Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

A tu Servicio

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Navegación secundaria

Inicio > A tu Servicio > Documentación y Publicaciones > Publicaciones > Publicaciones digitales > Espacios Naturales Protegidos (61)

Parque Natural Sierra Norte de Sevilla - Patrimonio geológico y geodiversidad

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  440 votos
Parque Natural Sierra Norte de Sevilla

 

  1. Historia geológica del Parque
  2. Formación del Karst del Cerro del Hierro
  3. Mapa y corte geológico
  4. Situación

Historia geológica del Parque Subir al contenido anterior

Hace más de 550 millones de años, esta zona era un extenso mar que se extendía al sur del viejo relieve precámbrico emergido de la Meseta Ibérica, donde se depositaron grandes espesores de sedimentos detríticos (conglomerados, arenas y arcillas), arrastrados por los ríos que erosionaban el viejo continente, y fangos carbonatados, origen de las rocas calizas, generados por el depósito de caparazones y esqueletos de organismos marinos.

 

Corte terrestre de hace 550 millones de años

 

Unos 200 millones de años más tarde (hace 360 millones de años) la cuenca marina se redujo hasta generar un extenso medio de áreas pantanosas donde se acumularon importantes cantidades de restos vegetales, que más tarde darán lugar a yacimientos de carbón.

 

Corte terrestre de hace 360 millones de años

 

Algunos millones de años más tarde (hace 320 millones de años), la Orogenia Hercínica somete los sedimentos a fuertes transformaciones (metamorfismo) y deformaciones (pliegues y fracturas). Las rocas resultantes fueron atravesadas por magmas graníticos, ricos en elementos metálicos, que al intruir generan mineralizaciones.

 

Corte terrestre de hace 320 millones de años

 

Los materiales geológicos del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla pertenecen a la zona de Osa Morena, uno de los dominios geológicos en los que se divide el Macizo Hercínico de la Meseta Ibérica. El relieve, suavemente alomado, está constituido por un conjunto de rocas metamórficas (pizarras, cuarcitas, calizas marmóreas), y granitos, plegadas y dispuestas en bandas de dirección NO - SE, limitadas por importantes fracturas de alcance regional.

Formación del Karst del Cerro del Hierro Subir al contenido anterior

 

Corte terrestre en la primera fase de formación del karst

 

Corte terrestre en la segunda fase de formación del karst

 

Corte terrestre en la tercera fase de formación del karst

 

Desde entonces el relieve permanece emergido y sometido a la acción de los agentes erosivos, que lo modelan y rejuvenecen hasta conformar el característico paisaje alomado con el que hoy lo conocemos. Uno de los procesos más característicos es la karstificación de las rocas carbonatadas, como consecuencia de su disolución por el efecto de las aguas de lluvia y de la nieve, con su máximo exponente en el Karst del Cerro del Hierro, con innumerables formas de interés: poljes y valles colgados, lapiaces, dolinas, cavidades, simas y travertinos, etc.

Mapa y corte geológico Subir al contenido anterior

 

Leyenda del mapa de situación

 

Zonas del mapa

 

Mapa
Puntos de interés geológico
  1. El karst del Cerro del Hierro, modelado sobre calizas cámbricas ricas en arrecifes y colonias de antiguas esponjas (arqueociátidos), es uno de los de mayor interés de Andalucía. Presenta una mineralización de óxidos de hierro, relacionada con el propio proceso de karstificación de la caliza, que provoca la alteración de los minerales de hierro primarios y su posterior relleno en las cavidades en forma de óxidos e hidróxidos. La explotación de los minerales concentrados en las cavidades ha permitido la exhumación del relieve y la aparición de las formas que actualmente se observan.

     

    Lapiacies del Cerro del Hierro

     

    Lapiaces

     

  2. En las proximidades de San Nicolás del Puerto se sitúan los manantiales de descarga del acuífero kárstico de Guadalcanal - San Nicolás, que, en un paraje de singular belleza, dan origen al nacimiento del Río Huesna, que discurre a partir de este punto entre bosquetes en galería de excepcional belleza, y se dispone en tramos cortos compartimentados por pequeñas cascadas o saltos de agua, asociadas a las cuales se desarrollan tobas travertínicas de gran valor didáctico y paisajístico.

     

    Travertinos en las cascadas del río Huesna

     

    Manantiales del nacimiento del río Huesna

     

  3. Otro paisaje geológico sobresaliente en el área se desarrolla en los batolitos de El Pedroso y el Real de la Jara, donde las rocas graníticas han conformado un característico y hermoso paisaje de dehesa con magníficos ejemplos de disyunción en bolas.

     

    Disyunción en bolas en el granito del batolito de El Pedroso

     

  4. Una de las formas kársticas subterráneas más emblemáticas del parque es la Cueva de los Covachos, modelada también sobre calizas metamórficas cámbricas. Situada entre antiguas canteras romanas, constituye la segunda cavidad en recorrido de la provincia de Sevilla. A su interés espeleológico deportivo y científico se une, además, un excepcional valor cultural, ya que alberga notables manifestaciones de Arte Rupestre y material cultural que abarca desde el Neolítico, Calcolítico y Bronce, circunstancias que la han hecho merecedora de la declaración de Bien de Interés Cultural.

     

    Cueva de los Covachos

     

Situación Subir al contenido anterior

 

Mapa de situación

 

Leyenda del mapa

 

Situación lineatemporal
Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea