Portal de la Junta de Andalucía
Reportaje

Una llamada de teléfono para dejar de fumar

Más de 350 ciudadanos se benefician cada semana de la Quit Line de la Consejería de Salud, un servicio de deshabituación para las personas que quieran abandonar el tabaco

07/05/2010
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente
Los usuarios pueden empezar las actuaciones de deshabituación con una llamada de teléfono.

Los usuarios pueden empezar las actuaciones de deshabituación con una llamada de teléfono.

"El lunes dejo de fumar". Ésta es una frase que muchas de las personas que fuman o han fumado han pronunciado alguna vez en su vida y, aunque tener la convicción de hacerlo es el paso previo y fundamental para obtener éxito, contar con ayuda experta puede ser vital cuando las fuerzas flaquean.

Para todas estas personas existen en el sistema sanitario público andaluz diferentes recursos para deja de fumar, disponibles y accesibles de forma gratuita en los centros sanitarios. Recursos diversos que permiten adaptar la terapia a las características de cada usuario y que, en junio de 2007, se vieron incrementados con la puesta en marcha de la Quit Line, el único servicio de ayuda a la deshabituación tabáquica que se ofrece a través del teléfono.

En sus dos años y medio de funcionamiento, 4.500 ciudadanos han recurrido a este servicio, que presenta unos niveles de actividad semanal que superan las 350 personas en deshabituación y seguimiento.

El teléfono amplía así sus potencialidades y se convierte, además, en un instrumento y un aliado para dejar de fumar. Pensado para todas aquellas personas que, por problemas de desplazamiento, distancia geográfica o responsabilidades personales o laborales, no pueden ajustar sus horarios o acudir a las terapias que se ofrecen en los centros sanitarios.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es