Portal de la Junta de Andalucía

Intervención del presidente de la Junta en el acto de firma del VII Acuerdo de Concertación Social de Andalucía

24/11/2009
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

Hoy es un día importante.

Importante para los andaluces y las andaluzas. Para nuestras empresas, para nuestros trabajadores.

Es decir, importante para el presente y el futuro de Andalucía.
El nuevo Acuerdo de Concertación que firmamos en este acto es fruto del compromiso con Andalucía de los agentes sociales y económicos: de los empresarios agrupados en la CEA, de los trabajadores afiliados a CC.OO. y UGT.

El acuerdo se ha alcanzado, además, en un momento particularmente difícil para la economía. En una etapa de crisis que afecta de manera dramática a muchas familias y empresas.

Como presidente de la Junta de Andalucía me siento orgulloso de contar con empresarios y sindicatos que han dado este paso, y que han asumido la responsabilidad necesaria para la consecución de este acuerdo.

Que han sabido anteponer los intereses de la ciudadanía a los de sus propias organizaciones para conformar un pacto que apuesta por reactivar la economía y el empleo, y que mira al futuro con el objetivo de promover cambios en nuestro modelo productivo.

Este nuevo Acuerdo es una muestra más del papel que tiene el diálogo social y la participación institucional en el diseño y ejecución de la política económica en Andalucía.

La concertación ha formado parte de nuestra cultura económica. Si es importante la firma de este Acuerdo, tanto más lo es que se trata del Séptimo.

Desde 1993 el desarrollo de la política económica, su diseño y ejecución, responde a un planteamiento del Gobierno que se negocia con los protagonistas de las relaciones de producción.

Se hace así más consistente y más próximo a la realidad. Y por ello, más eficaz.

La experiencia de la concertación se ha demostrado insustituible, en la medida en que ha contribuido de manera definitiva al desarrollo y crecimiento económico y social de Andalucía.

Los espacios abiertos entre sindicatos, patronal y Gobierno andaluz han hecho posible alcanzar puntos de encuentro en cuestiones que han sido claves para el progreso y modernidad de nuestra tierra.

La actual crisis económica es también la crisis de un modelo del capitalismo basado en la desregulación y la sustitución de la economía social de mercado por un sistema de relaciones individuales y de abstencionismo público.

Su fracaso ha venido a demostrar que, si el mercado será siempre el mejor referente para la asignación de los recursos, el papel de los sujetos representativos, agentes económicos y sociales, y el de los Gobiernos es también necesario para guiar la economía hacia objetivos de progreso y de sostenibilidad.

CEA, UGT y CC.OO. son, en este sentido, cooperadores para conseguirlos.

Con este Acuerdo, los agentes sociales y económicos y el Gobierno volvemos a anudar el lazo social que nos permite forjar una visión compartida que genera confianza y estabilidad, dos intangibles siempre valiosos, que en momentos como éste se convierten en imprescindibles.

Naturalmente los partidarios del modelo derrotado por la crisis no entenderán, nunca lo hicieron, estos acuerdos colectivos.

Hay, además, otro elemento, en este caso novedoso, que convierte al VII Acuerdo de Concertación Social en el cumplimiento de un mandato institucional de singular relevancia.

Y es que se enmarca en el nuevo Estatuto de Autonomía, que consagra la participación institucional de los agentes firmantes del mismo.

Para el Gobierno andaluz, el diálogo social forma parte de nuestra visión estratégica de lo que se necesita para impulsar a Andalucía hacia un modelo económico de futuro y sostenible en el tiempo.

Éste es un acuerdo que apuesta por la economía productiva, por la innovación, por la sostenibilidad y, sobre todo, por hacer mejor aquello que ya sabemos hacer, con aportación de recursos públicos, pero también con inversión privada.

El acuerdo recoge un amplio bloque de medidas. Las más urgentes, dirigidas a afrontar la crisis económica, y otras, de carácter más estructural, encaminadas a propiciar el necesario cambio en el modelo productivo andaluz.
En él se encuentra bien definido y estructurado el programa de Andalucía Sostenible.

Este acuerdo es el más ambicioso de todos los firmados hasta la fecha, tanto por su contenido como por su asignación económica: 19.000 Millones de euros.

Un importante volumen de recursos que se destinan al empleo y el capital humano; al desarrollo empresarial; a la sociedad de la información y el conocimiento; a los sectores productivos; a la cohesión social y territorial, y al diálogo social permanente. 351 medidas a lo largo de sus 6 ejes.

Entre las novedades del acuerdo, la Sostenibilidad se establece como eje transversal de actuación.

Atraviesa todo el acuerdo de principio a fin y plantea una nueva filosofía: los cambios estructurales que necesitamos sólo pueden aspirar a serlo si son sostenibles de manera social, ambiental y económica.

Por ello, este eje transversal presupone un objetivo superior que debe contribuir en su conjunto a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres

A lograr un Sistema Educativo Andaluz que sea instrumento transformador de nuestra sociedad y nuestra economía; a la sostenibilidad ambiental y a la mejora del entorno administrativo, entre otros.

Próximamente se celebrará la Conferencia de Presidentes para tratar la economía sostenible. Andalucía aportará a esta reunión del más alto nivel el contenido de estos acuerdos.

Será probablemente la única Comunidad que llevará un programa, Andalucía Sostenible, con medidas concretas pactadas entre empresarios, sindicatos y Gobierno.

Se incorporan también en el VII Acuerdo nuevas materias fundamentales como la educación a lo largo de la vida, la promoción de la autonomía personal y atención a personas en situación de dependencia, así como políticas relativas a inspección de trabajo, modernización de la administración pública y al sector financiero andaluz.

Estoy convencido de que el VII Acuerdo es el instrumento adecuado para ayudarnos a lograr cuanto antes salir de la crisis y, sobre todo, a hacerlo en las mejores condiciones.

Avanzar hacia un nuevo modelo productivo ha de ser una tarea continua por parte de todos.

Un ejemplo de ello es el "reajuste" que se producirá en las ayudas a fondo perdido, que "no desaparecerán", pero que irán perdiendo importancia en beneficio de los préstamos reintegrables o las líneas de avales.

Muchas de estas ayudas se concederán a aquellas empresas que mantengan un compromiso con la innovación y el mantenimiento y la creación de empleo.

Empresarios, sindicatos, amigas y amigos: Debemos estar satisfechos por haber conseguido cerrar este nuevo pacto.

El único acuerdo que se ha hecho en España en una situación tan difícil como la actual.

Algo que nos obliga aún más.

La implicación de Gobierno, empresarios y sindicatos en el cumplimiento total del acuerdo es también el compromiso de Andalucía con un modelo de corresponsabilidad social.

El VII Acuerdo de Concertación Social de Andalucía ha de ser el instrumento que dé forma a la paz social y fomente el impulso económico necesario para superar estos tiempos difíciles.

El diálogo y el consenso son las vías para fortalecer el tejido empresarial y productivo; para crear riqueza y generar empleo en condiciones laborales de calidad, y para aunar los valores económicos de eficiencia y beneficio legítimo con los de cohesión social y solidaridad, equilibrio territorial y democracia deliberativa.

No hay sociedad que progrese sin un proyecto de futuro.

Pero un proyecto tiene garantía de permanencia si sus objetivos, estrategias e instrumentos son asumidos y compartidos por la mayoría de la sociedad.

Señor Presidente de la CEA, señores Secretarios Generales de UGT y CC.OO., permítanme que les felicite por la firma de este acuerdo y exprese el reconocimiento del Gobierno andaluz por su contribución al desarrollo y modernización de nuestra tierra.

Y, por supuesto, nuestro compromiso, el de todo el Gobierno andaluz, con lo acordado y con su cumplimiento, es decir, con el diálogo permanente como forma insustituible de hacer efectivo lo que hoy hemos firmado.

Muchas gracias.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es