Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Desarrollo Sostenible

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Corrección de apoyos peligrosos para la avifauna en tendidos eléctricos distribuidos en Andalucía

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  1639 votos

Las infraestructuras de distribución de energía son elementos presentes en todo el territorio andaluz y, desde su aparición, han supuesto un evidente peligro para algunas aves amenazadas, como el águila imperial ibérica, el águila perdicera, o el búho real entre otros. 

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería, ha emprendido medidas destinadas a minimizar esta problemática. 

Riesgos para las aves Subir al contenido anterior

Numerosos estudios han puesto de manifiesto que los accidentes en líneas eléctricas, por colisión y electrocución, constituyen una de las causas más importantes de mortalidad y un motivo determinante de la reducción de las poblaciones de varias especies de aves.

  • El riesgo de electrocución se da en aves de gran envergadura que utilizan los tendidos eléctricos como posaderos y oteaderos, por su posición privilegiada en zonas desprovista de arbolado. Incide de manera especial en la población juvenil, ya que la mayor parte de los casos de mortalidad se localizan en las áreas de dispersión, donde existe una alta concentración de jóvenes. Sin embargo, también se da un importante registro de mortalidad en ejemplares adultos en el interior de los territorios de campeo y nidificación.
  • Los riesgos por colisión se producen cuando las aves en vuelo no son capaces de evitar los cables y chocan contra ellos, accidentes que son más susceptibles de sufrir las aves de comportamiento gregario, aves acuáticas y esteparias. La mayor incidencia de mortalidad producida por este motivo se registra en zonas de humedales, campiñas etc.

 

Medidas destinadas a minimizar los riesgos por colisión y electrocución Subir al contenido anterior

Aves electrocutadasAves electrocutadas

La primera, a través del marco normativo, con la aprobación del Decreto 178/2006 de 10 de octubre, en el que se establecen normas de protección de la avifauna para las instalaciones eléctricas de alta tensión. Esta norma extiende las medidas anti-electrocución a las instalaciones eléctricas aéreas de alta tensión de nueva construcción, así como las modificaciones o ampliaciones de las existentes que requieran autorización administrativa e incluye la obligatoriedad de adecuar las lineas ya existentes que discurran por zonas de especial protección para las aves (ZEPA) o zonas de especial conservación (ZEC), es decir, las que discurran por Red Natura2000.

 

 

Zonas de obligado cumplimiento de medidas antielectrocución según Decreto 178/2006, en tendidos anteriores a su publicación 

(Visor optimizado para navegadores Mozilla Firefox y Google Crome)

Más información en la Red de Información Ambiental de Andalucía

El REAL DECRETO 1432/2008, de 29 de agosto, por el que se establecen medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión, completa lo dictado en la norma andaluza con corrección a áreas de importancia para la conservación de las especies amenazadas que estén fuera de las zonas protegidas.

  • Zonas de Especial Protección para las aves (ZEPAs)
  • Áreas prioritarias de reproducción, alimentacion, dispersión y concentración de las especies de aves incluidas en el Catalogo Andaluz de Especies Amenazadas. 

Para la definición de estas áreas se han seleccionado las especies con mayor riesgo de electrocución o colisión: avutarda (Otis tarda), águila perdicera (Hieraaetus pennatus), cigüeña negra (Ciconia nigra), milano real (Milvus milvus), alimoche (Neophron percnopterus), águila real (Aquila chrysaetos), águila imperial ibérica (Aquila adalberti), buitre negro (Aegypius monachus) y aguilucho cenizo(Circus pygargus).

Buitre electrocutadoBuitre electrocutado

De todas ellas, se tiene suficiente información sobre sus zonas de concentración y reproducción, gracias a los diferentes programas de conservación y seguimiento de fauna amenazada desarrollados por la Consejería. Con esta medida, se pretende disminuir la incidencia de potencial mortalidad de estas aves, por colisión o electrocución con tendidos eléctricos.

Y actualmente, tras la aprobación por acuerdo del Consejo de Gobierno de de los Planes de Recuperación y Conservación de Especies Amenazadas en Andalucía, esta zona de protección establecida por el Real Decreto queda ampliada con el ámbito de aplicación de los Planes de Recuperación del Águila Imperial, de Aves Necrófagas, de Aves Esteparias y Aves de Humedales.

La segunda línea de actuación emprendida por la Administración ambiental está relacionada con la corrección de los tendidos con mayor incidencia y la designación de puntos negros. Esta iniciativa es impulsada a través de los programas para la conservación de especies amenazadas, que establecen medidas para la adecuación de aquellas líneas que registran una alta tasa de incidencias de mortalidad o que se consideran potencialmente peligrosas.

Así, entre los años 2000 y 2006, antes de la publicación del Decreto 178/2006, la, por entonces, Consejería de Medio Ambiente promovió la corrección de un total de 6.200 apoyos para prevenir electrocuciones y actuó en un total de 879 líneas aéreas con más de 1.450 km de tendidos eléctricos señalizados para prevenir colisiones.

El seguimiento posterior realizado ha demostrado que estas medidas han contribuido de forma considerable a la mejora de las poblaciones de algunas especies amenzadas como el águila imperial ibérica o el águila perdicera, entre otras, al haberse reducido significativamente la mortalidad por electrocución.

 

Efectividad de dispositivos anti-electrocución. Convenios con ENDESA y CSIC Subir al contenido anterior

El choque y la electrocución con tendidos eléctricos son las principales causas de mortalidad de numerosas especies de aves, debido fundamentalmente al diseño de los postes y la disposición de los conductores. Entre las especies que habitualmente mueren electrocutadas se encuentran aves de tamaño mediano a grande, como águilas, cuervos y cigüeñas, muchas de las cuales están catalogadas con algún grado de amenaza. Además, estos accidentes también ocasionan deficiencias en el suministro eléctrico.

El sistema de L invertida para colgar el puente central del apoyo puede ser utilizado por las aves como zona de posada en la parte alta sin riesgo de electrocución

Dado que el mayor número de accidentes se produce por electrocución, la técnica más utilizada actualmente para evitar riesgos es el aislamiento de los cables conductores o de la cruceta de forma total o parcial, así como la instalación de unos dispositivos que impiden que se posen las aves en los lugares más peligrosos.

En octubre de 2005, la Consejería de Medio Ambiente y ordenacion del territorio, ENDESA y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) firmaron un convenio de colaboración con dos objetivos fundamentales:

  1. Desarrollar un dispositivo que aísle la cruceta, con la máxima eficacia posible y de bajo coste.
  2. Determinar las posibilidades de condicionar el comportamiento de las aves para que no utilicen como posaderos los postes eléctricos.

Este estudio se llevó a cabo con cuatro postes en una finca de 900 hectáreas ubicada en el término municipal de Alcalá de los Gazules (Cádiz). 

El estudio del comportamiento de las aves ha revelado que todos los individuos posados presentaron reacciones que demuestran el buen funcionamiento del denominado pastor eléctrico. Dichas reacciones comprendieron saltos, aleteos, cambio de posición y, finalmente, huída.

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea