Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > Boletín de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos. Diciembre 2017. Nº 6 > Geodiversidad y biodiversidad

La reproducción de la cerceta pardilla crece este año un 60% que en 2016

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  76 votos

Los censos realizados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en el marco del Plan de Recuperación y Conservación de aves de humedales confirman la reproducción en 2017 de un total de 45 parejas de cerceta pardilla en seis humedales andaluces, lo que supone un incremento del 60% respecto al año 2016. Se trata del mejor resultado de reproducción de esta especie desde el año 2011, con un número de parejas que supera la media anual de 42 parejas registrada desde que se inició el seguimiento en 2002.


Este incremento del número de parejas ha sido especialmente notable en el Espacio Natural de Doñana, donde se han registrado 25 parejas cuando sólo se contabilizaron 6 en 2016, si bien sólo se ha podido confirmar la presencia de pollos para 8 de ellas.  El 40% de las parejas se han contabilizado en humedales naturales de Doñana.


La cerceta pardilla, es una especie que nidifica muy tarde, en los meses de mayo y julio. Prefiere  humedales someros y salobres ricos en vegetación emergente y sumergida, especialmente la marisma natural de Doñana en años buenos de precipitación. En años de sequía, el ciclo hidrológico de las lagunas y humedales someros se acorta y, por tanto,  su habitat de cría se ve reducido a humedales artificiales y con niveles de agua manejados por el hombre.


El año hidrológico 2016-2017 se ha caracterizado con un periodo otoñal y principio de invierno muy lluvioso en Andalucía Occidental, lo que ha propiciado que las marismas del Guadalquivir presentasen en enero una excelente situación hídrica. Además, se han restaurado entradas de agua a la marisma. Como consecuencia de todo ello, la marisma de Doñana presentaba en enero y principios de primavera una excelente situación hídrica la cual ha permitido que se mantuvieran hasta el verano niveles de agua adecuados para la reproducción de la cerceta pardilla.

Otro núcleo reproductor importante en Andalucía es el Codo de la Esparraguera en Cádiz, en una explotación acuícola donde la población reproductora ha pasado de 10 parejas en 2016, a 13 en 2017.


Fuera de las marismas del Guadalquivir, se ha mantenido una reducida población en la provincia de Almería, con dos parejas localizadas en las Salinas de Cerrillos y una en la Cañada de las Norias.


Para 27 de estas 45 parejas se ha podido confirmar el éxito de la reproducción. Se han contabilizándose un mínimo de 134 pollos en 25 polladas lo que indicaría una tasa de productividad de 5,4 pollos por pollada.


A pesar de estos buenos resultados, la situación de la cerceta pardilla sigue siendo muy delicada. A nivel nacional la especie ha sido declarada como «En situación crítica» el pasado mes de julio por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente. Actualmente esta especie es objeto de un programa de actuaciones en el marco del Plan de recuperación y Conservación de Aves de Humedales (Acuerdo de 13 de marzo de 2012, del Consejo de Gobierno), en el que se desarrollan medidas de conservación para su recuperación.

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea