Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

p. ej. ofertas de empleo, ayudas, escolarización...

Energías renovables

Las energías renovables -energía eólica, solar (térmica y fotovoltaica), hidráulica, mareomotriz, geotérmica y de la biomasa- constituyen una alternativa esencial a los combustibles fósiles. Su uso permite no sólo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la producción y del consumo de energía, sino también reducir la dependencia de nuestra Comunidad Autónoma frente a las importaciones de combustibles fósiles (fundamentalmente gas y petróleo). La Comunidad Autónoma de Andalucía persigue un objetivo ambicioso: conseguir que el 18% del consumo de energía primaria proceda de fuentes renovables. Para alcanzarlo tiene previsto acentuar los esfuerzos en los sectores de la electricidad, la calefacción y la refrigeración, así como los biocarburantes y las energías solar y eólica.

En este sentido, el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (PASENER 2007-2013) establece un nuevo modelo energético para Andalucía basado en el mejor aprovechamiento de los recursos energéticos de la región y en la definición global de un sistema energético plenamente adaptado a las condiciones climáticas, culturales y económicas de Andalucía, y que a la vez de cumplimiento a los compromisos adquiridos en el Protocolo de Kyoto.

Este Plan también se encuadra en la Estrategia Andaluza Ante el Cambio Climático y el Plan Andaluz de Acción por el Clima 2007-2012, además de otra normativa autonómica, estatal y comunitaria.

Compromisos

El PASENER establece, entre otros objetivos, multiplicar por 5 la potencia eléctrica instalada con energías renovables, conseguir que el 18% del consumo de energía primaria proceda de fuentes renovables, y lograr que el consumo de biocarburantes represente el 8% del consumo total de gasolinas y gasóleos en el sector del transporte.

En cuanto a lo primero, al inicio de la actual Legislatura, la potencia eléctrica instalada con energías renovables era de 2.141,59 MW . En diciembre de 2008 esta cifra alcanzaba ya los 3.400 MW, lo que supone el 28,94% de la potencia eléctrica total instalada en Andalucía. Desde diciembre de 2007 hasta diciembre de 2008 se ha aumentado en 592,5 MW la potencia eléctrica instalada en energía solar fotovoltaica, en 607,3 MW la eólica, en 50MW la termosolar y se han instalado 85.000 nuevos metros cuadrados de energía solar térmica.

Con respecto al segundo compromiso, el consumo de energía primaria procedente de fuentes renovables a comienzos de legislatura era de 1.080,2 ktep. En diciembre de 2008 este consumo se estima en 1.450 ktep.

En tercer lugar, en lo que se refiere al consumo de biocarburantes, el consumo total para el sector del transporte en el 2007 fue de 47.800 tep un 0,92 % del total. En diciembre de 2008 esta cifra alcanzó 98.000 tep es decir un 1,94%.

Instrumentos jurídicos y de gestión

Para avanzar en la consecución de estos objetivos la Junta de Andalucía cuenta como principal instrumento de gestión con la Agencia Andaluza de la Energía.

A ello hay que añadir como instrumentos jurídicos la Ley 2/2007, de 27 de marzo, de fomento de las energías renovables y del ahorro y eficiencia energética de Andalucía; el nuevo Programa de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible, que estará en vigor durante el periodo 2009-2014, y da continuidad a los dos programas desarrollados desde el año 2005; y, entre otros, la Orden de 14 de noviembre de 2008, por la que se aprueban las bases reguladoras del Plan Renove de Electrodomésticos de Andalucía, y el Decreto 23/2009, de 27 de enero, por el que se establece el marco regulador de las ayudas a favor del medio ambiente y del desarrollo energético sostenible que se concedan por la Administración de la Junta de Andalucía.

La citada Ley está contribuyendo al cumplimiento de los objetivos anteriormente citados al declarar de utilidad pública las fuentes renovables de energía, obligar a incorporar sistemas solares en todos los edificios de nueva construcción, y establecer la utilización obligatoria de los biocarburantes en los vehículos de transporte público de competencia autonómica y local que presten servicio regular de viajeros en Andalucía, entre otras medidas.

Por su parte, desde el año 2005 y hasta el año 2008, las órdenes de incentivos han propiciado la concesión de ayudas por valor de más de 197 millones de euros, con una inversión privada inducida de 1.538 millones de euros. Los proyectos respaldados han permitido que se evite la emisión a la atmósfera de 4,3 millones de toneladas anuales de CO2, equivalentes a retirar de la circulación 1.750.000 de vehículos. Asimismo, se ha multiplicado por cinco el número de equipos solares térmicos respecto a los instalados en 2005, hasta alcanzar una superficie total de 126.400 m2 (metros cuadrados). En el ámbito de la eficiencia energética, los incentivos han permitido un ahorro de 442.905 toneladas equivalentes de petróleo al año (el consumo anual que se calcula para 556.200 viviendas). El nuevo Programa de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible para el periodo 2009-2014, que contará con un presupuesto de 480 millones de euros, amplía los incentivos hasta un 70% para que los ciudadanos incorporen instalaciones de energías renovables en sus hogares y, entre otras novedades, acorta los plazos del procedimiento simplificado. En los tres primeros meses de la nueva Orden ya se han recibido más de 1.700 solicitudes y se han resuelto el 50%.

En lo que se refiere a la Orden de 14 de noviembre de 2008 pretende, como su antecesora de 2006, fomentar el ahorro energético en el sector doméstico, incentivando la adquisición de electrodomésticos de alta eficiencia energética que sustituyan a otros, de similares características, de menor eficiencia energética. En enero de 2009 se ha puesto en marcha la tercera edición de este Plan Renove -en el que se incluyen, por primera vez, aparatos de aire acondicionado- que en sus dos anteriores convocatorias consiguió la sustitución de más de 125.000 equipos domésticos de baja eficiencia energética, lo que supuso un ahorro de más de 35.000 MWh/año en consumo de energía eléctrica y evitó la emisión a la atmósfera de más de 12.500 Tn de CO2/año. En lo que va de año ya se han sustituido otros 77.200 electrodomésticos poco eficientes.

El Decreto 23/2009 por su parte, tiene como objeto regular las ayudas que conceda la administración de la Junta de Andalucía que tengan como finalidad promover la protección del medio ambiente y el desarrollo energético sostenible en Andalucía. Las ayudas reguladas en este decreto, para cuya obtención han de reunirse los requisitos y cumplirse las condiciones que la citada norma establece en consonancia con la normativa europea, irán destinadas, entre otros objetos, al fomento de la energía procedente de fuentes renovables (artículo 2.2 d) del Decreto 23/2009).