Portal de la Junta de Andalucía
26/09/2008
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

Durante el año 2007, el Plan de Control de la Condicionalidad ha consistido en la inspección y evaluación de 164 elementos distribuidos en distintos ámbitos: 19 en el medio ambiente; 49 en el ámbito de la salud publica, zoosanidad y fitosanidad; 25 elementos en el ámbito de buenas condiciones agrarias y medioambientales, y 71 en el del bienestar animal.

En Andalucía, el control de condicionalidad se ha aplicado en 2007 sobre un total de 3.973 expedientes, de los que la provincia de Jaén absorbe más del 30% de las inspecciones.

Tras concluir los controles, se ha detectado que los incumplimientos por falta de documentación han sido los mayoritarios, principalmente aquellos relacionados con la utilización de productos fitosanitarios, como son el mantenimiento de la hoja de llevanza de productos fitosanitarios con copia de los documentos que acrediten el tipo de producto utilizado, o la disposición del carnet de manipulador de este tipo de productos. El mayor porcentaje de estos incumplimientos tuvo lugar en las provincias de Jaén, Granada y Córdoba.

Otros incumplimientos relacionados con la presentación de documentación han sido la falta de hojas de fertilización nitrogenada y utilización de estiércoles y purines en zonas vulnerables a la contaminación por nitratos de origen agrario, o la ausencia de acreditación del derecho de uso al agua en las parcelas de regadío. Las provincias de Granada y Sevilla fueron las que presentaron mayor porcentaje de incumplimiento.

En cuanto a las condiciones agrarias y medioambientales sobre el terreno, las normas menos seguidas han sido la implantación de cubiertas vegetales en recintos de olivar con pendiente media superior al 10%, y el abandono de residuos agrícolas -como envases, embalajes, restos de maquinaria, vehículos, aceites y lubricantes y residuos de productos fitosanitarios- esparcidos por las parcelas, sin clasificarlos ni concentrarlos en puntos concretos de la explotación no visibles exteriormente, hasta su traslado a vertedero o planta de tratamiento o reciclaje autorizado, tal y como establece la normativa.

Es importante destacar que en más del 50% de las explotaciones inspeccionadas sólo se detectó un único incumplimiento.

En cuanto a los porcentajes de reducción que se aplicaron a los solicitantes cuyas explotaciones fueron inspecionadas, más de la mitad vieron sus pagos reducidos en el porcentaje mínimo a aplicar (1 %), y la penalización máxima (que en 2007 ha sido del 5%) sólo afectó al 2,5 %, aproximadamente.

Dentro del ámbito de las buenas condiciones agrarias y medioambientales, las normas con incumplimientos más comunes fueron las relativas a evitar la erosión del suelo, seguidas muy de cerca por las dirigidas a evitar el deterioro de los hábitats. Ambas sumaron un porcentaje de incumplimientos cercano al 80% del total en este campo. El porcentaje restante de incumplimientos se debió al mantenimiento de las superficies agrarias y a la conservación de la materia orgánica del suelo, este último con un porcentaje de incumplimientos de tan sólo un 5%.

El control de condicionalidad en 2007 ha puesto de manifiesto la importancia de seguir insistiendo en el asesoramiento a los agricultores respecto a la conservación de la documentación que garantice la seguridad alimentaria, acreditando la trazabilidad de los productos fitosanitarios y zoosanitarios utilizados, y conservando las facturas y albaranes al respecto.

Por otro lado, se pone de manifiesto la necesidad de asesorar a todos los usuarios de agua de riego de que se trata de un bien escaso, y que, por tanto, debe ser utilizado sólo cuando se dispone de una autorización y limitando el consumo al volumen concedido.

Por último, se ha puesto de relieve la importancia de incidir en el uso de técnicas que disminuyan la erosión e incrementen la conservación de la materia orgánica en los suelos, como son el mantenimiento de cubiertas vegetales y el no laboreo, tan beneficiosas para el incremento de la rentabilidad de las explotaciones, y la accesibilidad a los terrenos tras periodos de lluvias torrenciales, como las que frecuentemente se dan en el territorio andaluz.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es