Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

p. ej. ofertas de empleo, ayudas, escolarización...

Los profesionales de enfermería realizan clasificación de pacientes en el área de urgencias de ocho distritos y 24 hospitales

Cuatro nuevas Apps facilitarán la valoración de pacientes ante determinadas situaciones de riesgo

Andalucía, 22/11/2012

Los profesionales de enfermería realizan clasificación avanzada de pacientes (triaje) en las urgencias ocho distritos sanitarios y de 24 hospitales. Así lo ha señalado hoy la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa en la que ha presentado el balance de la Estrategia de Cuidados, vigente desde 2007 y que ha permitido desarrollar y ampliar las competencias profesionales de este colectivo.

La incorporación en el triaje de los circuitos específicos de atención preferente dentro de los servicios de urgencias de Atención Primaria y Hospitalaria es una muestra de ello. En este sentido, la consejera ha señalado que desde la Estrategia de Cuidados se diseñaron tres prácticas específicas para la clasificación avanzada de pacientes en las urgencias de Atención Primaria y Hospitalaria (puntos fijos), en equipos móviles y en las salas de coordinación.

Estas competencias, adaptadas a la capacitación y formación de los profesionales de enfermería, permiten, mediante un trabajo de gestión compartida, mejorar la accesibilidad y la percepción de seguridad y de intensidad de los cuidados.

En los puntos de fijos de urgencias, los profesionales de enfermería son los encargados de recepcionar y clasificar a los pacientes en función de su nivel de complejidad y gravedad. Entre sus funciones están, también, las de activar circuitos de atención específica, solicitar pruebas diagnósticas y derivar a los pacientes a otros profesionales.

Un total de ocho distritos y áreas de gestión sanitaria y 24 hospitales tienen ya esta competencia implantada. La distribución por provincias es la siguiente: Almería (1 distrito sanitario y 3 hospitales), Cádiz (5 hospitales), Córdoba (1 distrito sanitario y 3 hospitales), Granada (2 hospitales), Huelva (1 área de gestión sanitaria), Jaén (1 empresa pública hospitalaria), Málaga (4 distritos y áreas de gestión sanitaria y 4 hospitales) y Sevilla (1 área de gestión sanitaria y 6 hospitales).

Estos centros cuentan, además, con circuitos específicos de atención preferente activados por los profesionales de enfermería para dolor torácico, dolor agudo, sospecha de sepsis, ictus, atención a paciente complejo-vulnerable, y ante casos de sospecha de violencia de género, infantil o en personas mayores.

Si bien, la presencia de enfermeras en el proceso de triaje está también presente en el trabajo que se desarrolla en los equipos móviles y en la sala de coordinación. El objetivo de estas nuevas competencias es agilizar la respuesta en cuidados y evitar la derivación de otros recursos cuando no es preciso.

Así, en el caso de equipos móviles, el profesional de enfermería podrá resolver, de forma autónoma e in situ, la situación de demanda urgente si las condiciones del paciente lo requieren. Este sistema, pilotado en Sevilla y Málaga, ha obtenido un nivel de resolución del 85% y del 95% respectivamente.

En el caso de las salas de coordinación, este colectivo profesional actúa dentro de un sistema de decisiones compartidas en el que colabora con el médico de sala en la clasificación y gestión de la demanda asistencial. Asimismo, son los encargados de monitorizar a pacientes atendidos no trasladados y realizan el control y seguimiento terapéutico telefónico a pacientes para ver la evolución del mismo tras un consejo sanitario o recomendación de cuidados, entre otros.

La implantación de este perfil profesional, que empezó en la sala de coordinación de Sevilla en 2011 ha permitido observar que, del total de las demandas atendidas por la enfermera de sala, el 33% se han resuelto desde el centro sin necesidad de desplazar ningún recurso, el 26,8% han sido atendidas por los servicios de atención primaria en el domicilio y sin necesidad de trasladar al paciente, y sólo el 11% requirió traslado por la red de transporte urgente.

Más competencias

Indicación de productos sanitarios y de medicamentos no sujetos a prescripción médica, participación en los procesos de cirugía menor avanzada, atención a pacientes con patología renal crónica o con necesidad de cuidados paliativos, son algunas otras de las nuevas competencias enfermeras que se han ido implementando en Andalucía desde que naciese la Estrategia de Cuidados en 2007, producto de “la profunda transformación que se ha estado viviendo en torno a los cuidados y que requerían de un enfoque integral de atención a la salud”, ha señalado la consejera de Salud y Bienestar Social.

Para el desarrollo de todas y cada una de ellas, los profesionales de enfermería tienen que haber recibido formación específica, avanzada y acreditada.

Así, en lo que a la indicación enfermera se refiere, recurso en el que Andalucía ha sido pionera, han sido un total de 11.550 los profesionales que se han formado en alguna de las 436 actividades realizadas desde 2009, a las que se suman los 430 que han obtenido conocimientos específicos en alguno de los 22 cursos acreditados para prescripción colaborativa; es decir, aquella que permite al profesional de enfermería realizar modificaciones de las pautas de tratamiento en función de los datos clínicos o de los objetivos terapéuticos de salud de los pacientes.

Desde 2009, se han realizado en Andalucía un total de 2.475.040 órdenes enfermeras, una actividad que lejos de suponer un incremento del gasto, han supuesto un ahorro del mismo. Así, la indicación enfermera, junto a las medidas de control de compras incorporadas por el Servicio Andaluz de Salud (prescripción por principio activo, compra agregada….), supuso a finales de 2011 un ahorro global de 16,3 millones de euros con respecto a resultados de años anteriores a la implantación de esta competencia. Un ahorro que se ha mantenido, ya que en 2012 (respecto a 2011), la prescripción médico-enfermera ha disminuido el gasto en un 4,46%, lo que ha supuesto una disminución de más de dos millones de euros del total de gasto en medicamentos en atención primaria.

En lo que a la cirugía menor se refiere, y siempre en un contexto de trabajo compartido, la Estrategia de Cuidados ha diseñado el documento de clasificación de prácticas básicas y avanzadas para este tipo de intervenciones. Se trata de actuación en suturas, drenajes de abscesos, eliminación de verrugas… actuaciones que suman un total de 258.758 intervenciones en centros de salud sólo en 2011.

En el marco de la estrategia del desarrollo de la diálisis peritoneal se ha creado una nueva competencia enfermera, destinada a guiar y orientar a pacientes con patología renal crónica durante el proceso de la toma de decisiones. En ella, los profesionales de enfermería tienen como objeto contribuir, como integrante de un equipo multidisciplinar, al adecuado tratamiento del paciente renal, velar por el cumplimiento de la toma de decisiones del paciente y contribuir a la sostenibilidad y a la mejor planificación del tratamiento renal sustitutivo.

Esta competencia, implantada en los hospitales Puerto Real y Puerta del Mar de Cádiz, Regional de Málaga, Virgen de las Nieves de Granada, Juan Ramón Jiménez de Huelva, Torrecárdenas de Almería y Reina Sofía de Córdoba, ha permitido aumentar el número de pacientes que optan por tratarse mediante diálisis peritoneal en el domicilio frente a la hemodiálisis, pasando de un 8% en 2010 a un 13% en 2011. Estos resultados, en términos de eficiencia, han permitido un ahorro de 420.000 euros en 2011.

La puesta en marcha de esta consulta de enfermería ha evitado la hemodiálisis a pacientes que han optado por otros tratamientos como la diálisis peritoneal domiciliaria, el trasplante de riñón procedente de donante vivo y el tratamiento conservador en pacientes con enfermedad renal crónica sin necesidad de diálisis gracias a que tienen más información.

En el marco de estas nuevas competencias, Andalucía cuenta ya con 62 recursos avanzados de cuidados paliativos con profesionales de enfermería formados en la atención a personas con necesidad de este tipo de atenciones. Así, los pacientes reciben una asistencia multidisciplinar, impulsando la asistencia continua las 24 horas, avanzando en la oferta de apoyo emocional y la atención al duelo, entre otros. Desde 2009, un total de 2.301 profesionales han recibido formación (básica y/o avanzada) en esta materia y 383 pacientes en cuidados paliativos se benefician actualmente del servicio de telecontinuidad, activo desde junio de 2012.

Este tipo de seguimiento telefónico es algo que ya vienen desarrollando los profesionales de enfermería en el caso de los pacientes frágiles que son dados de alta en fin de semana, festivo y vísperas (12.734 pacientes controlados por este sistema en 2011 y 8.847 hasta octubre de 2012) y a los pacientes vulnerables a las altas temperaturas en verano (6.160 en 2011).

A estas competencias avanzadas se suma, además, la que se enmarca en el modelo de gestión de casos implantado en Andalucía a fin dar respuesta a pacientes con una alta necesidad de cuidado o de cuidados complejos. En 2012 se han realizado seis ediciones del curso para 120 enfermeras gestoras de casos y, en los próximos meses, se completará para las 246 restantes. Durante 2011, las enfermeras gestoras de casos de Atención Primaria han realizado 208.247 visitas domiciliarias a 115.812 pacientes y en Atención Hospitalaria han atendido a 21.000.

Aplicaciones dispositivos móviles

La consejera de Salud y Bienestar Social ha presentado cuatro aplicaciones para dispositivos móviles para el personal de enfermería y que permiten hacer más fácil y cómoda la valoración del paciente ante determinadas situaciones de riesgo. Las cuatro Apps ponen al alcance de este colectivo cuatro escalas (o listas de verificación, ‘check list´) universalmente utilizadas por este personal sanitario.

Se trata del Índice de Barthel –que mide el nivel de dependencia-, la Escala de Braden –que mide el riesgo de padecer una úlcera por presión-, el Test de Pfeiffer –que valora la existencia del deterioro cognitivo-, y la Escala MNA –que mide el riesgo de desnutrición en un paciente-.

Estas aplicaciones, disponibles para dispositivos Apple (se está desarrollando actualmente para el sistema operativo Android), son gratuitas y permiten realizar de forma ágil y rápida la valoración enfermera a pie de cama o directamente en el domicilio del paciente. Hasta ahora se han registrado un total de 314 descargas de las que 159 corresponden a la Apps de la Escala Braden, 70 a la de Índice de Barthel, 59 a la del Test de Pfeiffer y 26 a la Escala MNA. Asimismo, 197 descargas han sido registradas en el territorio nacional, mientras que el resto corresponden a países como México, Chile, China, USA, Brasil, Colombia…

Estos productos son los primeros que nacen en el seno de la recién creada Unidad de Innovación (CGInnova) del Área de Gestión Sanitaria Campo de Gibraltar, en la que se pretenden convertir las ideas de los profesionales sanitarios en proyectos viables que generen productos o servicios útiles para el resto del sistema sanitario público de Andalucía.

Para el desarrollo específico de estas cuatro primeras Apps se ha contado con la colaboración de la empresa tecnológica de Cádiz Biocapax Technologies SL, una joven empresa que en 2010 recibió el premio a la Iniciativa Emprendedora por la Asociación de Jóvenes Empresarios de Cádiz.

¿Aún tienes dudas?

Si tienes cualquier duda o necesitas más información puedes llamar a los teléfonos 902 505 505 y 955 062 627 o escribir al correo informacion@juntadeandalucia.es

¿Te ha sido útil esta información?

Tu voto:
Resultado: 1 Puntos 2 Puntos 3 Puntos 4 Puntos 5 Puntos (0 votos)

Atención: Por favor, marca cuántas estrellas crees que merece esta página y después haz clic en el botón de valorar

¿Cómo mejorarías esta página? Ver más

Ayúdanos enviándonos tus sugerencias. Recuerda no dejar datos de carácter personal.

Sugerencia