Felipe II, quien convirtió a este lugar en una villa renacentista para su retiro espiritual.

A lo largo de este sendero, especialmente en sus tres cuartas partes iniciales, se puede disfrutar de un ambiente influenciado por la frondosidad de la vegetación con un dosel arbóreo caracterizado por su densidad y su elevado porte. Alcornoques y pinos piñoneros dominan el estrato superior, siendo frecuentes también ejemplares aislados de castaños, quejigos y rebollos y siempre acompañados por un rico sotobosque donde los madroños, labiérnagos, durillos y brezos atestiguan la calidad de estación en que nos encontramos. Esta diversidad florística unida a la ausencia de intervenciones selvícolas que se aprecia en el monte ofrecen un paisaje inusual y muy atractivo para el caminante.

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea