Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

p. ej. ofertas de empleo, ayudas, escolarización...

Introducción sobre movimientos migratorios

El Decreto 205/2004, de 11 de mayo, regula y establece las competencias de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, entre las que se encuentran las relativas a la Dirección General de Servicios Sociales e Inclusión que asume entre otras funciones las siguientes:

  • La asistencia tanto a los emigrantes retornados y a los trabajadores andaluces y a sus familias desplazadas para realizar trabajos de temporada.
  • La promoción e integración social de los inmigrantes residentes y empadronados en los municipios del territorio andaluz, salvo las funciones atribuidos a la Consejería de Gobernación en el artículo 13 del Presidente 11/2004, de 24 de abri y sin perjuicio de lo establecido en el artículo 149.1.2ª de la Constitución Española.

Estas funciones vienen siendo desempeñadas por el Servicio de Movimientos Migratorios.

La planificación y gestión de las actuaciones en materia de retorno tiene su origen en el mandato constitucional, que establece en su artículo 42, y por tanto como principio rector de la política social y económica, que “el Estado español velará especialmente por la salvaguardia de los derechos económicos y sociales de los trabajadores españoles en el extranjero y orientará su política hacía su retorno”. En la misma línea el artículo 8.2 del Estatuto de Autonomía para Andalucía, incluye como andaluces a los españoles residentes en el extranjero que hayan tenido su última vecindad administrativa en Andalucía y a sus descendientes que acrediten esta condición en el correspondiente Consulado de España. Asimismo, el Art. 12.4 del Estatuto declara como uno de los objetivos básicos de la Comunidad Autónoma de Andalucía la asistencia a los emigrados.

En cuanto al colectivo inmigrante tenemos por objeto, según nuestro Estatuto, el promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas, removiendo los obstáculos que impidan y dificulten su plenitud. Como consecuencia la Ley de Servicios Sociales 2/1988, de 4 de abril, en su artículo 3, establece que son titulares de derecho de los Servicios Sociales los extranjeros, refugiados y apátridas residentes en el territorio de la Comunidad Autónoma, siempre de conformidad con lo dispuesto en las normas, tratados y convenios internacionales vigentes en la materia.

En este marco y dada la complejidad de las circunstancias que concurre en estos colectivos, este Servicio participa activamente en las distintas políticas transversales que desde el Gobierno andaluz se desarrollan para los mismos. De este modo participamos en el Plan Andaluz para la Inclusión Social 2003/2006 de 11 de noviembre de 2003, así como en la elaboración y desarrollo del del II Plan Integral para la Inmigración en Andalucía 2005-2009.

Así, pasamos a describir las actuaciones que se desarrollan con los distintos colectivos y a exponer información que puede ser de utilidad para los mismos.