Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Desarrollo Sostenible

Herramientas de ayuda para el usuario

Navegación principal

Plan especial de sequía de los Distritos Hidrográficos Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  893 votos

La Comisión del Agua de la Cuenca Atlántica, máximo órgano de participación y toma de decisiones de la cuenca aprobó en enero de 2008, el Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual Sequía (PES), en el que se establecen distintos umbrales para evaluar la gravedad de una hipotética sequía así como el conjunto de medidas a tomar en cada uno de ellos.

Este plan se elabora en cumplimiento del Plan Hidrológico Nacional y siguiendo los protocolos de actuación en situaciones de sequía de las cuencas del los ríos Guadalete, Barbate, Tinto, Odiel, Piedras y Chanza. El Plan diseña teniendo en cuenta la gravedad del posible periodo seco una serie de medias de contención del gasto de agua y de gestión de infraestructuras, de recursos y actuaciones de concienciación.

El Plan divide a la Cuenca de forma general en dos ámbitos diferenciados, con una superficie total de 12.932 kilómetros cuadrados:

  • Constituido por las cuencas internas de Andalucía de los ríos Guadalete y Barbate e intercuencas entre el limite de los términos municipales de Tarifa y Algeciras y el límite con la Cuenca del Guadalquivir.
  • Las cuencas de los ríos Piedras, Odiel y Tinto y las intercuencas correspondientes de vertido directo al Atlántico; y la cuenca hidrográfica vertiente al tramo internacional del río Guadiana dentro de la provincia de Huelva, desde la confluencia del río Chanza, incluida la cuenca de este, hasta su desembocadura en el mar.

Primero hace un recorrido y muestra las característica propias de cada una de las zonas de la cuenca, para pasar a especificar sus recurso hídricos, sus sistemas de explotación del ciclo integral del agua (embalses, tratamiento y abastecimiento). Posteriormente, hace un recorrido por los distintos usos del agua de la zona correspondiente y estimaciones de la futura demanda de agua. Tras este estudio se hace una priorización de las zonas de riesgo potencial.

Los estudios meteorológicos también se incluyeron en el plan, así como los indicadores de la sequía, en el que se tuvo en cuenta los antecedentes de la cuenca en situaciones similares.

Finalmente se puso de manifiesto una serie de medidas generales y singulares para tomar en caso de sequía, al que se le añadió un informe de impacto ambiental.

Con la separación de la Cuenca Atlántica Andaluza en dos distritos hidrográficos, el Plan de Sequía aprobado, en el que ya se diferenciaban los dos ámbitos de los actuales distritos, mantiene su vigencia.

Acceso al documento: 

Logotipo de la Unión Europea

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea