Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Inicio > Información Ambiental > Espacios Protegidos > Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA) > Parques Naturales

Geoparque Sierras Subbéticas

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  1228 votos

Un territorio montañoso en el corazón de las cordillera Bética, donde los antiguos fondos del mar de Tethys son modelados por le karst. Las series de rocas mosozóicas albergan abundantes restos de invertebrados mairnos. Es éste el reino de los ammonites.

El parque natural Sierras Subbéticas, desde 2006 pertenece a las redes europea y mundial de Geoparques, avaladas por la UNESCO. Es precisamente su excepcional patrimonio geológico y las actuaciones que se han venido desarrollando en relación con la protección y difusión del mismo, lo que le ha valido la designación de Geoparque Europeo y Global.

La geología es uno de los aspectos más sobresalientes del paisaje de la Subbética. Los tajos y escarpes grises de roca calcárea destacan entre relieves alomados de naturaleza arcillosa.

La influencia humana está muy presente en estas sierras. El blanco de los caseríos y el verde de las plantaciones de olivar se integran en el paisaje rocoso en un equilibrio de belleza singular.

Patrimonio geológico de las sierras Subbéticas

Las Sierras Subbéticas Cordobesas constituyen un ejemplo excepcional de la geología de las zonas externas de la Cordillera Bética. Se trata de las rocas que se formaron en una gran plataforma marina que se desarrolló al sur de Sierra Morena durante las eras Mesozoica y Cenozoica (de 250 a 25 millones de años, aproximadamente). Esta plataforma recibía tanto sedimentos detríticos procedentes de la erosión del continente (Macizo Ibérico), como los sedimentos formados en el propio mar de Tethys.

Los continuos ascensos y descensos del nivel del mar, el hundimiento de sus fondos a través de gigantescas fracturas, las variaciones en el clima, las erupciones volcánicas y los diferentes seres vivos que habitaron en cada momento, dejaron su huella en las series de sedimentos, que posteriormente fueron transformados en roca, conservando en su seno, durante decenas de millones de años, algunas trazas de la historia geológica de Andalucía.


Entre los numerosos lugares de interés geológico del Geoparque destacan:

La serie jurásica de la Cañada del Hornillo: esta serie de estratos, que afloran en un camino entre olivares, permite hacer un recorrido en el tiempo a través del Jurásico. En sus rocas se pueden observar y fotografiar los numerosos trazos espirales que dejaron las conchas de ammonites.

 

El Polje de la Nava de Cabra: la Nava representa un fabuloso ejemplo de poljé (depresión kárstica), que ofrece un paisaje inesperado, extraordinariamente cambiante durante las estaciones, una vasta llanura, oculta entre las agrestes montañas rocosas que la circundan, donde nace el Río Bailón.

La Cueva de los Murciélagos: es la primera cueva de la provincia de Córdoba acondicionada para el turismo. Alberga un yacimiento arqueológico de extraordinaria importancia. La iluminación resalta de una manera muy natural la estalactitas, estalagmitas y banderas, entre otros, que tapizan las salas. Para más información: http://www.cuevadelosmurcielagos.com

El Picacho de Cabra (El Balcón de Andalucía): en pleno centro geográfico de Andalucía, ofrece un punto de vista único para observar las tres unidades morfoestructurales que componen la comunidad andaluza: Sierra Morena, la Cuenca del Guadalquivir y la Cordillera Bética. En su cima se dan cita historia, leyenda, religión y, especialmente, geología. El Picacho fue declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1929.

Las Dolinas de los Hoyones: impresionante paisaje de gigantescas depresiones circulares en las montañas producido por la lenta disolución de las rocas calcáreas (caliza y dolomía).

La Tiñosa: es la cumbre más elevada de la provincia de Córdoba, ofrece paisajes escarpados de gran personalidad. En su cara norte se conservan vestigios de las últimas glaciaciones del Cuaternario, en forma de depósitos de brechas de origen periglacial.

La Sima de Cabra: con 116 metros de caída libre desde su boca, alberga numerosos secretos, tragedias y leyendas. En ella, tuvo lugar el que podría ser el primer espeleo-socorro de la historia, en 1683. El mismísimo Cervantes escribe sobre esta sima en un pasaje del Quijote.

La Fuente del Rey: tiene su origen en el entorno de una de las surgencias más importantes del acuífero de la Horconera-Rute, el Manantial de la Salud. En pleno corazón del pueblo de Priego, este complejo de fuentes supone uno de los elementos arquitectónicos de mayor relevancia de la Subbética. 

El Lapiaz de los Lanchares: este lapiaz es un paisaje rocoso, irregular, atravesado por una densa red de grietas, surcos, crestas, canales, pequeños túneles sinuosos…, producto de la acción, sobre la roca caliza, del agua de lluvia y el desarrollo de vegetación. Las rocas sobre las que se forma el lapiaz contienen una historia muy antigua, que se remonta al Jurásico Medio.

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea