Portal de la Junta de Andalucía

Intervención del presidente de la Junta en la inauguración de la Expo Andalucía-Marruecos

29/09/2009
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

Para mí es un honor y una satisfacción inaugurar esta primera feria en Casablanca, capital económica del Reino de Marruecos. Señor Ministro de Turismo, permítame decirle que los andaluces hoy aquí congregados nos sentimos orgullosos. Y permítame también expresarle mi gratitud personal y la de mi Gobierno, y extenderla, como es lógico, a instituciones, empresas y ciudadanos que han participado en la organización de este evento, sin duda de enorme trascendencia.

Expo Andalucía-Marruecos nace como un encuentro de diálogo económico y empresarial multisectorial. Señor ministro, joven es el que planifica un futuro que acaso no pueda vivir. Por eso les digo que esta expo no es un acto que tenga punto inicial y punto final, sino que es un proyecto a largo plazo; un proyecto que se consolida en el futuro.

Son, desde luego, muchos los aspectos que unen humana, cultural y socialmente a Marruecos con Andalucía. Por eso, he querido que mi primera salida institucional de España como presidente de la Junta de Andalucía haya sido al Reino de Marruecos, a este país tan querido por los andaluces.

España y Marruecos mantienen hoy una fecunda relación bilateral. En las últimas décadas se ha reforzado esta relación, que es cada vez más sólida, uniendo estas dos regiones mediterráneas tan próximas como son Andalucía y Marruecos, y es innegable que nuestras economías son también complementarias. Por eso, una cooperación empresarial más estrecha entre vecinos habrá de redundar en un enorme potencial de crecimiento para ambos. El punto de arranque de esta cooperación empresarial ha de ser el conocimiento mutuo, un conocimiento respetuoso, cooperativo, que lleve a la asociación o, lo que es lo mismo, una unión de esfuerzos para ganar futuro. Por eso, les digo que el punto de arranque de esta cooperación empresarial ha de ser el conocimiento. Para los retos que impone el crecimiento a cada una de estas regiones, sabremos plantear conjuntamente soluciones. En este sentido, esta primera feria es una buena iniciativa que nos ofrece el clima de entendimiento que debe imperar en las relaciones comerciales y empresariales entre Andalucía y Marruecos para tener un mayor impulso.

Expo Andalucía-Marruecos es un instrumento de relación para los profesionales de ambas orillas que permitirá mejorar el conocimiento de los tejidos empresariales y fomentar iniciativas de colaboración entre los dos territorios.

Las relaciones comerciales han conocido un gran empuje, especialmente desde la apertura en 2004 de la oficina de Extenda en Marruecos. Desde esa fecha, el número de empresas andaluzas que mantienen relaciones comerciales regulares con Marruecos se ha multiplicado dos veces y media, y más de 60 empresas ya radican su centros productivos en este país.

Incluso con una coyuntura de comercio internacional como la que vivimos, este año algunas provincias andaluzas han incrementado significativamente su relación con el Reino de Marruecos. Las más de 200 empresas expositoras presentes en Expo Andalucía Marruecos son además una prueba del interés creciente por acercar nuestros mercados.

La internacionalización de empresas es un reto que tenemos que afrontar conjuntamente. Por este motivo, es necesario impulsar nuevas formas de colaboración empresarial, de partenariado, que resulten eficaces ante las oportunidades de negocio que generan ambos territorios. Empresas fuertes, innovadoras, abiertas a la globalización, que no deben conformarse con nuestros mercados; que tienen que ambicionar el mercado mundial, ser sólidas, innovar, crecer y afrontar el desafío de la mundialización. En nuestra situación geográfica, que está en un punto de encuentro entre dos continentes, es imprescindible fortalecer las relaciones de privilegio que desde uno y otro lado mantenemos con los grandes mercados internacionales.

En momentos de crisis como el actual, es necesario además fortalecer e incrementar la creatividad, las sinergias, para movilizar los factores y los recursos naturales andaluces y marroquíes. Ésta ha de ser una plataforma privilegiada para impulsar los flujos económicos y empresariales entre ambas zonas.

En los últimos años, Andalucía ha apostado decididamente por la innovación y el desarrollo tecnológico como piezas fundamentales en el cambio hacia un modelo sostenible. Esta experiencia puede ser también origen de una acción conjunta entre Andalucía y Marruecos, y además entre el empresariado de las dos orillas. Y el empresariado andaluz es parte esencial de nuestro proyecto de Andalucía Sostenible, que viene edificándose acuerdo de concertación tras acuerdo, que tuvo en el Sexto Acuerdo de Concertación Social ya un anuncio de lo que tiene que ser la economía del futuro y que, sin duda, se plasmará también en el Séptimo: apostar por esa Andalucía que gane competitividad y que lo haga con empresarios marroquíes.

Marruecos es un país que ha experimentado en la última década el periodo más largo de crecimiento y estabilidad económica de su historia, y ello gracias al desarrollo económico y social, y a la apertura hacia el exterior. En estas últimas décadas, Andalucía y Marruecos han diseñado un modelo de cooperación transfronteriza que es exportable a cualquier parte del mundo, tanto en el ámbito institucional y político como en el de la convivencia compartida.

El Plan de Desarrollo Transfronterizo ha contribuido a la estabilidad y el progreso en el Mediterráneo entre 2003 y 2008. Las relaciones entre Andalucía y Marruecos han experimentado en este tiempo un salto cualitativo que, como saben ustedes, nos ha permitido pasar de una etapa de cooperación a una etapa de asociación. Hemos sentado las bases de una política conjunta, de programación, financiación, gestión y coordinación de las acciones. El programa operativo de Marruecos, que ya está prácticamente ultimado, va a profundizar precisamente en estos aspectos.

La colaboración empresarial debe incluirse, sin duda, en las estrategias de desarrollo de estos territorios. Por eso, en esta feria están representados sectores de gran relevancia para el crecimiento de nuestras economías. Como decía el ministro, la industria de la agricultura, las energías renovables, el aprovechamiento del agua, el sector industrial turístico, la construcción y la planificación urbanística son todos ellos campos altamente productivos, con grandes posibilidades de competitividad y, sobre todo, como fórmulas abiertas de relaciones empresariales.

Al avanzar en el proceso de desarrollo humano, social y económico de nuestros pueblos, es imprescindible estrechar los lazos entre los agentes implicados en el fomento de un desarrollo que ha de ser necesariamente humano y sostenible.

Nuestros respectivos gobiernos, las instituciones locales, el sector privado, la ciudadanía en definitiva, han de ser receptivos factores de este proceso de colaboración y de diálogo, y solamente así podremos sentirnos fuertes en el entendimiento.

Deseo profundamente que este intercambio cultural, humano, social, económico sea un intercambio de experiencias, de proyectos, de ideas, de compartir. Por eso, yo creo que estos tres días, además de fructíferos, han de ser importantes por las puertas que dejemos abiertas, con las fórmulas de cooperación que consigamos establecer. Porque eso es lo que hemos pretendido: seguir impulsando esas buenas relaciones entre Andalucía y el Reino de Marruecos.

Señoras y señores, queda inaugurada Expo Andalucía-Marruecos.

Muchas gracias.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es