Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

A tu Servicio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > A tu Servicio > Documentación y Publicaciones > Publicaciones > Publicaciones > Biodiversidad

El cernícalo primilla en Andalucía. Bases ecológicas para su conservación

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  267 votos

Primilla macho
  1. Resumen
  2. Galería de fotos del cernícalo primilla

Resumen

Presentación

Un halcón vuela sobre el atasco diario en el centro de la ciudad. Esta imagen singularísima, un espectáculo que miles de andaluces pueden disfrutar gracias a la peculiar readaptación del cernícalo primilla desde su hábitat silvestre original en cortados y escarpes, a las inaccesibles oquedades que ofrecen catedrales, iglesias o viejos castillos y palacios.

Cernícalo en tejado

El agudo chillido de este pequeño y escaso halcón nos hace pensar en la generosa capacidad de la fauna para acomodarse a las extremas condiciones que le imponemos, siempre y cuando no transgredamos unas exigencias mínimas para la vida. El primilla, con su continuo trajín entre sus colonias de cría en los centros urbanos y los cuarteles de caza de la periferia, nos confirma que la cohabitación entre hombre y naturaleza es aún posible incluso en la más artificial de sus creaciones.

La Consejería de Medio Ambiente publica este manual con la intención de que este embajador entre el campo y la ciudad siga alegrando el cielo de nuestras urbes.

Sabiendo sus características vitales podremos ayudar al cernícalo y, por supuesto, a nosotros mismos por añadidura. Respeto al patrimonio histórico en el que anida, tranquilidad, una periferia urbana con hábitats saludables que le permitan alimentarse... ciudadanos y primillas comparten objetivos de un medio ambiente común: ecológico, sano y solidario.

Todo esto podemos conocerlo de la mano de expertos que, a través de esta publicación, espera ser una referencia para todos los implicados en la salvaguarda de las condiciones de vida de la especie, desde las Administraciones, a los propietarios de edificios, la propia Iglesia, arquitectos...

Pero me gustaría recalcar por último la total compatibilidad entre conservación del patrimonio cultural y natural. Los cernícalos y las vetustas piedras de nuestros nobles edificios han convivido siempre, y así puede y debe seguir ocurriendo.

Esperemos que este libro, editado gracias a la colaboración entre el CSIC y la Consejería de Medio Ambiente, contribuya a que los ciudadanos podamos seguir sintiendo el campo en la ciudad, enlazándonos con nuestros orígenes rurales, mientras contemplamos cernirse a los primillas sobre nuestros cielos. Su permanencia será un buen indicador de salud ambiental de los entornos urbanos.

Introducción

Entre todas las aves de presa diurnas que viven en España, el cernícalo primilla es sin lugar a dudas la que guarda una mayor vinculación con el ser humano. Este pequeño halcón, antaño habitante de cortados y taludes, comenzó a ocupar hace ya siglos los edificios construidos por el hombre, un hábitat de nidificación nuevo pero que presentaba grandes ventajas. Por un lado, la capacidad colonizadora que tiene el ser humano ponía a disposición de los primillas estructuras adecuadas para nidificar en áreas donde cortados y otros sustratos naturales escaseaban o estaban ausentes.

Por otro, la compañía del hombre proporcionaba una mayor protección frente a los depredadores, que habitualmente rehuyen vivir en ambientes urbanizados. Además, su proximidad garantizaba la disponibilidad de espacios abiertos, fruto de las actividades agrícolas y ganaderas, donde los primillas podían conseguir alimento. Precisamente, esta capacidad humana para producir grandes cambios en el paisaje ha jugado un papel esencial en la evolución histórica de las poblaciones de cernícalo primilla. El auge que sufrieron la agricultura y la ganadería entre los siglos XII y XIX conllevó una gran demanda de pastos y tierras para el cultivo, hasta el punto de que más de la mitad del territorio español pasó a tener usos del suelo relacionados con actividades agro-ganaderas.

Primilla en vuelo

Estos profundos cambios en el paisaje debieron ser muy beneficiosos para los primillas que, probablemente, no habían conocido una situación tan boyante para sus poblaciones con anterioridad. Así, el naturalista H. L. Irby relata como a finales del siglo XIX había tantos primillas en Las Alcantarillas, en la ciudad de Sevilla, "como abejas en un panal". Cinco décadas más tarde, el gran naturalista y pintor W. H. Riddell escribía refiriéndose a Arcos de la Frontera: "En su castillo (mi casa), en lo que quedan de sus murallas y en sus dos caras acantiladas, norte y sur, viven y crían cientos, casi puedo decir miles de cernícalos primilla".

