Portal de la Junta de Andalucía
Reportaje

La artesanía andaluza, un sector de gran valor productivo

La comunidad ha aprobado seis normas para regular esta actividad, que cuenta con más de 10.500 empresas y engloba el 17,3% del total nacional

26/03/2010
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente
Abanicos elaborados a mano.

Abanicos elaborados a mano.

La artesanía es una actividad productiva con características diferenciadas del resto de los sectores económicos, tanto por los procesos de elaboración del producto como por las características de los talleres y de los sujetos artesanos. Andalucía cuenta con más de 10.500 empresas artesanas, lo que supone un 17,3 % del conjunto de España, y el número de empleos del sector asciende a más de 23.000 ocupados, un 11,6 % del total nacional.

Con estas cifras es, tras Cataluña, la segunda comunidad por número de empresas y la cuarta en volumen de puestos de trabajo. En la representación de oficios sobresale el subsector de fabricación de muebles de madera, que alcanza al 23% de los talleres de la región, y la cerámica (18%), así como los trabajos de piel y cuero, con una cuota de participación del 16%.

Respecto a la distribución por provincias, las que presentan una mayor concentración son Córdoba, Sevilla y Cádiz, que acaparan más del 58% de la oferta de talleres. No obstante, en el análisis provincial, hay diferencias respecto a la especialización de los oficios. Así, en Almería hay un elevado índice de empresas dedicadas al sector del mármol, la piedra y la madera. En el caso de Cádiz, destacan los trabajos en piel y cuero, mientras que Córdoba ha mantenido su posición predominante en la actividad artesana de la joyería y cerámica. Granada es donde se observa mayor especialización en instrumentos musicales y Huelva tiene como principal núcleo artesano la piel, el cuero y los muebles de madera.

Por su parte, Jaén sobresale por los trabajos en cerámica y fibras vegetales, además de por los talleres en vidrio. Málaga, aunque no tiene un alto grado de especialización en un oficio artesano concreto, está experimentando algunas iniciativas innovadoras en cerámica, madera o forja. Y Sevilla se distingue por su peso en la orfebrería, con un incremento en los últimos años del subsector textil asociado al diseño.

La Junta de Andalucía, consciente del valor de la artesanía como actividad cultural y productiva, ha dedicado gran esfuerzo normativo a regular este sector, que ha dado como fruto la aprobación, en menos de cinco años, de seis normas de carácter general. Ya desde la publicación el 31 de diciembre de 2005 de la Ley de Artesanía de Andalucía, ha venido promulgando diferentes normas con el objetivo de contribuir al fomento y regulación del sector.

Entre ellas, se puede citar el decreto que regula la composición y funcionamiento de la Comisión de Artesanía de Andalucía. Este órgano colegiado de carácter consultivo y de asesoramiento en materia de artesanía tiene como objetivo establecer unos cauces de participación de los agentes socioeconómicos, de las entidades públicas y de los propios artesanos, en la elaboración de todas aquellas normas de regulación de esta actividad, así como en el diseño de planes sectoriales.

Plan de Fomento

En el año 2007 se aprobó el Primer Plan Integral para el Fomento de la Artesanía, en el que se establecen las condiciones necesarias para el desarrollo de un sector moderno y estructurado, así como para la mejora de la calidad de su producción y de sus condiciones de competitividad en los mercados. El plan pretende dar respuesta a las necesidades especificas del todo el sector, con un marco cronológico que abarca desde 2007 hasta el fin del año 2010, y un importe total de financiación de 10.214.385 euros.

Esta iniciativa consta de cuatro programas orientados a lograr un aumento de la eficiencia de las empresas, una mayor cooperación empresarial y el fomento del asociacionismo, una mejor ordenación y promoción de la actividad artesana, y el incremento de la información e investigación.

Como continuación de la política de fomento y regulación de esta actividad, se aprobó en 2008 el Repertorio de Oficios Artesanos de Andalucía, cuya finalidad es delimitar el conjunto de actividades que forman parte del sector. Este repertorio, que recopila 142 oficios, se ha diseñado como un compendio abierto, que permite actualizar los datos con la finalidad de reflejar en todo momento la realidad de la artesanía en la región.

Registro de artesanos

También en 2008 se creó el Registro de Artesanos de Andalucía, cuya inscripción es voluntaria. No obstante, la inclusión en el mismo implica la emisión de oficio de la Carta de Artesano o Artesana, que lleva aparejados una serie de derechos inherentes. Asimismo, se establece la Carta de Maestro Artesano, que se concede a los sujetos en los que concurren méritos extraordinarios relacionados con su experiencia profesional, el mantenimiento de un oficio o la promoción de su actividad.

Otra de las facetas en las que se ha centrado la labor de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte es la formación. Así, en los últimos tres años, se han celebrado varias jornadas sobre artesanía y diseño en Granada y Sevilla, y se han impartido en las ocho provincias andaluzas 16 cursos sobre formación para el sector artesanal en materia de internet, correo electrónico y photoshop, con el objetivo de promocionar la implantación de las nuevas tecnologías de la información aplicadas al diseño y comercialización de la producción artesanal.

Finalmente, en relación con las ayudas y subvenciones, la Consejería ha dedicado especial atención a la artesanía, creando una línea específica de incentivos con convocatorias anuales que están orientadas a fomentar la modernización e incremento de la capacidad de las empresas artesanas, así como el fomento del asociacionismo dentro del sector.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es