Portal de la Junta de Andalucía

Hacia una oferta eléctrica adaptada al consumidor

La liberalización del sector se extiende a los usuarios domésticos desde el 1 de julio y afecta a unos cuatro millones de clientes en Andalucía

02/07/2009
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

Mejorar la calidad del servicio y ampliar la oferta para adaptarla a las necesidades de los consumidores son los objetivos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el proceso de liberalización del sector eléctrico, que desde el 1 de julio vive un hito importante desde el punto de vista cualitativo y cuantitativo: la entrada en el mercado libre de la mayor parte de los usuarios domésticos.

Con ello culmina en España la adaptación a las normas comunes europeas que regulan el mercado interior de este sector. Se trata de un proceso que se ha venido desarrollando de manera gradual y que ahora se extiende a la mayor parte de los consumidores domésticos, de forma que desde el 1 de julio los clientes conectados a la red en baja tensión y con una potencia contratada igual o inferior a 10 kilovatios (kW) pueden elegir la empresa con la que contratar el suministro de electricidad, como ocurre ya en otros sectores como el de las telecomunicaciones.

En el mercado libre, cada comercializadora ofrece nuevos productos y servicios, descuentos, ofertas, etc., que pueden suponer nuevas ventajas respecto al mercado regulado. De eso se trata precisamente, de que los consumidores se beneficien de este proceso, en el que la información será una pieza clave para que la decisión que cada uno de los usuarios tome sea la más adecuada a sus necesidades y circunstancias.

Desde el 1 de julio, la inmensa mayoría de los consumidores domésticos puede elegir entre contratar su suministro de energía en el mercado libre, pactando un precio con una comercializadora, o bien acogerse a la denominada Tarifa de Último Recurso (TUR), que consiste en un precio máximo y mínimo fijado por el Gobierno para el suministro eléctrico y que es único para el territorio nacional.

En Andalucía existen más de cuatro millones de clientes, de los que un 96% tiene una potencia contratada menor o igual a 10 kW --que podrán acceder a la TUR--, mientras que el resto (el 4,1%) tiene una potencia superior a 10kW.

Los consumidores con una potencia contratada superior 10 kW, que son una minoría, han debido contratar su suministro de energía antes del 1 de julio de 2009 con una empresa comercializadora a un precio libremente pactado. En caso de no haber contratado con ninguna empresa comercializadora, estos usuarios pasan a ser suministrados de forma automática por la comercializadora de último recurso de la zona, que le cobrará por la electricidad un precio fijado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y que se incrementará con el tiempo mediante recargos, con el objetivo de incentivar el paso al mercado liberalizado.

Además, la entrada en el mercado libre supone para el sector un cambio en el modelo actual, ya que, si hasta ahora la distribución y la comercialización de la energía a los usuarios la realizaba una única empresa, de forma que era la misma la que distribuía y vendía la electricidad, de ahora en adelante estas actividades se separan y van a ser empresas distintas las que, por un lado, distribuyan y, por otro, comercialicen la energía eléctrica.

De este modo, las empresas comercializadoras --con las que los usuarios firmarán sus contratos-- serán las que proporcionen la energía a los clientes a través de las infraestructuras existentes (redes, plantas transformadoras, etc.), que no son de su propiedad, sino de las compañías distribuidoras, que serán las responsables de la electricidad hasta que llega a la puerta de los hogares y, por lo tanto, de asegurar la calidad del servicio, así como de responder ante las posibles averías que se produzcan.

La Junta refuerza la información a la ciudadanía

En este contexto, la Junta de Andalucía, que cuenta entre sus líneas de trabajo estratégicas con la protección de los derechos de los consumidores, ha puesto a disposición de la ciudadanía una serie de instrumentos para informar sobre la nueva situación, con vistas a que los usuarios andaluces puedan afrontar en las mejores condiciones posibles esta transición hacia el mercado libre del sector eléctrico, reforzando así los cauces de información a la ciudadanía del Ministerio de Industria.

De este modo, la Junta realiza una campaña informativa dirigida a los consumidores que consistirá en la edición de folletos informativos que se distribuirán entre los ayuntamientos andaluces, la diputaciones, las federaciones y asociaciones provinciales de consumidores, las asociaciones de vecinos y otras entidades, de manera que la ciudadanía conozca cómo afectará a los usuarios este paso del sector eléctrico al mercado libre.

Del mismo modo, la Consejería de Salud informa a través de su página web (www.juntadeandalucia.es/salud) sobre las novedades de este proceso y ha producido contenidos audiovisuales para difundirlos a través de la plataforma Informarse.es Salud. Concretamente, se proyectará un vídeo informativo en las pantallas de salas de espera de centros de salud y hospitalización, y que también estará disponible a través de la web www.informarseessalud.org.

Asimismo, cuñas de radio informarán a los consumidores sobre los cambios en el sector de la electricidad y la ciudadanía andaluza podrá dirigirse al teléfono del consumidor (900 84 90 90) para despejar cualquier duda sobre este proceso. En este número gratuito podrán recibir información sobre lo que implica como consumidores el paso al mercado libre en este sector y las claves que deben tener.

Todo ello, en virtud de la Ley de Defensa y Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, que establece como uno de los derechos de los consumidores y usuarios que éstos dispongan de "información veraz, suficiente, comprensible, inequívoca y racional sobre las operaciones y sobre los bienes y servicios susceptibles de uso y consumo, de acuerdo con la normativa vigente", así como "la educación y formación en relación con todas las materias que puedan afectarles como consumidores".

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es