Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Información ambiental

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > Información Ambiental > Clima y cambio climático > Actuaciones ante el cambio climático > Adaptación > Seguimiento del Cambio Global en Andalucía

Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  529 votos

El Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada tiene su origen en una iniciativa internacional auspiciada por la UNESCO, denominado GLOCHAMORE (Global Change in Mountain Regions). Este proyecto se inició en 2003, a través del programa MaB (Hombre y Biosfera) y tenía como finalidad última el desarrollo de protocolos de seguimiento de los efectos del cambio global en regiones de montaña. La Consejería de Medio Ambiente asumió la implementación de las directrices formuladas por la estrategia GLOCHAMORE.

Los montañas son excepcionalmente interesantes para el seguimiento de los efectos del cambio global, por diversas razones: son lugares menos antropizados que las tierras bajas y actúan de refugio de especies extintas en otros lugares o de especies con un área de distribución limitada por la altitud. Al mismo tiempo, las montañas son privilegiados laboratorios naturales porque son muy sensibles a los cambios ambientales por los frágiles equilibrios entre los componentes del sistema natural y porque los gradientes altitudinales reproducen los cambios que ocurren a lo largo de gradientes latitudinales de forma más rápida y en menos distancia. A escala europea y mundial, Sierra Nevada es un enclave de gran valor para el estudio del cambio global. Por ello fue el único espacio de montaña español seleccionado junto a otras 27 Reservas de la Biosfera mundiales para participar en esta Red Internacional.

El resultado principal de este proyecto es una estrategia de investigación consensuada que define tanto los ámbitos temáticos en los que centrar el seguimiento en regiones de montaña, como las metodologías recomendadas para asegurar que los resultados sean comparables. Este documento fue el punto de partida del actual Observatorio de Seguimiento Sierra Nevada. 

  1. Objetivos y pilares básicos
  2. Programa de seguimiento
  3. Gestión de la información generada
  4. Gestión adaptativa
  5. Divulgación

Objetivos y pilares básicos Subir al contenido anterior

El objetivo último del Observatorio del Cambio Global de Sierra Nevada es el de garantizar la obtención de la información necesaria para identificar con la máxima antelación posible los impactos del cambio global, para diseñar mecanismos de gestión que permitan minimizarlos y favorezcan la adaptación del sistema a los nuevos escenarios.

La consecución de este objetivo general requiere, en primer lugar, el diseño y puesta en funcionamiento de un programa de seguimiento de los efectos del cambio global en Sierra Nevada. La información generada por este conjunto de metodologías de seguimiento ha de ser transformada en conocimiento útil para que los gestores del espacio lleven a cabo una gestión activa y adaptativa de los recursos naturales. Para ello, es fundamental que todos los datos recopilados sean integrados y analizados en el contexto de un sistema de información asociado al proyecto. Por último, es muy importante trasladar a la sociedad tanto los resultados que se obtengan como las metodologías de trabajo, mediante mecanismos eficaces de difusión.

Programa de seguimiento Subir al contenido anterior



Indicadores de estado del programa de seguimiento. Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada



Indicadores de estado del programa de seguimiento. Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada
Indicadores de estado del programa de seguimiento. Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada

El diseño de mecanismos de adaptación frente al cambio global requiere la existencia de información relevante sobre la estructura y dinámica de los distintos elementos y procesos que constituyen los ecosistemas del espacio en cuestión.

Para evaluar tanto el estado de funciones ecológicas clave, como la estructura de los principales ecosistemas nevadenses, se definieron metodologías de seguimiento, plasmadas en un exhaustivo programa de seguimiento a largo plazo de sistemas, especies y procesos mediante más de 115 indicadores estructurados en 24 grupos.

Gestión de la información generada Subir al contenido anterior

La información recopilada sobre el estado y estructura de los sistemas naturales de Sierra Nevada, se almacena, procesa y analiza en un sistema de información, que suministra a los gestores información útil para mejorar la forma en la que se manejan los recursos naturales de este espacio.

Los datos en bruto generados son almacenados en bases de datos relacionales compatibles con la REDIAM. Los algoritmos que permiten analizar y procesar los datos anteriores son documentados y ejecutados de forma automatizada gracias al uso de aplicaciones de gestión de flujos de trabajo. Además de estos datos, se genera gran cantidad de información difícilmente normalizable en una base de datos: documentos de texto, presentaciones de diapositivas, bibliografía, videos, imágenes, etc. Para almacenar esta información se utilizan las herramientas propias de la web 2.0. El proyecto cuenta con una wiki en la que se muestran tanto las metodologías aplicadas como los resultados obtenidos.

Gestión adaptativa Subir al contenido anterior

La gestión adaptativa busca aprender de los resultados de las actuaciones sobre los recursos naturales, mejorando su gestión mediante la adaptación al cambio. Las actuaciones y los objetivos se reajustan nuevamente a la luz del nuevo conocimiento obtenido. Además, tanto las decisiones tomadas como las actuaciones realizadas y los resultados de la gestión han de ser cuidadosamente documentados y difundidos para permitir la transmisión del conocimiento obtenido con la experiencia.

El Observatorio ha incorporado la gestión adaptativa a sus planteamientos técnicos y las actuaciones prácticas de gestión. Entre los múltiples ejemplos de gestión adaptativa en Sierra Nevada destacan los tratamientos experimentales para evaluar la idoneidad de diferentes actuaciones de regeneración de la vegetación después del incendio de Lanjarón (2005) o los proyectos de conservación y mejora de masas del robledal, enebral y sabinar para aumentar la resiliencia de estos ecosistemas y favorecer la regeneración en unas condiciones cambiantes.

Area afectada por el incendio forestal de Sierra Nevada, 22-24 de septiembre de 2005

Divulgación Subir al contenido anterior

Por último, el Observatorio se constituye como foro de comunicación, lugar de encuentro y debate entre científicos y gestores, centro de divulgación del conocimiento y sensibilización de la población.

En este sentido, destacan los herramientas encaminadas a poner al alcance del público en general los resultados del Observatorio, como la wiki del proyecto y las publicaciones en la prensa convencional. También se han realizado varios documentales sobre el trabajo del Observatorio en la televisión autonómica andaluza. Por otro lado, se ha iniciado un proceso de formación continua mediante reuniones periódicas en grupos de trabajo, talleres y seminarios, experiencias de demostración, etc. que tienen el objetivo de actualizar el conocimiento científico-técnico del personal involucrado en el programa de seguimiento, intercambiar experiencias y conocimientos y compartir los problemas relacionados con el desarrollo del proyecto entre los investigadores, gestores y técnicos que en él participan.

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea