Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Desarrollo Sostenible

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

2018

    Plan de Ordenación del Territorio de la Serranía de Ronda (Málaga). Apoyo técnico para la redacción del Plan (C16A0712M50002)

    Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  8 votos
    Sierra de las Nieves


    El Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) establece, entre sus principales estrategias, la formulación de Planes de Ordenación del Territorio de ámbito subregional tomando como referencia las Unidades Territoriales definidas por el mismo, al objeto de asegurar el adecuado desarrollo territorial de Andalucía y la consecución de las políticas y programas sustantivos que contrarresten las tendencias y procesos que pueden alterar el equilibrio regional.

    Entre los ámbitos que integran el Modelo Territorial de Andalucía está la Unidad Territorial “Serranías de Cádiz y Málaga”, organizada por una red de Ciudades Medias del Interior que tienen un papel decisivo en la estructuración de este territorio. No obstante, el propio Plan regional reconoce que a veces es necesario flexibilizar los límites de estos ámbitos de referencia, al considerar que algunas de las características de las Unidades Territoriales pueden aconsejar delimitar ámbitos de planificación más acotados a determinadas problemáticas y objetivos, o ajustar los mismos a los límites provinciales en aras de agilizar su tramitación. Este objetivo ha llevado a plantear la planificación subregional de esta Unidad Territorial individualizada en las dos provincias: Sierra de Cádiz, por un lado, y Serranía de Ronda, por otro.

    En este sentido, el sector occidental de la cordillera Penibética en la provincia de Málaga, limitado por la Sierra de Cádiz, el Campo de Gibraltar, la Sierra Sur de Sevilla, la Costa del Sol occidental y la aglomeración urbana de Málaga, conforma el ámbito de planificación de la Serranía de Ronda, integrado por un conjunto de asentamientos de pequeño tamaño organizados entorno a Ronda, ciudad media con funciones claras de centralidad comarcal. Esta organización y la existencia de unos recursos territoriales y, por ende, de bases económicas compartidas dan coherencia espacial a este territorio.

    En relación a lo anterior, el ámbito máximo de este Plan se ajustará a la delimitación de la parte malagueña de la unidad Territorial “Serranías de Cádiz y Málaga”, Unidad Territorial definida en el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía e integrada por los municipios de: Algatocín, Alozaina, Alpandeire, Ardales, Arriate, Atajate, Benadalid, Benalauria, Benaoján, Benarrabá, El Burgo, Cartajima, Carratraca, Cortes de la Frontera, Casarabonela, Cuevas del Becerro, Faraján, Gaucín, Genalgucil, Guaro, Igualeja, Jimena de Libar, Jubrique, Júzcar, Monda, Montecorto, Montejaque, Pujarra, Parauta, Ronda, Serrato, Tolox y Yunquera.

    Este ámbito posee diversidad física, ya que engloba la meseta de Ronda y los valles de los ríos Guadiaro y Genal, además de los espacios serranos subbéticos, así como gran riqueza ambiental, confluyendo en el mismo los Parques Naturales de la Sierra de Grazalema, de Los Alcornocales y de la Sierra de las Nieves, a la vez que presenta problemas y oportunidades comunes en materias relacionadas con la actividad económica y la organización del territorio.

    La evolución demográfica del ámbito en los últimos años se caracteriza por una dinámica global negativa, con pérdidas de población generalizadas, con independencia del tamaño y localización de los municipios, y el dinamismo económico es significativamente inferior al de las áreas urbanas vecinas (aglomeración urbana de Málaga y Costa del Sol), no obstante, la riqueza y singularidad de los recursos naturales y paisajísticos del ámbito, unido a la proximidad de las citadas zonas urbano-turísticas, han favorecido la emergencia de un nuevo recurso en la zona: su potencial turístico y recreativo. Estas sierras y valles acogen un valioso patrimonio rural, natural y paisajístico que, junto con sus núcleos urbanos, poseen gran potencial para el desarrollo del turismo de naturaleza y cultural.

    Esta potencialidad y las actividades asociadas conllevan también, en general, efectos negativos, como los derivados de las implantación de usos residenciales y turísticos en el suelo no urbanizable y la presión excesiva sobre los recursos naturales. La confluencia de usos genera tensiones territoriales y demanda dotaciones, infraestructuras y servicios adecuados a la nueva escala en la que aparecen los problemas y carencias, y también las oportunidades, y que para ser abordados de manera eficiente han de ser considerados desde un punto de vista supramunicipal.

    Por otro lado, se observa un desplazamiento hacia estas zonas del interior de Andalucía de los modelos de desarrollo urbanístico y turísticos del litoral, debido a la colmatación de este espacio y la dificultad de disponer grandes extensiones de suelo para actividades vinculadas a estos usos, y a las nuevas demandas del turismo ligado a la naturaleza.

    Por todo esto se considera necesario iniciar los trabajos de elaboración de un plan de ordenación del territorio de escala subregional que contribuya activamente en la estimulación del crecimiento socio-económico de la población de esta zona rural, y la promoción de la sostenibilidad ambiental, identificando los elementos básicos que organizan y estructuran el territorio, y estableciendo los criterios y objetivos para la compatibilización y ordenación de usos, para la adecuada distribución de las funciones urbanas de los municipios y núcleos del ámbito y, en consecuencia, en beneficio de sus habitantes, y para la protección y mejora del paisaje, de los recursos naturales y del patrimonio cultural.


    Más información:
    Ordenación del Territorio

    Logotipo de la Unión Europea

    El desarrollo de este servidor WEB
    ha sido cofinanciado por la Unión Europea