El primilla era, en aquellos tiempos, una de las aves de presa más abundantes de nuestra geografía. Sin embargo, durante la segunda mitad del siglo XX esta situación cambió drásticamente. Las primeras voces de alarma surgieron a finales de la década de los 70 y principios de los 80; los primillas desaparecían de pueblos y ciudades y nadie sabía por qué. Las hipótesis que se barajaban para explicar el declive de sus poblaciones eran variadas, y el principal escollo que encontraban gestores y científicos para solucionar los problemas de conservación de la especie era la acuciante falta de conocimientos sobre su biología y ecología.

Primilla posado

Para tratar de ayudar a esta bella rapaz era necesario aplicar medidas de conservación cimentadas en un profundo conocimiento de los diferentes aspectos de su historia vital, pues de otro modo se corría el riesgo de actuar donde menos falta hacía. Así, varios científicos pertenecientes al grupo de Biología de la Conservación de la Estación Biológica de Doñana, con gran experiencia en problemas de conservación de aves rapaces, comenzaron a desentrañar los misterios de la vida del primilla en España. En los años 80, y con ayuda de la Junta de Andalucía, comenzó el seguimiento de la población del valle del Guadalquivir, para más tarde, ya a principios de los 90, emprender el estudio de la población del valle del Ebro auspiciado por la Diputación General de Aragón.

Desde entonces, y tras de miles de horas recogiendo datos sobre el primilla, se han aclarado muchos aspectos de su historia natural y de los problemas a los que se enfrenta en la actualidad. La mayor parte se encuentra en decenas de publicaciones científicas de calado internacional y en informes inéditos realizados para distintas administraciones, aunque una asignatura pendiente consistía en que todos estos conocimientos trascendieran el ámbito puramente científico y administrativo. La oportunidad de llenar esta importante laguna surgió cuando la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, muy acertadamente, nos propuso escribir este libro, donde hemos intentado compendiar toda esta información de manera que fuera asequible a toda persona interesada en la biología de conservación del cernícalo primilla. Aunque el libro está centrado en la Comunidad Autónoma Andaluza, muchos interrogantes sobre la biología, ecología y conservación del cernícalo primilla han sido despejados estudiando otras poblaciones ibéricas. Esta información es perfectamente extrapolable a las poblaciones andaluzas de la especie, por lo que también ha sido incluida en sus páginas. En conjunto, creemos que este libro proporciona las bases necesarias para entender los problemas de conservación a los que se enfrenta la especie y la información más relevante para solucionarlos.

Ahora, el reto consiste en poner todos estos conocimientos en práctica de forma que la conservación del cernícalo primilla quede garantizada a largo plazo. Esperamos que las páginas que siguen sirvan de acicate para que así sea, y que tanto nosotros como las generaciones que están por llegar tengamos la suerte de poder seguir disfrutando de una de las manifestaciones de vida más cercanas y bellas del patrimonio natural andaluz.

Resumen de capítulos

CAPÍTULO 1. Aspectos biológicos

Se describen las características más importantes para identificar al cernícalo primilla: diferencias con el cernícalo vulgar, determinación de sexo y edad. Asimismo, se detallan el ciclo vital de la especie, peculiaridades biológicas y comportamiento de alimentación. Por último, se explica la selección del hábitat de nidificación, área de campeo y de influencia de las colonias.

CAPÍTULO 2. Distribución y estatus en Andalucía

Andalucía presenta una de las poblaciones de cernícalo primilla más importantes de España, y por tanto de todo el mundo. El último censo regional, realizado en 1994/95, arrojó un mínimo de 3923 parejas reproductoras repartidas en 542 colonias. Las tendencias poblacionales no se conocen, por lo que urge actualizar el censo para obtener una visión real de la situación de la especie.

CAPÍTULO 3. Factores limitantes para las poblaciones

Entre los factores tradicionalmente barajados para explicar el declive de las poblaciones de primilla se encuentran la disponibilidad de huecos y edificios, la competencia con otras especies por los lugares de nidificación, el efecto nocivo de los contaminantes y la pérdida de hábitat de alimentación. Diversos trabajos señalan que la pérdida de hábitat es el problema más serio para los primillas.

CAPÍTULO 4. Técnicas de censoy parámetros reproductivos

El grado de precisión en los censos de parejas reproductoras de cernícalo primilla depende de la ubicación y estructura de los edificios. En áreas pequeñas, los censos consisten en el conteo de parejas que ocupan huecos durante las primeras horas de la mañana o últimas de la tarde. En el caso de censos provinciales o regionales, puede bastar con el conteo del número de edificios ocupados y el censo detallado de colonias representativas.

CAPÍTULO 5. Restauración de edificios y conservación de colonias

Las obras de restauración de edificios no suponen un problema en sí, pero pueden resultar muy perjudiciales si se realizan de forma inapropiada. Existen dos actuaciones que pueden afectar a la especie: la oclusión de huecos y las molestias en la época de reproducción. Para evitar este tipo de situaciones, las obras deben ceñirse a un calendario compatible con la conservación de la especie.

