Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

En este organismo En toda la Junta

Susana Díaz pide mayor compromiso social para que la inversión en prevención se traduzca en "siniestralidad cero"

La presidenta de la Junta presenta la nueva Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo hasta 2022, con un presupuesto de 59 millones de euros

Andalucía, 10/01/2018

Susana Díaz junto a los participantes en la elaboración de la Estrategia

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha señalado que lograr una "siniestralidad cero" debe de ser fruto del compromiso, la responsabilidad y del esfuerzo colectivo del sector empresarial, sindical, de los trabajadores y de las instituciones. Durante la presentación de la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2022, Díaz ha reafirmado la necesidad "de sensibilizar a todo el tejido productivo de nuestra tierra de que invertir en prevención y en seguridad de nuestros trabajadores no es un coste, sino una inversión que hace a nuestras empresas más competitivas".

El nuevo documento, fruto del diálogo social y de dos años de intenso trabajo entre administración autonómica, sindicatos y patronal, prevé una inversión de 59 millones de euros. En este sentido, se priorizarán las políticas dedicadas a la mejora de la seguridad laboral en las pymes de la comunidad, dada la atomización del tejido productivo andaluz y de las dificultades de las pequeñas y medianas empresas para alcanzar los niveles de planificación de las grandes firmas.

Díaz ha avanzado la previsión de que el PIB de Andalucía crezca un 2,6% en 2018, lo que supondrá la creación de 90.000 nuevos puestos de trabajo. En este escenario, ha recordado, la concertación social "debe de ser la herramienta que nos sirva a todos para que el crecimiento sea sostenible y garantice la mejora de las condiciones de vida de los andaluces".

Junto al presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, y de las secretarias generales en Andalucía de UGT, Carmen Castilla, y CCOO, Nuria López, la presidenta ha alertado del repunte en el número de accidentes de trabajo en la comunidad durante el último año, incremento que alcaza el 6% con respecto a 2016. Además, se registraron 111 accidentes mortales y se constató un aumento de los debidos a patologías no traumáticas, así como a los de tráfico.

"Es evidente que la nefasta reforma laboral no solo ha precarizado la situación salarial de nuestros trabajadores sino también de las condiciones laborales", ha advertido Díaz, quien ha valorado que la estrategia intentará revertir esta realidad, "porque queremos llegar a la siniestralidad cero, algo que es posible". La nueva planificación sustituye a la de 2010-2015, periodo en el que el número de accidentes experimentó un descenso del 24%, y de un 11% los que tuvieron resultado de muerte.

La presidenta andaluza ha adelantado que "en unas semanas" saldrá el I Plan Estratégico de Subvenciones del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, dotado de nueve millones de euros y dirigido especialmente a pymes. Para Díaz, Andalucía tiene una oportunidad de crecer en los próximos años a la velocidad necesaria para crear riqueza y empleo en convergencia, "pero también la responsabilidad de hacerlo de manera sostenible, mejorando las condiciones de vida de todos".

Objetivos estratégicos

La Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2022 tiene cuatro objetivos generales. El primero es la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores. Para ello, a través de once líneas de actuación, se proponen medidas que vayan encaminadas a la aplicación de la normativa en las empresas y potenciar las de asesoramiento e información, o aplicar acciones específicas a riesgos que están cada vez más presentes, como los psicosociales. También se priorizan las actuaciones para mejorar la seguridad vial, que ya supone un 13% de los accidentes en el trabajo y un 30% de las muertes, y atender también con mayor atención a las enfermedades profesionales, sobre todo las musculoesqueléticas y el cáncer de origen laboral.

Realizar actuaciones de choque en sectores y empresas donde haya cifras más elevadas de siniestralidad, desarrollar programas que promuevan los hábitos saludables en las empresas o promover la investigación de los accidentes y su análisis, son otras de las líneas que se han incluido.

El segundo objetivo es mejorar la gestión preventiva en las empresas. Incluye seis ejes y 23 líneas de actuación, y es el más extenso de la estrategia, centrado sobre todo en la vida diaria de las empresas, concretamente en las pymes. Algunas de las líneas que se recogen son la recopilación de buenas prácticas en cultura preventiva para que lleguen a todas las pymes; desarrollar programas de formación en todos los niveles (empresarios, delegados de prevención, trabajadores designados, autónomos, técnicos de prevención, pymes); y actuar sobre la calidad que prestan los servicios de prevención, para que mejoren, tanto desde un punto de vista técnico como en la vigilancia de la salud, con programas formativos o asesoramiento directo. Actuaciones específicas para las pymes, con ayudas para que inviertan en seguridad, asesoramiento, incentivos, o la mejora de la gestión de la prevención en la propia Junta de Andalucía son otras de las líneas de actuación que componen este objetivo.

El tercer objetivo se centra en mejorar la eficacia del sistema de seguridad y salud en el trabajo. Compuesto de tres ejes y quince líneas de actuación, este apartado propone reforzar el papel de las instituciones presentes en el mundo de la Seguridad Laboral, como el Consejo Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales (CARL) o la red de Laboratorios Observatorios del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, y mejorar la coordinación y las sinergias entre todos los agentes que actúa en esta materia. También se recoge la investigación de los riesgos o la realización de encuestas y estudios que mantengan en constante actualidad el conocimiento de la evolución de la seguridad y la salud laboral en el mercado laboral.

Por último, se pretende consolidar la cultura preventiva en la sociedad andaluza, y es el que está más enfocado a medidas que se dirijan a la totalidad de la población. Este apartado contiene dos ejes y ocho líneas de actuación, y se centra en las actuaciones de divulgación y concienciación de la sociedad en general, como campañas en los medios de comunicación y las redes sociales, y de las actuaciones que se desarrollarán en el sistema educativo, como acciones de sensibilización en centros educativos o la formación permanente del profesorado.

Elementos innovadores

La nueva planificación parte del análisis de nuevos aspectos que afectan a la seguridad laboral, como la atomización del tejido empresarial (predominio de pymes y micropymes) o la especial incidencia que están teniendo los accidentes de tráfico o los siniestros debidos a patologías no traumáticas, como infartos o derrames cerebrales.

Como novedades que se introducen de forma transversal, la nueva estrategia prioriza sobre todo las actuaciones que se desarrollarán de cara a las pymes, que representan el 98% del tejido productivo, e introduce un enfoque de género en las propuestas que se realizan.

Se desarrollará mediante tres planes bienales de actuación, que se aprobarán a partir de ahora de forma sucesiva por el CARL, integrado por la Junta y los agentes económicos y sociales.

¿Aún tienes dudas?

Si tienes cualquier duda o necesitas más información puedes llamar al teléfono 955 063 910 o escribir al correo buzonweb.sac.ceec@juntadeandalucia.es

¿Te ha sido útil esta información?

Encuesta
Tu voto:
Resultado: 1 Puntos 2 Puntos 3 Puntos 4 Puntos 5 Puntos (0 votos)

Atención: Por favor, marca cuántas estrellas crees que merece esta página y después haz clic en el botón de valorar

¿Cómo mejorarías esta página? Ver más

Ayúdanos enviándonos tus sugerencias. Recuerda no dejar datos de carácter personal.

Sugerencia