Portal de la Junta de Andalucía
09/01/2009
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente
El Ecolocal nació en marzo de 2007 en Sevilla, gracias a la iniciativa de varios jóvenes integrantes de la asociación ‘El enjambre sin reina’. A día de hoy, representa uno de los proyectos más consolidados que han partido del programa Juventud en Acción. Un referente en cuanto a planteamiento y gestión cuyos resultados se exponen, día a día, en el centro público que este grupo regenta en la calle San Luis. Este espacio actúa como punto de encuentro y también como tienda libre, en la que se potencia la reutilización de objetos y se ofrece una alternativa de consumo, económica y ecológica: libros, ropa o complementos que todos podemos obtener de forma totalmente gratuita.

Solidaridad, ecología y sostenibilidad son las bases sobre las que se asienta este proyecto, en el que los ciudadanos pueden desarrollar cualquier idea o iniciativa solidaria apoyada en tales criterios. Pero, ¿qué representa para El Ecolocal un concepto a menudo impreciso como el de sostenibilidad?: “Aquí lo entendemos como la mejor forma de aprovechar los recursos que tenemos a nuestra disposición, sin malgastarlos”, resuelve Israel, uno de los integrantes del colectivo.

La respuesta nos remite a otra de las funciones de El Ecolocal, la de ofrecer formación ambiental con el objetivo de concienciar a la población en torno al consumismo imperante en nuestra sociedad. Un factor que no sólo perjudica al medioambiente, sino también a nuestro bolsillo: “Por ejemplo, preferimos regalar cosas hechas por nosotros mismos”, nos cuenta Israel. “De esa forma, el regalo es más personal porque implica una dedicación especial y, además, aprendemos mucho en el proceso”. También se pueden encontrar buenos regalos en El Ecolocal. Por ejemplo, libros, cuyo contenido y aspecto es “igual de interesante que el de los negocios más frecuentados”.

Y, aparte de estos bienes, ¿qué servicios se encuentra uno como usuario de este centro? “Desde el comienzo tenemos numerosas actividades como ciclos, talleres, charlas y encuentros de muy diversa temática”. En El Ecolocal se puede aprender artesanía con semillas, cocina intercultural, papiroflexia, macramé y hasta algo tan exótico como los mandalas, imágenes simbólicas del budismo y el hinduismo. “Lo bueno es que estas actividades no parten sólo de nosotros”, explica Israel, “sino también de usuarios que se deciden a compartir alguna habilidad o conocimiento suyo con los demás”. Así es como surgió el Banco del Tiempo.

Bajo este sugerente nombre se halla una idea que involucra a unas 150 personas: se trata de una “bolsa de favores” donde la gente realiza y recibe una serie de servicios que no son valorados en dinero. “Cualquier intercambio se mide exclusivamente por el tiempo empleado, y ninguna actividad se estima más que otra”. Los usuarios que se inscriben en este particular banco ofrecen sus habilidades al resto de participantes y, al mismo tiempo, tienen la posibilidad de encontrar los servicios que demandan. Una muestra más de la imaginación y capacidad organizativa que impulsa El Ecolocal en la comunidad que ha agrupado durante este tiempo. Pero, ¿cómo se pone en pie un proyecto tan meritorio?

Tomar la iniciativa

Las iniciativas juveniles hacen posible la participación activa y directa de los jóvenes andaluces en proyectos diseñados y ejecutados por ellos mismos. Enmarcadas en la acción ‘La juventud con Europa’ del programa Juventud en Acción, su fin no es otro que el de estimular el espíritu emprendedor y la creatividad. Pueden participar en ellas tanto organizaciones sin ánimo de lucro –el caso de ‘El enjambre sin reina’- como grupos de jóvenes no asociados, siempre y cuando los miembros del colectivo promotor se sitúen entre los 18 y los 30 años.

“Todo surgió después de nuestra experiencia en el Servicio de Voluntariado Europeo”, cuenta Israel. “Aquello nos sirvió para tomar contacto con la realidad europea y comprobar que teníamos inquietudes comunes”. Así fue como los jóvenes que hoy gestionan El Ecolocal descubrieron que, en otros países como Escocia, este tipo de proyectos existía: espacios en los que se intercambian bienes y servicios entre la comunidad –“lo que allí llaman charities”- y mercadillos con esa misma filosofía del trueque. 

La duración de las iniciativas juveniles se sitúa entre 3 y 18 meses, y los proyectos son promovidos por la Dirección General de Educación y Cultura de la Unión Europea. De ahí que, entre los requisitos, se hallen los de fomentar el sentimiento de ciudadanía europea, atender temas de interés o preocupación en nuestra comunidad o promover valores propios como la igualdad de oportunidades, la integración social o el respeto por otras culturas.

Las iniciativas transnacionales, que implican un proyecto en común con al menos un estado de la Unión Europea, representan otra de las modalidades que componen esta acción. Éste será el próximo paso para El Ecolocal, que ya ha solicitado una ayuda para colaborar con Ecozone, asociación italiana implicada en cuestiones medioambientales. Junto a nuestros vecinos europeos, estos jóvenes tratarán de seguir ofreciendo alternativas de futuro responsables y solidarias con nuestra sociedad.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es