Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

p. ej. ofertas de empleo, ayudas, escolarización...

II Plan de Infancia y Adolescencia de Andalucía 2016-2020

El 7 de junio de 2016, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó el II Plan de Infancia y Adolescencia 2016-2020, que garantiza la inclusión de la perspectiva de la infancia en las políticas públicas y refuerza las medidas para garantizar los derechos de niños y niñas, evitando situaciones de exclusión social mediante el desarrollo de políticas intersectoriales y la promoción de un nuevo modelo de coordinación que asegure acciones integradas en Andalucía.

Resulta evidente que la situación de la infancia y la adolescencia ha ido progresivamente mejorando; las modificaciones legislativas y la aparición de políticas dirigidas específicamente a la promoción de los derechos de la infancia han ido dando frutos. Sin embargo, han aparecido nuevos problemas como el crecimiento de la pobreza, los datos sobre fracaso escolar, la percepción de los profesionales sobre la dejación de funciones parentales, el protagonismo de los medios de comunicación y redes sociales, los procesos migratorios... Todo ello tiene gran repercusión en la dinámica familiar y en el bienestar de la infancia y la adolescencia, y supone un reto que se debe abordar con unas políticas de infancia que impliquen un compromiso de la acción de gobierno y de la sociedad, incluida la propia infancia y adolescencia.

Hoy día no se concibe la sociedad sin la participación activa de niños y niñas. Sus opiniones, conocimientos, aportaciones y necesidades deben tenerse en cuenta en todos los ámbitos de la sociedad: educación, salud, justicia, servicios sociales, cultura, deporte, innovación... Las políticas y acciones deben unir sus sinergias para que confluyan en una mejor calidad de vida de este colectivo.

Para ello, el II Plan concreta las políticas de atención a la infancia y a la adolescencia en los próximos años. Se pretende aumentar el reconocimiento social hacia dicho colectivo; generar oportunidades para que pueda desarrollar sus capacidades y su potencial de vida; promover sus derechos, su plenitud, bienestar y educación; hacer que se sientan seguros y confiados, protegidos contra la falta de recursos, el abuso y la negligencia, y que se valore su posición como actores sociales y contribuyentes al desarrollo colectivo.

La arquitectura del Plan se sustenta en el desarrollo de 5 áreas de acción, 17 líneas estratégicas, 90 medidas y 203 indicadores de evaluación. La inversión del Plan es de 673 millones de euros en los primeros dos años de aplicación.

El Observatorio de la Infancia de Andalucía ha tenido una importante contribución en el proceso de elaboración de dicho Plan, realizando el diagnóstico sobre la situación de la infancia y adolescencia en Andalucía y el estudio de necesidades y propuestas de niñas, niños y adolescentes. Asimismo, el Plan ha contado con la participación de 585 niños, niñas y adolescentes de nueve centros educativos y cinco consejos municipales de infancia y adolescencia de Andalucía. También se ha contado con la participación de más de cien profesionales expertos de la Junta de Andalucía, de las entidades locales y de entidades de la iniciativa social del sector infancia y adolescencia. Además, por su carácter dinámico y participativo, se pondrá en diálogo con la ciudadanía, los sectores profesionales y los niños, niñas y adolescentes, para lo que se permitirá su máxima difusión y discusión, con la finalidad de diseñar el marco estratégico 2018-2020.

El Plan se estructura en cinco compromisos básicos distribuidos en cinco grandes áreas de acción:

  1. Salud y bienestar emocional”, con la finalidad de que niños, niñas y adolescentes crezcan sanos y felices, incluyendo acciones que garanticen que disfruten de una buena salud física, mental, emocional, sexual...
  2. Seguridad y confianza”, que busca aumentar la calidad de vida de los menores,  evitando la exclusión social y reduciendo las desigualdades, mediante acciones para protegerles del maltrato, discriminación, acoso, violencia entre iguales, violencia de género, delincuencia, accidentes, adicciones, riesgos de internet, móviles, redes sociales...
  3. Aprender y realizarse”, que persigue el fomento de la convivencia escolar y la igualdad de género como elemento básico para el bienestar personal y social y el aprendizaje escolar, mediante acciones relacionadas con la coeducación y el juego no sexista, que permitan a este colectivo disfrutar de la vida, divertirse, relacionarse, participar en asociaciones y desarrollarse como personas.
  4. Participar y prosperar”, para la promoción de la participación de los menores respetando su individualidad y la cohesión social en el marco familiar, mediante acciones para promocionar los derechos de la infancia, para favorecer su participación en la familia, la escuela, el barrio, los asuntos políticos, la defensa de la naturaleza y la mejora de la sociedad.
  5. Transversalidad”, cuya finalidad es que la infancia se sitúe en el centro de la decisión, primando el interés superior del menor. Se incluyen acciones para una atención integral mediante políticas intersectoriales, así como la coordinación y complementariedad entre la Junta de Andalucía, las demás Administraciones Públicas y las entidades de la iniciativa social.

Se trata, en definitiva, de propiciar la presencia y significación de la infancia y la adolescencia en los asuntos públicos, así como de concienciar sobre las contribuciones que esta puede aportar a la sociedad y al desarrollo humano, promoviendo una nueva ciudadanía de los niños y las niñas que favorezca su participación e inclusión en la sociedad.


Documento del II Plan de Infancia y Adolescencia de Andalucía 2016-2020.

Documento del Plan Integral de Atención a la Infancia de Andalucía 2003-2007.