Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

p. ej. ofertas de empleo, ayudas, escolarización...

Atención a personas temporeras

Información sobre personas temporeras.

En Andalucía se ha experimentado en los últimos veinte años un cambio importante en cuanto al tipo de agricultura y cultivos teniendo en la actualidad una gran importancia el cultivo intensivo, que obliga a la utilización de mayor mano de obra, y que debido a la estacionalidad de las campañas, precisa el trabajo de temporada en unos periodos determinados dependiendo de la climatología y el transcurso de las cosechas.

La agricultura intensiva, con cultivos forzados o protegidos, denominada, también, "nuevas agriculturas" o "cultivos sociales", se inicia en gran medida basada en cultivos de explotación familiar, pero a causa de los cambios sociales producidos en nuestra sociedad, al intercambio generacional, el despoblamiento del campo en favor de las ciudades, la disminución de la aceptabilidad del empleo agrario por la población autóctona, la tecnificación y el tamaño de las explotaciones…, ha provocado que la mano de obra empleada en las campañas tenga un carácter multicultural.

Las campañas agrícolas mas importantes de Andalucía tienen, orientativamente, las siguientes fechas:

  • Fresa en Huelva entre los meses de febrero a junio.
  • Espárrago en Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla desde abril a junio.
  • Hortofrutícola de Almería con productos como: lechuga, tomate, berengena, judía verde, calabacín, pimiento, sandia,… con necesidad de mano de obra temporal entre los meses de septiembre a mayo.
  • Aceituna de verdeo en Sevilla la recolección se realiza de septiembre a noviembre.
  • Aceituna de molino en Córdoba, Granada, Jaén, Málaga y Sevilla desde noviembre a febrero.

Además la vendimia francesa sigue siendo un reclamo importante para la mano de obra andaluza, en la campaña de 2006, han participado aproximadamente 7500 personas jornaleras andaluzas entre los meses de agosto a septiembre.

El trabajo agrícola de temporada adquiere especial significación en dos provincias andaluzas, Huelva y Jaén, lo que conlleva un aumento de población tanto autóctona como inmigrante, y dentro de las personas migrantes, los inmigrantes fijos y los de temporada, muchos de estos últimos sin regularizar, y de los regularizados cada vez mas con contratación en origen. Esta contratación permite regular los flujos migratorios, garantizando a las personas trabajadoras sus derechos laborales, y permite a la empresa agrícola asegurar la mano de obra necesaria para su recolección. Por este motivo, cada día mas se aboga por parte de la Administración y los sindicatos por este tipo de contratación ya que limita las explotaciones fraudulentas y los abusos que en determinados tiempos han sufrido y siguen soportando las personas trabajadoras temporales.

La atención de las personas temporeras en estas provincias exige un esfuerzo conjunto de diferentes administraciones y una coordinación dinámica y exhaustiva.

Desde la Administración Autonómica se vienen realizando importantes actuaciones en orden a dotar a los distintos territorios de medios suficientes con el fin de prevenir la temporalidad, y disminuir los problemas que acarrean de desarraigo familiar, fracaso escolar, incertidumbre laboral, contrataciones irregulares,… En dicho empeño, han tenido, asimismo, un importante papel los municipios andaluces con iniciativas de yacimiento de empleo y dotación a las familias de recursos y prestaciones sociales, educativas, económicas,… La Junta de Andalucía atiende al colectivo de personas trabajadoras temporeras y sus familias con una serie de medidas normalizadas que intentan dar una respuesta a las necesidades de la población afectada.

Igualmente se han realizado políticas que inciden en la disminución del trabajo de temporada o bien en minimizar los aspectos negativos que el fenómeno de la temporalidad laboral conlleva, así la Ley de Solidaridad en educación, el Plan de apoyo a las familias andaluzas, el Plan de absentismo escolar, la normativa reguladora de la exclusión social y la pobreza, los planes integrales y sectoriales de empleo, las acciones orientadas a dotación de infraestructuras y recursos económicos, … son políticas integrales que en cada provincia y en cada tiempo tiene unas perspectivas concretas.

La Consejería para la Igualdad y Bienestar Social tiene una línea de ayudas destinadas a la ASISTENCIA A LAS PERSONAS EMIGRANTES ANDALUZAS TEMPORERAS ANDALUZAS Y SUS FAMILIAS. El objeto de estas subvenciones es promover la asistencia a dicho colectivo siempre que residan en territorio andaluz y requieran una atención social y educativa, a través de las siguientes actuaciones:

  • El desarrollo de programas destinados a:
  1. Conceder ayudas económicas a familias que atiendan, en origen, a los hijos e hijas de las personas emigrantes temporeras en la ausencia de sus padres y madres mientras están trabajando en las campañas migratorias.
  2. Reforzar el alojamiento temporal en aquellos municipios en los que se desarrollan campañas agrícolas de temporada.
  3. Informar y prestar asistencia y asesoramiento a las personas emigrantes y sus familias.
  4. Otras actuaciones previstas en el Plan Andaluz de la Inclusión Social
  • El mantenimiento de :
  1. Centros de atención a las personas trabajadoras temporeras en las modalidades previstas en la Orden de 28 de julio de 2000, por la que se regulan los requisitos materiales y funcionales de los servicios y centros de servicios sociales de Andalucía y se aprueba el modelo de solicitud de autorizaciones administrativas.
  2. Otros centros de titularidad municipal, no previstos en la Orden de 28 de julio de 2000, donde de manera temporal se atiendan necesidades de las personas trabajadoras temporeras y de sus hijos e hijas: albergues, comedores sociales,…. En todo caso, los centros citados deberán cumplir las obligaciones establecidas en el Decreto 87/1996, de 20 de febrero por el que se regula la autorización, registro y acreditación de los Servicios y Centros de Servicios Sociales de Andalucía.

Desde la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social se han apoyado programas para las personas emigrantes temporeras y sus familias en todas las provincias andaluzas, a excepción de la provincia de Almería, debido a las circunstancias excepcionales que concurren en la misma, y que debido al tipo de mano de obra que se concentra en los municipios de la provincia, la financiación de las actuaciones se recoge en los programas dirigidos a las personas inmigrantes.

Los datos económicos para la atención de este colectivo se podrán consultar en la Memoria de la Dirección de Servicios Sociales e Inclusión del año 20006.

CÁDIZ

Esta provincia tiene centrada su intervención a través de las subvenciones a la Mancomunidad de Municipios "Sierra de Cádiz", la cual aglutina a once localidades de la Sierra, y gestiona programas dirigidos a la población que emigra temporalmente de sus localidades.

En la zona nos encontramos con pueblos que se "cierran" en las épocas de recolección y/o plantación de la fresa, la aceituna, el espárrago y que durante varios meses al año, sus habitantes se ven obligados a emigrar.

La Mancomunidad de Municipios "Sierra de Cádiz" a través del programa de "Reducción del Absentismo Escolar de Hijos de Trabajadores Temporeros", en coordinación con la Consejería de Educación, pretende abordar los problemas derivados de la alta tasa de absentismo entre las poblaciones afectadas por los desplazamientos de personas obreras agrícolas de la Sierra de Cádiz, a la campaña de aceitunas, fresas (planta y recogida), tomates, naranjas, etc. Las necesidades de una educación plena justifican el mantenimiento y mejora de una infraestructura de residencias y centros de atención dirigidos a los hijos e hijas de las personas a las que hemos hechos referencia, con el fin de permitir la permanencia de los alumnos en sus pueblos de origen.

Por otro lado, se atiende desde la Mancomunidad a los obreros agrícolas en su Oficina de Asistencia Técnica a Personas Emigrantes y sus Familias con el objetivo último de mejorar las condiciones de vida de este colectivo y establecer planes de actuación con eviten tales situaciones.

La Oficina presta asistencia directa a las personas que formulan cualquier tipo de consulta, colabora con los Ayuntamientos de la Comarca en la puesta en explotación de proyectos empresariales que eviten las emigraciones, garantizando su viabilidad a través de un seguimiento puntual de los mismos. La Oficina, operativiza sus funciones, trasladándose a los municipios que así lo soliciten, cuando la asistencia afecta a colectivos mayores.

CÓRDOBA

Durante la campaña de recogida de la aceituna se han desarrollado este tipo de programas, facilitándoles transporte escolar y poniendo en marcha programas contra el absentismo; se han habilitado centros de atención a hijos de trabajadores temporeros, escuelas-hogar y comedores y se han organizado actividades extraescolares.

GRANADA

La intervención que se lleva a cabo en esta provincia está destinada a la atención de los hijos de trabajadores temporeros en equipamientos residenciales y centros de atención a hijos de trabajadores temporeros en sus municipios de origen.

HUELVA

La provincia de Huelva ha llevado a cabo una transformación importante en las últimas décadas, pasando de ser una zona migratoria a ser receptora de personas migrantes. En los datos relativos a la provincia de Huelva los programas subvencionados han atendido a personas temporeras, tanto andaluzas como inmigrantes, que se trasladan a esta zona para el trabajo de temporada.

En esta provincia, la atención al colectivo de personas temporeras está muy relacionada con la atención a las personas inmigrantes, ya que muchos de los que se atienden en esta provincia son personas temporeras inmigrantes, por ello es díficil determinar qué recursos se dirigen a unos u otros.

La intervención en esta provincia para la atención de este colectivo se articula en torno a los siguientes recursos:

  • Oficina de apoyo a la persona temporera , mediante la contratación en los Servicios Sociales Comunitarios de una persona trabajadora social durante la campaña, con el fin de garantizar a éstos la información, orientación y asesoramiento, así como las distintas prestaciones básicas de los Servicios Sociales Comunitarios. También se lleva a cabo la información socio-laboral a las personas trabajadoras y empresarias del sector. Desde estos dispositivos locales, se coordina toda la intervención con las personas temporeras, poniendo en marcha y/o gestionando los restantes recursos comunitarios.
  • Centros de Atención a hijos e hijas de personas trabajadoras temporeras inmigrantes . Este recurso se encuentra en claro descenso, gracias a la extensión del Plan Familia como recurso más normalizado y permanente.Dentro del mismo se han establecido conciertos con la mayor parte de las guarderías de la provincia. Por ello, desde los programas específicos sólo se han subvencionado los servicios en dos localidades, Paymogo y Cabezas Rubias.
  • Aulas de acogida , con el fin de compatibilizar el horario laboral de los padres y madres con el horario escolar de los niños y niñas en los centros escolares. Al igual que el recurso anterior, progresivamente han de ser sustituidas por las aulas matinales que se ofertan desde la Consejería de Educación.
  • Viviendas de acogida temporal para personas temporeras inmigrantes . Aquí se incluyen tanto las viviendas de primera acogida para inmigrantes transeúntes en busca de trabajo, como albergues permanentes para personas trabajadoras temporeras, como por ejemplo la Casa del Gato en Cartaya , grupo de módulos en Lepe, así como la Casa de Acogida para Inmigrantes "Betania", de Cáritas Diocesana en Huelva. Asimismo, no podemos olvidar que desde la Consejería de Obras Públicas y Transportes se promueve la construcción de unidades habitacionales para personas trabajadoras temporeras.
  • Otros servicios básicos de acogida , tales como duchas/ropero, etc., que proporcionen los mínimos de una atención básica.

Además de toda esta atención normalizada, durante los últimos años, el gran número de personas inmigrantes que han acudido a la campaña agrícola, gran parte de ellos sin posibilidades de encontrar trabajo por falta de documentación, sin recursos económicos y viviendo en condiciones de extrema necesidad, ha desbordado el funcionamiento normal de los recursos, ya mencionados. Desde la Dirección General de Servicios Sociales e Inclusión se han venido gestionando subvenciones de Urgencia Social para la realización de un plan de atención humanitaria a estas personas.

JAÉN

Es la provincia con mayor número de explotaciones de olivar y es, a la vez, la provincia donde la concentración de explotaciones de menor tamaño tiene mas incidencia, el 61,68%. Son los pequeños empresarios y empresarias los que, generalmente, valoran en el momento mismo de la recogida el número de personas trabajadoras que van a necesitar, ello unido a la flexibilidad del colectivo inmigrante extranjero que permite que se utilice como mano de obra en los últimos años. (F. Javier García Castaño "Inmigración extranjera en la provincia de Jaén").

Para toda la problemática derivada de las campañas de recogida de aceituna se pone en marcha en la provincia intervenciones integrales gracias al importante esfuerzo de gestión y coordinación de las distintas Administraciones Públicas competentes, local, autonómica y estatal, y la propia iniciativa privada, colectivos empresariales y ONG´s.

Los recursos que se ponen en funcionamiento son los siguientes:

  • Centros de personas trabajadoras temporeras : su objetivo es cubrir las necesidades básicas de este colectivo, que realizan su búsqueda de empleo en el municipio y la comarca durante un tiempo determinado. En la campaña 2005-2006, han funcionado 19 albergues, en los siguientes municipios: Alcalá la Real, Alcaudete, Baeza, Bailen, Beas de Segura, Ibros, Jabalquinto, Mancha Real, Martos. P. Génave, Torredelcampo, Torredonjimeno. Torreperogíl, Úbeda, Villacarrillo, Villatorres, Vva. del Arzobispo, Vva de la Reina., y Pegalajar, siendo este último nuevo con respecto a la campaña anterior.
  • Centros de atención a hijos e hijas de personas trabajadoras temporeras : el número de dichos centros se mantuvo afianzado hasta la campaña 2003-2004, presentando no obstante una tendencia general a la baja que se ha manifestado más acusadamente en la última campaña. En la última campaña, esto es 2005-2006 se ha producido un descenso global de un 18%, que viene marcada por la menor apertura de centros en los municipios menores de 20.000 habitantes ( ya que aquellos son la mayoría de la provincia: 82%). En los municipios mayores de 20.000 habitantes no ha descendido el número, excepto en Alcalá la Real que lo ha hecho muy levemente, manteniéndose en los últimos dos años. El total de menores atendidos en esta última campaña ha sido de 438 niños y niñas.
  • Dispositivos de emergencia: no se ajustan a la normativa de los albergues, aunque tienen el mismo objetivo, cubrir necesidades básicas. El único dispositivo en la campaña 2005-2006 ha sido el de Jaén donde solo se podía permanecer tres días. La capital es un punto de llegada y de distribución hacia las zonas con ofertas de trabajo.
  • Puntos de información integrados resultado de la coordinación entres distintas Administraciones (Subdelegación del Gobierno, Junta de Andalucía, Diputación Provincial) con un objetivo común:
    • Ser punto de encuentro entre demanda y oferta laboral.
    • Asesorar legalmente, al trabajador y al empresario, en materia de regularización laboral, derechos y deberes, horarios, salario….
    • Facilitar la comunicación, orientar sobre recursos sociales disponibles y facilitar la inserción.

Cada punto de información ha contado con las funciones de un experto en extranjería, un experto en temas de empleo, y un mediador cultural.

En la provincia de Jaén, dado el número de personas trabajadoras inmigrantes extranjeras de los últimos años, ha precisado otros recursos específicos para facilitar la integración y la inserción de este colectivo de personas, como son los programas derivados de la mediación intercultural.

El número de plazas ofertadas en la campaña 2005-2006 en los 19 centros habilitados a los que ya hemos hecho referencia ha sido de 651 plazas/diarias.

El número de estancias en los centros han sido 28.910 estancias, lo que supone 574 estancias menos que en la campaña anterior.

En los centros se han atendido aproximadamente a 5.505 personas, a este dato hay que sumar la atención a laslpersonas trabajadoras no alojadas y los atendidos en los centros de Andújar.

La media de funcionamiento en los centros ha sido de 53 días, Puente Genave ha sido el centro con menor atención, 37 días, y Villanueva de la Reina, el que más ha permanecido abierto, con 69 días.

Las personas trabajadoras temporeras que se alojan en los albergues son personas extranjeras en un 93,5%. Las personas usuarias españolas que se desplazan hasta la provincia para la campaña y se albergan en los centros suponen el 6,5% del total de personas atendidas, tienen mayor presencia en los centros de Bailén, Jabalquinto, Torreperogil, Martos y Alcalá la Real. La procedencia de los usuarios sigue siendo en un alto porcentaje de Marruecos, Argelia, Malí, Rumania y Bulgaria.

Por su parte, las personas usuarias del dispositivo de Jaén han sido 1967, siendo su procedencia mayoritariamente de Sudamérica y Äfrica del Norte.

Las mujeres en los centros han descendido más de un 70%, su origen sigue siendo de Europa del Este y España..

Es necesario resaltar que en la memoria de esta Dirección General la financiación referida anteriormente la englobamos en el apartado de inmigración, ya que es este el colectivo fundamentalmente atendido.

MÁLAGA

La provincia de Málaga no destaca por las necesidades referidas a la atención de personas temporeras y sólo en el Ayuntamiento de Periana se realizan actividades y atención a los hijos e hijas de las familias temporeras en el mes de agosto, mes coincidente con el cierre de la atención normalizada en los centros educativos, dependientes de la Consejería de Educación.

SEVILLA

Las intervenciones que se protagonizan en esta provincia tienen un objetivo fundamental, la de apoyar a la familia y paliar el absentismo escolar de los hijos e hijas de las familias temporeras, asegurando, de esta forma, la continuidad educativa de estos niños y niñas. Asimismo, el desenvolvimiento de los padres y madres en la zona de destino es mayor, pues no tienen que ocuparse de los hijos e hijas y consiguen un mayor rendimiento en el trabajo y, por tanto, mayores beneficios económicos.

Las modalidades de atención e intervención social están diversificadas, siendo sus particularidades las siguiente:

  • Residencias temporeras : Centros de atención socioeducativa, en régimen de internado, que incluyen servicios de apoyo escolar, comedor y alojamiento de forma ininterrumpida veinticuatro horas al día, siete días a la semana.
  • Centros de Día: destinados a niños y niñas escolarizados de 4 a 16 años; cubrirá las horas extraescolares de lunes a viernes y aquellos períodos vacacionales que coincidan con temporadas de campaña. Puede incluir servicios de apoyo escolar, comedor y transporte (Centros de Día de Constantina, El Coronil, Casariche, Guadalcanal, Montellano, Las Navas de la Concepción, Osuna, etc.)
  • Aulas de acogida de atención extraescolar: prestan cuidados diurnos en horario extraescolar, que incluyen actividades de apoyo escolar, de ocio y tiempo libre, deportivas, etc…Están implantadas en 13 municipios: Alcolea del Río, Cañada Rosal, Casariche, Constantina, Fuentes de Andalucía, La Luisiana, El Campillo, Montellano, Puebla de Cazalla, Puebla de los Infantes, Pruna, El Rubio, y El Saucejo.
  • Proyectos de atención extraescolar , por ejemplo en Algámitas, Coripe, El Cuervo, Lantejuela, Los Molares y el Saucejo.

SERVICIOS CENTRALES

Desde los Servicios Centrales se viene colaborando tradicionalmente con los sindicatos mayoritarios del sector, U.G.T., CC.OO. y S.O.C., por tener una importante labor representativa en los intereses de los trabajadores.Los datos que se pueden extraer de sus Memorias de actividades del año 2006 son loas siguientes:

U.G.T. (Unión General de Trabajadores)

La UGT-Andalucía, en colaboración con la Federación de Trabajadores agroalimentarias (F.T.A.-U.G.T.), viene realizando trabajos de apoyo en las campañas migratorias de personas trabajadoras agrícolas andaluzas en todo el territorio del Estado. Dicho trabajo se desarrolla la mayor parte de las ocasiones con la colaboración de la Junta de Andalucía. El objetivo primordial de la Federación de Trabajadores de la Tierra es el de mejorar las condiciones laborales, económicas y sociales de las personas trabajadoras emigrantes, tanto autóctonas como inmigrantes.

Los objetivos primordiales de este Sindicato son incrementar la información de las personas temporeras sobre las condiciones laborales, dar a conocer la normativa aplicable y los recursos disponibles en cada zona agrícola.

Durante el año 2005-2006 las campañas a las que se ha realizado un seguimiento son las siguientes:

  • Campaña de la fresa en Huelva
  • Vendimia francesa
  • Aceituna de Verdeo en Sevilla
  • Hortofrutícola en Almería

Campaña de la fresa en Huelva

El cultivo de la fresa está repartida en tres núcleos: Palos y Moguer, la Costa y el Condado. La mano de obra en la campaña de fresa en Huelva es muy variopinta. En la zona de la Costa occidental y el Condado, las tpersonas trabajadoras pertenecen mayoritariamente a los pueblos de la provincia de Huelva. Sin embargo, en la zona de Moguer y Palos más del 60% de los trabajadores provienen de otras provincias, destacando Cádiz, Sevilla, Córdoba, Málaga y Jaén.

Sobre el tema de la vivienda hay que distinguir dos zonas: en la parte de la Costa Occidental y el Condado, las personas trabajadoras temporeras se instalan en casas arrendadas que son pagadas en parte o totalmente por la propia empresa. En cambio, en las zonas de Moguer y Palos, lel colectivo al que nos estamos refiriendo viven en los campos o en casas arrendadas en los pueblos.

Campaña de la vendimia en Francia

Las personas trabajadoras temporeras que se movilizaron en esta campaña procedentes de varias las Comunidades Autónomas son aproximadamente 11.000, de los cuales 7.500 fueron andaluces.

Las personas temporeras se suelen alojar en las propias fincas o en viviendas arrendadas. Las fincas tradicionales cumplen las condiciones mínimas de habitabilidad.

Campañas del verdeo en Sevilla

Destacan 3 zonas: La Campiña, Sierra Sur y el Aljarafe. En ella trabajan casi 40.000 personas temporeras, proviniendo principalmente de las provincias de Sevilla, Córdoba, Cádiz, Málaga y Huelva.

Las características de esta campaña son la corta duración, la falta de comunicación, el incumplimiento de la normativa y la baja especialización. Hay escasez de empresas que faciliten la vivienda a las personas trabajadoras y al ser una campaña en la que las personas temporeras no se desplazan con sus familias, no son siempre necesarios, los servicios de guarderías.

Hay que poner de manifiesto que durante la campaña de 2005 la producción descendió en más de un 30% con relación a la precedente (que ya supuso un 6% de reducción respecto de la anterior campaña), y ello fundamentalmente debido a la existencia de excedentes importantes del año anterior, heladas durante los meses de enero y febrero y pertinaz sequía sufrida durante el año 2005, que ha provocado que el fruto no tenga las características necesarias para su destino a la producción de aceituna de mesa.

Campaña de Hortalizas en Almería

El gran número de trabajadores y trabajadoras que participan en esta campaña son inmigrantes, fundamentalmente personas africanas del Magreb y del Sur del Sáhara, así como de los paíes del Este de Europa y de Sudamérica. Asimismo dado el excedente de mano de obra en las campañas de Almería, participan también un gran número de personas trabajadoras del resto de provincias de Andalucía, principalmente de las provincias limítrofes.

Aunque la campaña de esta provincia se realiza a lo largo de todo el año, resaltan los meses de septiembre a mayo, ya que en estos se da los mayores volúmenes de producción.

La variedad de hortaliza en Almería y su recolección se desarrolla en toda la geografía de esta provincia, pero principalmente en tres comarcas: Comarca del Poniente, Comarca de Níjar y Comarca del Levante. Las personas trabajadoras andaluzas que participan en esta campaña son procedentes fundamentalmente de Granada y de las comarcas interiores de Almería y se trasladan diariamente de sus localidades de origen a sus respectivos lugares de trabajos.

En estas campañas las actividades que desarrolla el Sindicato son las siguientes:

  • Fomentar la contratación regularizada.
  • Que las personas empleadoras cumplan todas las obligaciones para las personas trabajadoras: horarios, salarios, condiciones de salud laboral, transporte, alojamiento digno, etc.
  • Incrementar la presencia en las zonas donde se desarrolla la campaña.
  • Conocer de forma exhaustiva la realidad de las relaciones laborales de las personas trabajadoras con las personas empleadoras.
  • Aumentar la cooperación de la Junta de Andalucía y Entidades implicadas en las distintas campañas.
  • Ver en la medida de lo posible, las guarderías existentes en las distintos municipios destinados a los hijos e hijas de estas personas trabajadoras, y constatar el grado de funcionamiento, instalaciones, recursos materiales y humanos…, así como los alojamientos.

CC.OO. (Comisiones Obreras)

La actividad de este Sindicato se ha centró en los sectores de actividades diversas y en el agroalimentario, por ser los sectores donde hay mayor concentración de trabajadoras y trabajadores temporeros.

Los objetivos generales han sido implantar servicios de atención sociolaboral a las personas trabajadoras inmigrantes y emigrantes temporeros y sus familias, así como crear un espacio temporal de análisis, reflexión y debate que fomente la mejora de las condiciones laborales y sociales de éstos.

En el caso de personas inmigrantes extranjeras el sindicato viene intensificando su labor sobre las condiciones de vida a través de actuaciones específicas y servicios. En cuanto a las familias temporeras andaluzas, el aspecto de sus condiciones de vida que hasta ahora más preocupa es el de la educación de sus hijos e hijas, y las condiciones de habitabilidad de la campaña.

Las actuaciones de este Sindicato se han desarrollado en las siguientes campañas agrícolas:

  • Aceituna en Granada, Jaén y Córdoba
  • Fresa en Huelva

La campaña de la aceituna en Córdoba

La incorporación de mano de obra no cordobesa, cuando llega el momento de recoger las aceitunas, se evidencia cada año con numerosos trabajadores y trabajadoras temporeros, en muchos casos acompañados de otros miembros de su familia, que llegan de las provincias limítrofes y aún de otras más alejadas, así como de personas trabajadoras extranjeras que, cada vez en mayor número, se incorporan también a la recolección.En cuanto a albergues existentes en la provincia existen sólo dos centros de atención básica: el centro de Lucena y el centro de Baena solidaria.

La campaña de la aceituna en Granada.

La campaña de la aceituna en Granada ha sido mucho más corta que en campañas anteriores, debido a la sequía que se ha venido sufriendo y a las grandes heladas que dañaron los olivares de muchas zonas de la provincia de Granada. Por todo ello, la producción ha mermado considerablemente, y con ello, el número de días trabajados. También hay que hacer mención a que debido a la presencia, cada vez mayor, de maquinaria empleada en la recolección, el número de personas jornaleras que se necesita es menor.

Se han visitado zonas, como Iznallor. Montejícar, Albuñol, zonas colindantes a Guadix, etc,) donde el número de inmigrantes documentados e indocumentados ascendía casi a un 80% del total de trabajadores y trabajadoras ocupadas en la recolección de aceituna, mientras que en otras zonas (Loja, Moclín, Íllora, etc), dicho porcentaje se reducía drásticamente ya que la mayoría del personal eran jornaleros de la misma localidad e incluso, pequeños propietarios olivaleros que explotaban su producción de forma familiar sin contratar gente de la calle.

Dada la situación geográfica de Granada, podemos decir que es una provincia de paso de inmigrantes ya que muchos de ellos trabajan en la campaña de la aceituna, luego se trasladan a la zona de Huétor-Tájar para la campaña del espárrago, así como a los llanos de Zafarraya y a la costa granadina para la recolección de hortalizas y verduras. También es zona de paso a otras provincias colindantes como Jaén, Almería y, más en la distancia, Huelva con su campaña de la fresa.

La campaña de la fresa en Huelva

La provincia de Huelva se ha constituido como uno de los focos agrícolas más importantes de Andalucía, debido en su gran mayoría a la producción fresera que tiene lugar en dicha provincia, y que a su vez ha propiciado la proliferación de otros cultivos en determinadas localidades conocidas como "freseras", como es la naranja, por ejemplo. Se da la circunstancia de que la mayoría de esas personas trabajadoras son de origen extranjero.

Desde el Sindicato se ha venido realizando una campaña informativa y de asesoramiento en todos los centros de trabajo, con el fin de dar a conocer a las personas trabajadoras temporeras sus derechos y saber las necesidades de éstos en la campaña de recolección de la fresa.

La aceituna en Jaén

La campaña ha estado enclavada en los meses de noviembre a febrero, si bien, esta distribución ha sido desigual en las distintas zonas de la provincia de Jaén, debido a los efectos negativos que sobre la cosecha de algunas zonas han tenido las heladas y la seguía del pasado año.

Por lo que respecta a la acción desarrollada por el Sindicato, hay que decir que se han visitado por parte de nuestros delegados, la práctica totalidad de las Almazaras de la provincia (unas 290), así como numerosos Cortijos (más de 50), llevando información sindical a todas las personas jornaleras que se han encontrado trabajando en dichos tajos, principalmente a los inmigrantes que cada año son más numerosos en esta campaña.

S.O.C. (Sindicato de Obreros del Campo)

La información es prioritaria, siendo uno de los pilares básicos de la actividad del sindicato. Asimismo, se ha puesto en marcha el programa de formación para personas jornaleras y personas trabajadoras inmigrantes, que ha consistido en esta primera etapa en la impartición de clases de castellano y de informática en El Ejido, Almería y Níjar.

La actividad de este sindicato se ha centrado en las siguienes actuaciones:

La campaña de la aceituna negra (de molino) en las provincias de Sevilla y Cádiz.

Alrededor de 15.000 personas trabajadoras de las provincias de Sevilla y Cádiz han participado en la campaña de la recogida de la aceituna negra de molino, que se ha desarrollado durante los meses de diciembre de 2005 y enero y febrero de 2006, siendo aproximadamente cuarenta los días efectivos de trabajo.

Se continúa empleando mano de obra procedente, principalmente, de los pueblos de ambas provincias, desplazándose en coches particulares o en autobuses contratados por las propias empresas, si bien este año se han incorporado ucranianos, rumanos y marroquíes, sobre todo en el Aljarafe y Sierra Sur de Sevilla. Las personas trabajadoras inmigrantes, de origen ucraniano por lo general, se alojan en fincas, mientras los marroquíes viven de alquiler en los pueblos y se desplazan en coches.

Cítricos en la Vega y Bajo Guadalquivir y Aljarafe

En esta campaña los problemas se acentúan, ya que la mayoría de las veces las personas propietarias no organizan la recolección, sino que venden la fruta en el árbol a un almacén o cooperativa, las cuales dejan en manos de intermediarios la organización de esta recogida. De esta forma, desligan a las personas jornaleras de un centro de trabajo, cortijo o finca, de un lugar al que dirigirse si tienen alguna reclamación, su única referencia suele ser dicha persona intermediaria.

Debido a la cercanía de esta comarca con la provincia de Huelva, se da el caso de que las personas trabajadoras de dicha provincia se trasladan a Sevilla para la recolección de la naranja, sin embargo, no se les paga el jornal establecido en Sevilla, sino que se les sigue pagando el de Huelva que es muy inferior.

Otro gravísimo problema existente en eta campaña es la vivienda, la mayoría de las personas trabajadoras inmigrantes no tienen un sitio digno para vivir, por ello, la labor fundamental del sindicato es informar a las personas trabajadoras de sus derechos y del convenio firmado.

Aceituna verde (verdeo) en las provincias de Sevilla y Cádiz.

España es el primer productor del mundo de aceituna de verdeo, y Sevilla una de las principales zonas productoras de Esapña. Por tanto, en esta campaña se emplea mucha mano de obra, porque la recolección es manual, aunque se está experimentando cada vez más la recogida mecanizada con máquinas vibradoras. Además, esta campaña ha sido un año muy bueno de cosecha.

Se estima que este año han trabajdo en la campaña de recolección alrededor de 23.000 personas jornaleras durante treinta días efectivos de trabajo, siendo cada vez más numerosa la mano de obra femenina que actualmente alcanza el 60% del total.

La mayoría de las personas jornaleras vienen de los pueblos de la zona, así como de la sierra de Cádiz, si bien cada vez se emplea más mano de obra extranjera procedente principalmente de Marruecos, Ucrania o Rumanía.

La recolección de naranjas en Córdoba.

Este cultivo precisa cada vez más de personas temporeras, así como de más mano de obra inmigrante. Además, cuenta la provincia con varios almacenes de manipulación, donde el trabajo quienes lo realizan son mujeres, sometidas a una abusiva discriminación laboral.

El número de personas jornaleras que participan en esta campaña es aproximadamente de 100.000, de los cuales, al menos 10.000 son personas inmigrantes.

La recolección del ajo

Este cultivo, en la actualidad, se centra en los pueblos de Montalbán, Santaella y Posadas (Córdoba). Se han visitado casi todas las fincas dedicadas a este cultivo, comprobando que no existe una buena regulación en los convenios provinciales, ya que se practiva el trabajo a destajo, por caja llena, siendo la mayoría trabajadoras mujeres que se dedican a cortar ajos en el campo.

La fresa en Huelva

En esta campaña se han sembrado unas 9.000 hectáreas de este producto, lo que supone trabajo para unas 50.000 personas temporeras durante tres meses, siendo gran parte de estas personas extranjeras.

La precaria situación del colectivo inmigrante en Andalucía genera un desplazamiento masivo de personas trabajadoras a los pueblos de la costa fresera, motivada por el "efecto llamada". Gobierno y personas empresarias llegan a acuerdos para facilitar trabajadoras polacas y rumanas en origen, mano de obra a bajo precio.