CAPÍTULO 6. Efecto de las políticas agrarias

Las políticas agrarias juegan un papel fundamental en la conservación del cernícalo primilla, ya que se trata de una especie que muestra una estrecha dependencia de paisajes agro-pastorales tradicionales. Este tipo de sistemas han resultado poco rentables en el marco de la Política Agraria Comunitaria, y se han producido grandes cambios en el paisaje agrícola que resultan incompatibles con la conservación de la especie.

CAPÍTULO 7. Cría en cautividad y reintroducción

La cría en cautividad de cualquier especie para su posterior reintroducción en la naturaleza debe considerarse siempre como la última alternativa para la recuperación de sus poblaciones, ya que entraña dificultades técnicas y es necesario destinar grandes partidas presupuestarias. No obstante, en algunos casos es la única opción viable.

CAPÍTULO 8. Medidas de manejo y educación ambiental

En algunos casos, resulta inevitable que los edificios ocupados por los primillas sean demolidos o restaurados de forma que pierdan funcionalidad para la especie. En estos casos debe contemplarse la adecuación de edificios cercanos e incluso la construcción de primillares, estructuras especialmente diseñadas para acoger colonias de cernícalo primilla.

Los programas de educación ambiental constituyen una de las medidas más eficaces para acabar con algunos de los problemas que tiene el cernícalo primilla. El hecho de que esta especie habite entornos humanos y que utilice con frecuencia edificios para nidificar proporciona grandes ventajas para implementar este tipo de programas.

Créditos

Esta publicación es fruto de un Convenio de Colaboración entre la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través de la Estación Biológica de Doñana para elaborar un manual técnico sobre el Cernícalo Primilla en Andalucía. 

Edita:
Consejería de Medio Ambiente.
Junta de Andalucía

Dirección facultativa: José Mª Fernández-Palacios Carmona.
Dirección General de Gestión del Medio Natural 

Coordinación:
David Serrano y Juan Manuel Delgado

Fotografías:
Jordi Bas (JB), Juan Manuel Delgado (JMD), José Mª Garzón (JMG), Francisco Jesús Martín (FJM), Francisco Manuel Marín (FMM), Manel Pomarol (MP), Borja Nebot (BN), Manuel de la Riva (MDR), Carlos Rodríguez (CR), Mariano Rodríguez (MR), David Serrano (DS), José Luis Tella (JLT), Esperanza Ursúa (EU) y Miguel Yanes (MY).

Dibujos:
Juan Manuel Delgado Marzo

Diseño Gráfico:
Consegraf

Copyright fotografías: de los autores

Copyright dibujos: del autor

I.S.B.N.: 84-96329-19-4
Depósito Legal: SE-2935-04
Imprime: Egondi Artes Gráficas, S.A.

Agradecimientos:
No hubiera sido posible ofrecer información tan detallada sobre la biología y ecología del cernícalo primilla sin la colaboración y los trabajos de investigación realizados por J.J. Negro, M. de la Riva, J.L. Tella, J. Bustamante, J.A. Donázar, F. Hiraldo, J.M. Aparicio, P.P. Olea y Manuela G. Forero.
Asimismo, quisiéramos agradecer el esfuerzo dedicado al estudio y conservación del primilla por parte de numerosas personas en Andalucía, gracias a las cuales ha sido posible obtener parte de la información que aparece en el libro: M. Martín, C. Martínez, A. Martínez, y J.J. Castro del proyecto de reintroducción de La Alhambra, F.J. Martín y M. Yanes de los proyectos de reintroducción de La Carolina y Jódar, F. Cabello, F. Díaz, R. Jiménez, P. Moreno, F. Prunier, R. Pulido, S. Saldaña, J.M. Sánchez y E. Urbano, en Córdoba, J.M. González y J. de D. Morenilla, en Granada, J.L. Barroso, J.M. Bermúdez, C. Melguizo, Y. Menor y J.L. Ruiz, en Sevilla y Huelva e I. Sánchez en Jerez.
En muchos de esos trabajos fue esencial la colaboración prestada por los responsables de los edificios donde la especie cría. M. Pineda y J. Bejarano nos abrieron las puertas del C.R.E.A. de San Jerónimo (Sevilla) para tomar imágenes de ejemplares cautivos. Ricardo Díaz-Delgado tuvo la amabilidad de preparar la imagen con el mapa de distribución de la especie.

Foto portada y Presentación:
Fernando Barrios Partida: 1 er Premio XIX Concurso Fotográfico “Día Mundial del Medio Ambiente”

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea