Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Inicio > Información Ambiental > Agua > Recursos hídricos > Aguas superficiales

Las aguas superficiales en la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  56 votos

Ríos


Desde el punto de vista fluvial, la red hidrográfica de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas está constituida por un conjunto de cuencas de ríos, arroyos y ramblas que nacen en sierras del Sistema Bético y desembocan en el mar Mediterráneo. La superficie total de las cuencas mediterráneas incluidas en la demarcación es de 20.027 Km2.

Se distinguen tres tipos de redes, de fronteras no siempre bien definidas:

  • una integrada por los cursos más importantes: Guadiaro, Guadalhorce, Guadalfeo, Adra, Andarax y Almanzora;
  • otra cuyos cauces, frecuentemente de morfología "rambla" en los tramos medios y bajos, presentan en general un régimen de caudales caracterizado por su gran variabilidad (Guadalmedina, Vélez, Verde de Almuñécar, etc.)
  • una última, con disposición "en peine" perpendicular a la costa y compuesta por innumerables arroyos de fuerte pendiente, corto recorrido y aportes esporádicos.


La capacidad total de embalses en el ámbito territorial de la Demarcación es aproximadamente de 1.170 hm3.

En la desembocadura de los ríos en el mar, habida cuenta del carácter micromareal del Mediterráneo, la presencia de aguas de transición en la demarcación es limitada y se reducen a pequeños estuarios (Guadarranque, Palmones, Guadiaro, Guadalhorce) y a algunas albuferas (Charcones de Punta Entinas, Salina de los Cerrillos, Albufera de Cabo de Gata).

De acuerdo con la clasificación realizada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la longitud total de los ríos significativos (cuenca vertiente mayor a 10 km2 y caudal circulante superior a 100 I/s) en la DHCMA es de 2.115 km, incluyendo los estuarios.


Lagos o lagunas

No todas las escorrentías discurren hacia la red fluvial, ya que existen áreas cerradas de carácter endorreico o semiendorreico. Suelen ser áreas de extensión reducida y constituyen depresiones en terrenos de baja permeabilidad, donde se retienen y encharcan las aguas que posteriormente se pierden por infiltración o, en su mayor parte, por evaporación. Destacan la Laguna de Fuente de Piedra, la mayor del territorio nacional con sus 1.311 ha de extensión, en la provincia de Málaga.

En total, los lagos o lagunas de la demarcación suman unos 33,1 km2 de área. Además de la anteriormente mencionada, destacan como naturales el complejo lagunar y la laguna salada de Campillos, las lagunas de Archidona, la Caldera, las turberas de Padul y la albufera de Adra, y como artificial el Tomillar.

La superficie incluye la ocupada por los pantanos.


Humedales

La demarcación hidrográfica cuenta con 39 humedales inscritos en el Inventario Andaluz de Humedales, con una superficie total de 37,99 km2; 7 en la Declaración Ramsar con una superficie total de 58,54 km2; y 25 en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas.

 

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea