Portal de la Junta de Andalucía
18/04/2007
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

La recreación de espacios y situaciones semejantes a las que pueden surgir al profesional en su práctica asistencial constituye una de las principales características de la actividad desarrollada por Iavante. En este sentido, el programa de la fundación destaca por sus contenidos, pero lo hace especialmente por el empleo de metodologías innovadoras dirigidas a que el personal sanitario adquiera y mejore sus conocimientos y habilidades.

Una de estas metodologías es la simulación robótica, que emplea robots y maniquíes que actúan y reaccionan de forma similar al ser humano en determinados procesos patológicos. Robots que inspiran y expiran, tosen, vomitan y responden a las preguntas que el alumno le realiza, lo que permite al participante actuar en entornos similares a la realidad, pero también adquirir destrezas en técnicas que, al ser muy invasivas, no pueden adquirirse en actuaciones reales.

Estos robots tienen programados determinados casos clínicos ante los que el alumno debe actuar (medir las constantes vitales, evaluar ritmos y sonidos respiratorios, observar obstrucciones en la vía aérea, analizar lesiones traumatológicas externas o internas, etc.). Además, pueden estar controlados por el docente, que tiene la posibilidad de provocar en el robot situaciones o reacciones en función de la evolución del propio alumno.

Otra de estas metodologías es la simulación virtual, en la que, gracias a un programa informático de imagen sintética y realidad virtual, se recrean zonas anatómicas en las que el alumno puede entrenarse en el manejo de la herramienta exploratoria, así como en el conocimiento de determinadas áreas y en el diagnóstico y tratamiento de diversas lesiones.

Existen simuladores para el entrenamiento en técnicas de gastroscopia, broncoscopia, colonoscopia, urología, ecografía intrabdominal, punción percutánea renal y laparoscopia. Todos estos simuladores disponen de una variada gama de casos clínicos con pacientes de diferentes edades, sexos y lesiones, que posibilitan al profesional manejar herramientas que, por su técnica, suelen ser incómodas para el paciente, consiguiendo perfeccionar su uso. Igualmente, pueden entrenarse en situaciones poco comunes o complejas, mejorando la eficacia del diagnóstico o tratamiento.

Pero los participantes en la actividad de Iavante también se enfrentan a situaciones con personas reales. A través de la simulación escénica, actores entrenados representan casos en los que la relación interpersonal con el paciente tiene un gran impacto, como sucede en las entrevistas clínicas. Esto se ve propiciado por escenarios que reproducen con la mayor fidelidad posible los entornos donde se producen estas situaciones, por ejemplo, una emergencia sanitaria en un domicilio, en el que, además de asistir al paciente, hay que atender a su familia en un momento lleno de tensión e incertidumbre.

Otro instrumento muy útil para la formación es el videoanálisis, en el que la observación directa de las maniobras y técnicas desarrolladas en las actividades o su análisis vía internet, posibilita a los alumnos analizar y corregir los errores en que hayan incurrido durante el proceso de aprendizaje.

Por último, la fundación aplica la teleformación –o e-training- a aquellos cursos que se desarrollan por internet y que ofrecen 'on-line' material docente, pero también foros, chats, videoconferencias, etc. Los alumnos cuentan en esta modalidad con la ayuda de un teletutor, que los guía en todo el proceso, responde sus dudas y evalúa las competencias adquiridas.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es